domingo, 27 de agosto de 2017

MÁTRIX: VISIÓN PROFUNDA DE LA PSICOPATÍA


El siguiente escrito está basado en extractos de una conversación con una mujer que prefiere permanecer en el anonimato. Agradecemos a nuestra amiga su permiso para su publicación. Hay una gran lucidez en sus reflexiones, esperamos que os sirva de ayuda, apreciados lectores:

Reflexiones sobre los Psicópatas

Tras haber tenido la experiencia con un psicópata, primero entiendes que esto en una "jungla urbana". Que nada de lo que te han contado (películas, canciones y más) es verdad. Que todo está retroalimentándose. Los psicópatas alimentan tu ego (al principio); es todo lo que la MENTE quiere. Y hay que tener especial cuidado con lo que la mente quiere. Porque no es nada más que EGO.

Los depredadores saben lo que necesitamos y nos ponen la miel en los labios.
Yo creo que lo más importante es QUERER VER. Me pasé como año y medio leyendo y sabiendo que existían pero había en mi cierta resistencia a creerlo de verdad. Y me tenía adormecida. Miedo. Miedo porque tengo un hijo y sentí cobardía en cómo presentarle el mundo.
Una vez que me dije: QUIERO VER y sacudí el miedo de un manotazo, es decir, que iba a por todas....toda la verdad se volcó sobre mi. VER. Pude ver a la verdadera especie que son. No hay nada, Están vacíos. Una especie muy, muy primaria, básica. Que necesitan alimento energético para sobrevivir. Solo hay ego. Solo hay: puro poder, control. El ego en su estado más puro. Y ellos como todas las especies han tenido que evolucionar. Y lo han hecho camuflándose, integrándose.
El ego ha creado todo lo que vemos a nuestro alrededor. Toda esta sociedad de consumo. Esta sociedad estúpida. Perdidos en nuestra mente.

Lo segundo por entender...es que la mente tiene que desaparecer. Es la mente la que ve, la que escucha, la que come, la que nos dirige.....es la mente la que a través de las sensaciones se engorda y dirige. Cuando llegas a entender esto, desde una inteligencia superior te ríes...de lo absurdo que es. Es la mente la que genera el problema. Siempre sentí una urgencia cuando las sensaciones venían a mi. Algo que había que satisfacer, solucionar de inmediato. Pero cuando te preguntas el por qué de esa urgencia, la urgencia se va. Y las sensaciones son lo que son. Solo el que observa, es quien ES.
¿Y cómo vivir en este Mátrix lleno de psicópatas (que son unos cuantos) caminando hacia la Iluminación? Pues en eso estoy….
Estando junto a mi ex pareja he sentido compasión por su especie, es una mierda vivir así. Pero es una compasión que no te baja las defensas. Sigues alerta.
Hay que seguir alerta!!! porque aunque esto sea una ilusión, es lo que estamos viviendo. Y porque nuestra luz no la podemos esconder. Yo debo tener además  un cartel luminoso sobre mi, que solo ellos pueden ver.....jajaja. Así que no me fío ni de mi sombra!.

Daniel, ss una alegría saber que personas como tú están ahí. No me siento tan sola, desamparada en este mundo tan hostil.
Necesitamos información y hay que abrir los ojos que vivimos drogados, adormecidos, en una mentira.

Viendo algunos dibujos y cuentos con mi hijo me doy cuenta de la gran información que contienen, la madre de Rapunzel, las madrastras, el que parece bueno que luego es un traidor....he ahí la realidad!.

Es una tarea muy complicada guiar a los niños buenos en esto. Mi hijo es pequeño pero desde hace tiempo le dije que no todos nacemos iguales, que no todos son como nosotros. Que hay buenos y no tan buenos. Y claro, de manera muy sutil , con tacto y cariño le pongo ejemplos de los niños con los que se rodea. Porque los niños psicópatas siguen naciendo. Y los hay. Yo los capto enseguida. Al igual que capto los que se integrarán y los que no, por mucho que sus padres (buenos) lo intenten. Tener un hijo psicópata sin saber de qué va este mundo (y aún sabiéndolo) es una pesadilla.
Y es que este mundo es un circo...
Estoy en el punto de esta pregunta: ¿hay algún problema con los animales que habitan la selva? ¿hay algún problema en la selva? Lo más normal es que contestemos que no. Los animales saben por instinto, un instinto más inteligente, más divino...quien es el depredador y quien no y viven en sus propios grupos. Hay un orden más establecido.
Entonces, ¿hay algún problema en la selva urbana? ¿con los humanos que la habitan? El único problema es el desconocimiento de que vivimos en una selva urbana, el desconocimiento del bien y del mal y el desconocimiento de que convivimos con otra especie depredadora. Si abriéramos los ojos, si pudiéramos detectarlos y permanecer con los nuestros.....no existiría el "problema". Aceptaríamos el mundo que nos rodea por LO QUE ES. ES LO QUE ES. No lo que a la mente le gustaría.

