viernes, 12 de febrero de 2016

CÓMO TRATAR CON DELINCUENTES VIOLENTOS Y CON GRUPOS DE ANTISOCIALES

Soy de la firme convicción de que la mayoría de las veces, una persona se encuentra con episodios de violencia, simplemente porque, de alguna forma los ha estado buscando, activa o pasivamente (en la acción o en el pensamiento).
Por otro lado, después de haber dado unas cuantos cursos de defensa personal al público en general, estoy convencido de que la mayoría de encuentros con personas violentas, pueden evitarse, simplemente evitando lugares, momentos y situaciones, evaluando de forma correcta el ambiente, manteniendo la intuición y evitando las trampas del orgullo que te dice "¡no hay derecho a que me traten así!".

Aún así, a veces la vida nos pone pruebas muy desagradables, momentos en los que las personas pacíficas se encuentran en territorio hostil, un terreno desconocido que provoca un miedo físico, visceral e intenso. 
En estas situaciones que suscitan una gran ansiedad, pocas personas están preparadas para tratar con personajes acostumbrados a intimidar, agredir y pisar los derechos de los demás sin el menor escrúpulo.
Yo mismo, llevo casi 20 años practicando mis ejercicios de meditación y kungfu en parques públicos, he tenido varios encuentros con esta clase de gente; yo los llamo "caras de rata" y "retardados", que describen respectivamente a los dos tipos de tipos. 
Los "cara de rata" son los sociópatas, suelen ser los líderes, los que apenas muestran miedo en su lenguaje corporal y los que llevan el mando a la hora de hacerse los graciosos e iniciar sus ataques. Los "retardados", son el grupo de seguidores que admiran o temen a los primeros y siguen sus fechorías, son el grupo de "borregos".
Estos suelen ir unidos en un grupo, raras veces me he encontrado solo con uno, y esas veces, era un "cara de rata".

Veamos como se define normalmente a estos sujetos:

Lista de rasgos del Sociópata
Egocentrismo; 
Dureza; 
Impulsividad; 
Poca conciencia; 
Sexualidad exagerada; 
Presumen en exceso; 
Les gusta el riesgo; 
Incapaces de resistir la tentación; 
Antagónicos, desprecian al sexo opuesto; 
Poco interés en formar vínculos

Lista de características del Trastorno Antisocial de Personalidad
1. Fracaso a la hora de adaptarse a las normas; 
2. Falso, mentiroso; 
3. Impulsivo, fracasa al hacer planes a largo plazo; 
4. Irritable, agresivo; 
5. Desconsideración por la seguridad de los demás; 
6. Irresponsabilidad constante; 
7. Falta de remordimientos cuando han hecho daño, robado o maltratado a otra persona 

Por cierto, la mayoría son hombres, aunque a menudo, hay seguidoras mujeres que siguen a estos sociópatas, habría que preguntarse el porqué de esta fascinación por los hombres violentos...
La experiencia y mi filosofía, me ha enseñado que es mejor evitar caer en provocaciones e irse. 
Si, puedes indignarte, etc...pero es inútil intentar enseñar una lección a estas personas.
En mi caso, ya desde la escuela fui el "tonto" al que esta gentuza acosa, viviendo en el miedo, en un infierno de intimidación...por tanto, no es extraño que más adelante tuviese tendencia a explotar....pero ahora, como maestro de kungfu, a menudo, me veo más que capaz de dar una lección pero prefiero no hacerlo. Las consecuencias de causar graves lesiones a otro, de tener que estar a la espera de represalias, de tener problemas con la justicia, etc...son mucho mayores que la "satisfacción" de aplastar al "matón".
Sin duda, las fuerzas de seguridad son las que deben tratar con estas bandas de delincuentes molestos, pero a menudo, la policía no aparece hasta que ya es tarde.
Otra cosa a tener en cuenta, si se encuentra en alguna de las situaciones que voy a relatar a continuación, es la cuestión de arriesgar la salud por una ofensa, o la de la legítima defensa, pues es bastante probable que a la hora de responder a un sociópata con agresividad, un tribunal lo vea más como una agresión que una cuestión de defensa propia.
Mi opinión personal es que en una situación al límite, de vida o muerte (que afortunadamente, no suele darse en nuestro país), la defensa nunca va a ser proporcionada, sino que tiene que ser lo suficientemente letal como para huir (asumiendo las consecuencias legales que puedan o no, producirse por ello).

¿Porqué escribo éste artículo?
Varias personas me han escrito, porque se encuentran en estas incómodas situaciones con grupos de personas antisociales:

-Tener vecinos en tu edificio que no solo no tienen consideración por los demás (ruidos por la noche, lanzar la basura al piso de abajo, amenazas e insultos cada vez que se los encuentran, etc...etc...
-Un grupo de hombres cerca de dónde vives o trabajas, la han tomado contigo, haces todo lo que puedes por evitar encontrártelos, pero cada vez te enfrentas a provocaciones, insultos e intimidación.

Aquí hay dos problemas:
*el líder del grupo o el sujeto que es más activo y agresivo suele ser un psicópata, o al menos, un TAP (trastorno antisocial de la personalidad). Ésta o estas personas, son los "gallitos", los que cada vez se van "creciendo" más al comprobar como comportándose así, cada vez son más temidos y consiguen lo que desean. Se caracterizan por dos cosas: 
-tienen poco miedo o ninguno (las amenazas no sirven, ni las intente)
-no tienen vergüenza ni consideración alguna por los derechos ajenos (se indignan diciendo que les tratas sin respeto, pero no entienden que ellos te han tratado peor primero)
*Dos, el grupo. Cuando hay varios hombres, a menudo bajo el efecto de algunas drogas, se refuerzan unos a otros, el valor que cada uno tiene a los ojos de su grupo depende de lo "duro" que sea uno. Suelen ser cobardes y bastante tontos.

Por tanto, mi consejo en el primer caso, el de los vecinos, es esta respuesta que no es quizá la que se espera; lo mejor es cambiar de domicilio. 
No sirve de mucho, por lo que he podido ver por casos reales, denunciar ante la ley.

En el segundo caso, lo mejor es ignorar las provocaciones e intentar evitarlos...de nada sirve hablar, tampoco entrar en una guerra desigual. A no ser que haya motivos serios, las denuncias no ayudan, mucho menos si son adolescentes menores de edad...es así de injusto.
Esto no quiere decir que no haya opciones para casos más extremos, las hay...pero las consecuencias son demasiado drásticas y acaban por ponerte en una situación peor de la que estabas.
Tenga en cuenta, que estas personas, con el paso del tiempo, acaban teniendo problemas, con la ley, con otros criminales, etc...y sus "seguidores retardados mentales", acaban entrando en el grupo de borregos social y dejando de ser basura molesta.