Vivimos en su hábitat. Es importante saber esto. No es el nuestro. Nosotros estamos hechos para volar...y ni siquiera en su propio hábitat que han construido son felices....Y aún así sobrevivimos a esta locura....mira la fuerza interna que tenemos.
Exacto. El asunto es que solemos proyectar en el otro nuestras carencias, fantasías, inseguridades.

Yo siempre veía a todo el mundo con suma alegría y bondad, tan contenta....necesitaba creer que había gente buena, en quien confiar después de vivir en un manicomio con una madre peor que mala y un padre acobardado que pisa por donde ella camina. Es una necesidad. Algo quizás inherente a la biología humana. Pero cuando lo haces frente, ya no tienes la necesidad. Ya no dependes de esa necesidad. Ya te da igual ver la verdad que tengas delante. Si es un psicópata...pues mira, uno más, bien saberlo. Si no lo es, pues mejor, genial.

En cuante a si hay más gente honesta que psicópatas...Estoy de acuerdo en que hay más gente "normal" que psicópatas (aunque de estos últimos hay bastantes). Que sean "honestos", lo dudo (aunque los hay), porque en la gran mayoría de personas no hay consciencia y aprenden a rajatabla dichos comportamientos y ni se lo plantean. Repiten y repiten. Al final siguen el mismo patrón y hacen daño. Solo donde la consciencia asoma, hay esperanza. Luego está el ego, la mente que hará todo lo posible por seguir en su ilusión....y le encanta sentir el control y el poder. Cuando en realidad no hay nada.

jueves, 10 de agosto de 2017

SECUACES Y MARIONETAS DEL PSICÓPATA


A estas alturas no voy a insistir en que hay un tipo de persona inútil, sucia y maliciosa, el Psicópata.
Hoy voy a hablar de una variedad de “borregos” que a veces, son aún más molestos.

El psicópata, sinónimo de “mala persona”, con frecuencia tiene aliados y tiene seguidores. Estos últimos son tan ridículos que, o bien, creen en la máscara que presenta el impostor, o bien son tan retardados que apoyan una causa sin conocer los hechos.
Aquí tenemos a las personas que están bajo el chapucero hechizo romántico-sexual del psicópata y que lo defienden en nombre de la gran excusa- chorrada “estar enamorado/a”.
También tenemos a quienes defienden al psicópata porque es lo politicamente correcto.  Esta clase de mongoloides han recibido un lavado de cerebro efectivo y no tienen ni el coraje ni la capacidad, ni siquiera la voluntad de pensar por si mismos.

No olvidemos a las organizaciones que, dirigidas por psicópatas y sus secuaces, reciben dinero del estado por defender una causa supuestamente justa. Aquí tenemos a los que se autoproclaman defensores de la igualdad, la democracia, etc...etc....(si queréis os lo traduzco, defensores del odio y del fanatismo)....en Catalunya tenemos un buen ejemplo en el estilo de pensamiento y acción tipo secta de los Independentistas (eufemismo para retratar al ultranacionalismo) o a organizaciones contra la violencia machista (que acaban convirtiéndose en una Inquisición neofascista del s.XXI).

El/la psicópata, cuando están integrados en la sociedad, son los hipócritas y mentirosos por excelencia, pero lo peor es que siempre hay personas, que ya sea por ignorancia o por conveniencia, están dispuestos a defender a esa gentuza....poco saben ellos que, detrás de las palabras bonitas o el discurso victimista, el/la psicópata se rie de ellos a sus espaldas.
Cuando estás en desacuerdo con sus opiniones y actitudes, los secuaces y marionetas de los psicópatas, te llamarán maltratador, retrógrado, machista, nazi o asqueroso....una prueba de que ellos mismos son unos nazis, egocéntricos, narcisistas y despótas, ya que no aceptan ninguna opinión que no sea la suya propia, o sea, no admiten la libertad de expresión y pensamiento. Las leyes solo sirven para tí, pero ellos están por encima.

Para descubrir en qué lado hay que posicionarse, primero hay que conocer los hechos objetivos....pero parece que todo el mundo está dispuesto a apoyar una causa si te la han vendido los medios, sin importar si hay algo de verdad en ella.

REPLICANTES PSICOPÁTICOS


Texto cortesía  de Miguel Angel Martínez sobre los psicópatas narcisistas pero con humor y un guiño a la película “Blade Runner” de R. Scott, inspirada a su vez en la obra de P. K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?

Espero que lo disfrutéis tanto como yo. Tras el texto, añado algunos comentarios.


Atención, replicantes sueltos
No es ciencia ficción, están aquí, se camuflan en todas las sociedades del planeta y en todas las clases sociales. Los últimos modelos en ambos sexos, serie NAR-Zyxis.m017, tienen aspecto atractivo, hablan bien y se mueven con gracia en los más variados ambientes. Sólo unos pocos humanos son capaces de detectarlos de forma temprana, protegerse y huir a tiempo ya que su encanto y su mirada psicodélica (reptiliana a decir de otros) subyugan y aturden el entendimiento, especialmente cuando usan el sexo (el poder político y económico también les entusiasma) como infalible recurso para invadirnos y doblegarnos. Buena parte de sus objetivos sucumben impotentes ante la portentosa gestión que hacen de nuestras debilidades y necesidades.

Su sofisticada programación les confiere el cuajo propio de los desalmados; sus sensores analizan, incorporan y encarnan con eficiencia utilitarista cualquier acción o emoción, cualquier pensamiento o sentimiento. Su peligrosidad radica en que son capaces de autoreprogramarse como si nada, en que están diseñados para depredar sin descanso almas escogidas, a ser posible con dinero, socialmente relevantes o con sustancia y energía suficientes para mantener sus constantes vitales. Se desconoce su origen pero son tan evolucionados que pueden replicarse con humanos y recrear ecosistemas que les sean propicios, ya sea en las relaciones interpersonales o en la política, donde proliferan.

Contra ellos no se conoce defensa eficaz alguna pero muestran comportamientos que permiten identificarlos: por ejemplo, se sabe que si se les contraría o no se les baila el agua, se ponen muy bordes, algunos hasta peligrosos; también se sabe que no pueden soñar (ni siquiera con ovejas eléctricas); tampoco desear nada que no puedan consumir o controlar; o también que cuando la situación les exige expresar sentimientos de tristeza o compasión se les nota un punto impostados, les falta depurar algunas líneas de código (de códigos morales no tienen ninguna). Se está investigando cómo algunos supervivientes de sus ataques han logrado la resiliencia y el humor necesario para neutralizarlos porque desactivarlos se antoja complicado.

      *********
Comentarios de Daniel Pérez:

Excelente descripción, a menudo, como suele suceder con los cuentos infantiles tradicionales, la esencia de la historia, la moraleja, se expresa mejor mediante la fantasía.
Sin duda, el psicópata es un personaje atemporal y común a todas sociedades. Ha existido siempre con distintos apelativos y tiene esa cualidad camaleónica que le permite adaptarse al ambiente para buscar a sus presas, como buen depredador.  Pero voy a desmitificar un poco a estos personajes, aparte de su temperamento “duro” de serie (nacen con un programa con poca respuesta ante el miedo y la ansiedad, además de una necesidad de estímulos y riesgo), el psicópata o usando las palabras de tu relato, el androide replicante, aprende a ser hipócrita, falso, mentiroso y maquiavélico….en otras palabras, su habilidad para detectar los puntos débiles de los demás, se aprende, tal como hacen los delincuentes profesionales cuando “se buscan la vida”. Su aparente gran capacidad de seducción también se aprende, como hacen los “gurús de la seducción”, su presencia en las relaciones de pareja es por cuestiones prácticas (sexo, sustento, apariencia y dominación), al igual que en la política o el mundo empresarial, donde los encontramos en mayor número debido a que es donde encuentran más oportunidades de conseguir poder. La famosa y misteriosa “mirada del psicópata” también se aprende, solo necesitas observar a alguien como si fuera un objeto, un objeto que solo tiene tres clases: útil, inútil o despreciable.
El psicópata aturde nuestro conocimiento porque no estamos acostumbrados a pensar que hay personas con necesidades y valores distintos, o sea,  el psicópata, totalmente amoral y libre de los “conflictos neuróticos” del resto de personas, nos parece fascinante. Pero solo es fascinante porque no lo conocemos….no sabemos qué es lo que les mueve. En cuanto sabes cómo son….el efecto es justo el contrario, empiezas a verlos como seres carentes de valor, cuya única cualidad respetable es que son seres vivos.

Los psicópatas son cuantitativa, no cualitativamente distintos al resto, o sea, todos los pequeños defectos, propensiones y desconsideraciones a los derechos de los demás que tenemos todos, los psicópatas los tienen en mayor número, intensidad y duración. Ellos lo saben, porque no padecen ningún trastorno que les impida entender y razonar, por eso lo ocultan. De ahí, que casi nunca se muestran en público tal y como son realmente.
El psicópata es un depredador de su propia especie (cosa inusual en el mundo animal), pero también es un depredador en el sentido amplio, usando un chiste de abogados: es trisexual, jode a personas, animales y cosas.

La metáfora del vampiro es muy acertada, el psicópata se alimenta de la energía de sus pobres víctimas, a las que parasita a conciencia, sin remordimientos y sin escrúpulos.

Su falta de vergüenza les permite cambiar de personaje cada vez que sea necesario, así puede que tu amigo se presente como un emprendedor de éxito y cuando las cosas van mal, te lo encuentras haciendo de coach de la seducción femenina o de repente se hace homosexual de la noche al día porque un tipo rico le paga todos los gastos, y él cada noche le hace una felación mientras planea cómo deshacerse de él….

En la última parte de tu relato “clavas” al personaje, totalmente cierto, así son. Pero si que hay defensa contra el psicópata, al fin y al cabo, no están hechos de hierro. Lo que ocurre es que no es recomendable entrar en guerra con ellos, además de ser una pérdida de tiempo, energía y recursos. Lo mejor es ignorarlos, ya que no soportan ser menospreciados o ninguneados, cosa que les recuerda la dura verdad de que son unos “don nadie”…y nadie quiere ver sus defectos…y el psicópata menos aún.

El psicópata es muy difícil de identificar, a no ser que hayas sufrido a uno anteriormente. La razón es que, aunque por mucho que intenten disimular o fingir, a veces se les escapen actitudes infantiles, caprichosas y crueles, al estar tan a la vista y ser tan poco coherentes con su disfraz habitual, la gente no les da importancia y prefieren creer en el papel o personaje que les han presentado.

Los supervivientes aprenden y se fortalecen, a menudo su evolución personal es meteórica tras la experiencia, desgraciadamente, también hay personas que quedan destruidas para siempre.

Por cierto, el psicópata si que sueña, pero la naturaleza de sus sueños  está teñida por sus experiencias, motivaciones y su mundo árido y despiadado.

El sentido del humor, saber relativizar las situaciones, tomarse a uno mismo con humor....no el sarcasmo o la ironía, es muy sano en un ser humano maduro. Como era de esperar, está ausente en el psicópata, que solo  conoce, usa y comprende el humor infantil y el sarcasmo, a menudo disfrutando de la desgracia ajena y del dolor del prójimo…así como sintiendo un entusiasmo especial tras engañar a sus allegados.

Así es el psicópata, un residuo orgánico, material de desecho biológico con el que tenemos que aprender a convivir.


jueves, 27 de julio de 2017

MENTIRAS 2ª Parte: LA PAREJA DEL PSICÓPATA


Por Daniel Pérez

En el anterior artículo hablaba sobre cómo miente el Psicópata a sus parejas, pero lo triste, ridículo y hasta estúpido es que ¡LA PAREJA O "VÍCTIMA" DEL PSICÓPATA TAMBIÉN ES UN MENTIROSO!
Si, antes de que muchos de los que leen mi blog se enfaden conmigo, (si se enfadan, es posible que sea porque he acertado en el clavo y eso no les gusta), voy a razonar un poco mi afirmación, que desde luego está bien sustentada por la casuística.
La pareja del Psicópata vive fuera de este mundo. Vive con un pie en el infierno, otro en purgatorio y la cabeza al revés. Por un lado sufre con la vida con su pareja, por otro lado padece una estado tal de confusión, que no sabe lo que es verdad y lo que no, además es testigo de cosas que no quiere ver porque le harían salir de su adicción delirante.

Se puede decir que el Psicópata ha hecho bien su trabajo inicial, ha "enamorado" o "enganchado" al otro....y ahora que lo tiene como a un burro detrás de la zanahoria, puede jugar con él/ella sin mucho esfuerzo.

La pareja dice que "ya no sabe qué pasa", "que lo está pasando muy mal, que se está volviendo loca"....en realidad, ya está un poco loca, por eso he dicho que vive fuera de este mundo, de lo contrario, ¿Quién aguantaría a una persona así?

La pareja te explica sus penurias, una vez yo me doy cuenta del juego sucio que hay detrás y le intento abrir los ojos, que me encuentro ¡Oh, sorpresa!, la persona toma dos actitudes:
1-Te dice que ya está harta, que cada día descubre nuevos engaños, abusos y chanchullos....pero que no puede dejar al Psicópata....o peor, dice que lo ha dejado, pero cada semana lo ve, habla con él, discute con él, busca pelear con él, o habla con sus amigos o le busca en las redes sociales...TODO, PORQUE NECESITA A UN MENTIROSO SIN ESCRÚPULOS.

Pero no se da cuenta de que el/ella. la "víctima" es participe de un juego para el que se necesitan dos personas, o sea. te dice que lo ha dejado o lo va a dejar....pero MIENTE.

2-Intenta excusar los comportamientos del Psicópata. por ejemplo, voy a usar varios casos reales:

"yo pensaba que mi marido trabajaba de 8 a 18h, pero al cabo de dos años, descubro que trabaja de 8 a 13h....lo descubrí y se lo dije, él dice que soy muy desconfiada, porque lo que hacía por las tardes es colaborar con una ONG, daba de comer a los pobres, pero no quería presumir, quería que fuera algo discreto", "Sabes que nunca te engañaría...."

"contraté a un detective privado para seguir a mi mujer, y me trajo unas fotos en las que aparece con un hombre paseando en Paris, también me trajo pruebas de que había pasado varias noches con otro hombre en un hotel.....cuando le mostré las pruebas, me dijo que lo sentía mucho, pero es que simplemente era un amigo que se acaba de separar y lo quiso consolar, además en el hotel durmieron en camas separadas..."

Lo realmente divertido, es que cuando le dices a esas personas que te pide tu opinión: "ese hombre es un cerdo, te está engañando como a una tonta" o "esa mujer es una ramera, es más falsa que Judas", todavía hay personas que dudan, o te dicen que no hay que juzgar a la gente o que todo el mundo se equivoca....
Entonces me pregunto, ¿PARA QUÉ ME PIDES MI OPINIÓN?

Desgraciadamente, algunas parejas de Psicópatas son MENTIROSAS, PORQUE SE ENGAÑAN A SI MISMAS, NO QUIERE CREER LAS EVIDENCIAS QUE TIENEN DELANTE DE LOS OJOS....y cuando alguien de fuera se las señala, prefieren inventarse otra mentira antes que enfrentarse al dolor de la verdad....QUE ES EL ÚNICO DOLOR QUE LAS PUEDE HACER LIBRES A FINAL.

Os voy a contar una anécdota real y muy divertida:
Un hombre descubrió que su novia se acostaba con un compañero de trabajo. Cuando se enfrentó a ella, ésta le respondió: "Qué mala persona eres!, estás haciendo el ridículo....como me voy a acostar con un hombre si cuando era pequeña un desconocido me enseñó su p---a y era tan grande y dura que se la tuve que chupar!"

Veis, amigos y amigas, la forma de mentir tan descarada e infantil....pues hay personas que aunque no puedan creerse estas mentiras, tampoco quieren dejar de creerlas....

MENTIRAS 1ª Parte: EL PSICÓPATA


Por Daniel Pérez

Por mucho que algunos nuevos gurús de la Neurociencia intenten hacernos creer que el Psicópata tiene fallos en ciertas zonas del cerebro que impiden un procesamiento y respuesta normal de informacíon emocional y de toma de decisiones, yo no encuentro estas justificaciones nada satisfactorias. Como mucho, el Psicópata es distinto, eso es todo.
El Psicópata, ya lo he repetido decenas de veces, es un mentiroso consumado. Es una persona que puede parecer compulsiva en sus mentiras...pero solo eso lo parece.
El/la Psicópata miente por distintas razones, pero todas están justificadas según su modo de ver la vida y a los demás.
Miente para quedar bien, miente para conseguir cosas, dinero o sexo, miente para dar pena, miente para justificar sus atropellos y a veces, miente porque le gusta jugar con las personas.

Así, cuando una persona me pide una consulta privada ya que duda si ha sido víctima o está siendo víctima de una relación con un/una Psicópata, cuando la respuesta es afirmativa, uno no puede dejar de sorprenderse de que la persona en cuestión no se dé cuenta de cómo le están tomando el pelo, del nivel de caradura y descaro con el que lo manipulan y de lo burdas y evidentes que son las mentiras del sospechoso.
Cuando uno mismo ha vivido mucho tiempo atrás esta situación, es fácil reconocer las inconsistencias, excusas, trampas, marrullería y juego sucio del Psicópata.
Lo que ocurre es que cuando has escuchado los testimonios de mucha gente (a menudo, muy similares), se te hace un poco pesado. Sobre todo cuando le dices a la persona que sufre, la que te ha pedido consejo, "haga usted lo que quiera, pero yo cortaría toda relación para siempre con ese/a personaje y lo haría con alevosía, a traición y sin despedirme...." y te mira con una mezcla de pena e incredulidad.
Después de escuchar las fechorías de esta gentuza, lo que me sorprende más es que muchas parejas del Psicópata aún lo defienden...o al menos, lo justifican.
Por ejemplo, te cuentan que su pareja decía que trabajaba cada día hasta las tarde, y al cabo de un par de años, por casualidad o no, descubren que nunca ha trabajado por las tardes! ¿qué es lo que hacía o dónde estaba?....sorpresa!
Otro caso, de repente han descubierto que el fin de semana en el que había ido a visitar a un familiar enfermo, estaba de vacaciones con una vecina del barrio.
Cuando le muestras a la persona lo flagrantes que son las mentiras de su pareja, siempre te salta con dos posibles respuestas:
1-Ya lo sé, pero es estoy enamorada/o, lo estoy pasando muy mal y no sé qué hacer...(parece ser que la excusa "enamorado/a" sirve para justificar cualquier cosa).
2-He hablado con el/ella y dice que tengo que apoyarle, que tiene problemas, no puede evitar mentir y que va a ir a terapia. O, es una persona que sufrió muchos abusos, su padre no lo quería, bla bla bla....
O quizás, no ha pasado nada, dice que solo ha sido un desliz, pero no hubo sexo....

Véis por dónde voy?  El/la Psicópata no tiene problema alguno para inventar una mentira que tape a otra mentira y además sabe que su pareja está tan enganchada que se lo va a tragar....y si no se lo traga, le importa una mierda.

martes, 27 de junio de 2017

PERSONALIDADES PELIGROSAS EN LAS ARTES MARCIALES: Por Federica Cossu y Daniel Pérez


Por Federica Cossu (criminóloga y experta en comportamiento no verbal) y Daniel Pérez (profesor de Chikung, Taichi, Kungfu, Acupuntor y experto en personalidades psicopáticas)

Exposición de la situación basada en la experiencia

Daniel Pérez
En más de 20 años metido en el mundo de la sanación, tradiciones de desarrollo espiritual y artes marciales, además de haber observado a practicantes y profesores, no solo de artes marciales tradicionales, sino también, deportes de combate, sanadores, terapeutas, instructores de Yoga, Chikung, gupos de Meditación...he podido constatar que al igual que ocurre en todos los ámbitos de la sociedad, hay personas que podríamos calificar de "ultra egocéntricas", "tóxicas", "manipuladoras", o simplemente, "sin escrúpulos", que actúan tras un disfraz de "instructores", "maestros", "gurús", etc...
De hecho, creo que debido a la naturaleza y la imagen que proyectan estas actividades, la proporción puede ser más elevada que en otras profesiones o actividades.
Hay varios factores que hacen que muchas personas poco de fíar se sientan atraídas por las artes marciales y los sistemas meditativos, por ejemplo:

Factor 1-En estas profesiones, las personas fraudulentas y los impostores encuentran grandes oportunidades de engañar a mucha gente, por dos razones:
La primera, es que muchas personas se sienten atraídas por estas prácticas porque tienen la idea de que les ayudará para ser personas más fuertes, sanas y seguras de si mismas (lo cual es cierto, si la tríada es correcta, o sea, si el arte, el profesor y el alumno son buenos). Los caraduras se aprovechan de las debilidades de algunas personas y algunos grupos sociales y por otro lado, fomentan la dependencia de sus seguidores haciéndoles sentir bien, mediante halagos, premios y promesas.
En la sociedad actual, que tanto valora la imagen externa, estos sujetos, saben que el "disfraz" o la "máscara" es esencial para engañar a los más inocentes, incautos o crédulos. En otras palabras, se inventan un curriculum y un personaje de "maestro" o "gurú" que hace que, muchas personas, los vean así. Al fin y al cabo, el público en general, si  no está iniciado en una disciplina que no conoce, como es lógico, le cuesta distinguir lo falso de lo real, ya que no tiene con qué comparar.
Por cierto, hoy día, como he comprobado en múltiples casos de psicópatas en el mundo empresarial, el mundo de la salud, etc...estos individuos hacen un uso muy hábil de internet y las redes sociales para crearse una historia y un personaje público falso, pero relativamente convincente...

Factor 2- Las mismas personas con un carácter problemático y narcisista, encuentran que las artes marciales y la meditación, pueden hacerles sentir importantes y poderosos, les gusta la sensación de fuerza y autoridad que conlleva.

Factor 3- En las artes marciales en particular, he observado que existen personas excelentes, pero también personas inmaduras y en algunos casos violentas. Los sujetos sádicos en concreto, suelen mostrar una afición por las armas, el combate y todo lo que tenga que ver, especialmente notable. Cuando estos tipos alcanzan ciertas cuotas de poder o reconocimiento en un grupo, ya lo tienen fácil para dar rienda suelta a su placer por dominar, controlar y causar sufrimiento a otros.
No hace falta mencionar nombres, tenemos desde el gurú que se aprovecha de sus seguidores para vivir la gran vida a su costa, a los que se autoproclaman maestros o "monjes" solo para hacerse famosos y tener poder sobre sus alumnos (a menudo, consiguen engañar también a otros profesores de artes marciales, aunque no a todos). Un par de casos famosos en España, son los del "falso monje Shaolin" que no solo era un impostor narcisista, sino un psicópata agresor sexual sádico y asesino en seríe. O el maestro de Kárate, que hacía de su escuela un lugar orgiástico para abusar sexualmente de varones y hembras. O el religioso, que usaba su congregación como una secta para, no solo realizar un lavado de cerebro eficaz, sino conseguir sexo, dinero y propiedades de sus acólitos.
O los que proclaman ser herederos de técnicas secretas que nadie puede comprobar que hayan venido de alguna parte, o los que consideran que solo por cuestiones de linaje, son depositarios únicos de enseñanzas que excluyen al resto, o personas que claman poseer poderes que solo compartirán  a cambio de ciertas condiciones, pero cuyos poderes nunca  se han podido probar.

Como vemos, si ya es triste que los psicópatas o, en términos que usa la gente de la calle, las "malas personas", actúen en todos los estratos sociales, es especialmente peligroso, cuando logran adquirir una cuota de influencia en áreas que se suponen que tienen que contribuir al desarrollo de cualidades positivas para la salud física, mental y emocional de la sociedad. A este respecto cabe mencionar que estas personas poseen características que los hacen muy hábiles para engañar a cualquiera, tal y como describe J.M. Pózueco: "El engaño, aunque sea inofensivo o a pequeña escala, forma parte de las interacciones cotidianas entre personas normales, pero ¿qué sucede cuando aparece en escena un psicópata? El resultado es catastrófico[...]" "estas personas tienden a percibir cualquier intercambio social como una oportunidad para parasitar...", su particular habilidad es el teatro [....] y todo ese espectáculo es el que nos engancha a ellos [....] al menos, hasta que los desenmascaramos" (Psicópatas Integrados: perfil psicológico y personalidad - 2010)”.

¿Cómo podemos detectar a estos impostores?
Aparte de la intuición, la respuesta no es fácil. Más abajo, Federica Cossu nos ofrece unas guías muy útiles. Como hemos dicho, cuando una persona neófita entra en contacto por primera vez con un arte, escuela o práctica, a menudo, no sabe cuál es el propósito, historia, filosofía, objetivos y beneficios que se esperan de esas actividades, y por consiguiente, es probable que tarde en desenmascarar a esos líderes de sectas, fanfarrones y delincuentes disfrazados de personas respetables.
Muchos de estos sujetos egocéntricos y falsos, son personas que tienen la extraordinaria habilidad de mentir, como veremos a continuación escrito por Federica Cossu. Por otro lado, pueden aprenderse su discurso de memoria y hablar de cosas como la compasión, el respeto, etc...pero ellos mismos no sienten compasión y respeto por nadie que no sea ellos mismos, en otras palabras, pueden sonreírte mientras piensan en cómo van a utilizarte o acabar contigo.
Con frecuencia, cuando alguno de ellos son descubiertos, cambian de ciudad o país y continúan en otro sitio. Otras veces, cambian de profesión, cambian de personaje y se inventan una historia nueva de lo que ha sido su trayectoria vital.
En este artículo, hablamos de personas que se han metido en este mundo con la mala voluntad de engañar o controlar a los demás.





Análisis de contenido práctico y no verbal
Por Federica Cossu (experta ACONVE*)

¿Por qué estos impostores consiguen la confianza de la gente?
Cuando las personas se acercan al mundo de las artes marciales en búsqueda de una guía espiritual y física, generalmente se encuentran en una condición de apertura y predisposición a escuchar al “Profesor o Maestro” que se les presenta, porque suponen (justamente) que se trata de alguien con mucha experiencia y equilibrio, capaz de transmitir su conocimiento para un mejor desarrollo personal emocional y físico. Esto hace que ya exista una base donde plantar las raíces (buenas o malas) para capturar la confianza del futuro alumno. A largo plazo, será tal profesor o maestro quien tendrá que ser suficientemente “bueno” y “líder”,  para que la persona que lo está siguiendo se quede. En este sentido, aparte de lo expuesto más arriba por Daniel Pérez, existe un problema poco conocido, muy estereotipado y sin embargo muy peligroso, que es el de las “Sectas” que, a menudo, se aprovechan de las filosofías de las artes marciales para operar secretamente y de manera desapercibida.

¿Los objetivos? Diferentes. Desde la búsqueda de dinero hasta la satisfacción del deseo de poder. Todo esto dentro de un contexto muy al límite de la legalidad (hablamos de gente profesional y experta en esto) que puede llegar hasta un contexto criminal (véase el falso monje Shaolin mencionado por Daniel Pérez).

¿Cómo podemos detectar a estos impostores?
Secta, del latín: secutus, a, um, de sequor (sequi= seguir, ir detrás de) o de sectus,a,um, seco (secare= cortar, separar).

Podemos resumir la descripción de una “secta” con las palabras de diferentes sociólogos y filósofos: << “La secta es una comunidad que renuncia a la universalidad […] es aristocrática, es una unión de personas calificadas en un sentido religioso [...] ( M.Weber 1864-1920)”; “[…] Las personas se separan del mundo, se limitan en pequeños grupos donde se instaura un orden fundado en leyes, normas y valores propios (Ernst Troeltsch 1865-1923)”.
A un nivel más sintético y actual, Giuseppe Ferrari describe las sectas como: “Una reunión de personas que siguen a un líder o una específica corriente religiosa/ filosófica y que se reconocen en una doctrina y unas praxis que se separan desde las doctrinas más difundidas e históricamente bien implantadas y reconocidas a nivel social y legal (Sette e religioni, N°1, Esd, p.11)”.

Vemos, por lo tanto, como el dinero o la religión no son las únicas motivaciones que impulsan la formación de una secta (o su intento).
Como hemos dicho anteriormente, el “Gurú” fácilmente encuentra terreno fértil dentro del contexto de las artes marciales (orientales o no) por sus potentes fundamentos filosóficos. La diferencia aquí, está en que esta persona se presenta como la única fuente conocedora que puede ayudarte y pasarte su conocimiento sólo si confías ciegamente en ella. Aquí encontramos el concepto de “Dogma”. Se intenta apagar el espíritu crítico para que no se cuestione la autoridad y el poder del líder. Generalmente son personas poderosas con una muy buena dialéctica y comunicación; un comportamiento gestual y emocional muy bien controlado (no reaccionan directamente a las provocaciones, por ejemplo, y son muy conscientes de sus movimientos); con mucha cultura general y específica del conocimiento que se quiere difundir, aunque esta última si se investiga a un nivel más profundo puede faltar (ojos y orejas expertas pueden detectarlo fácilmente). Todas estas características, en un contexto general llevarían a un caso de muy buena “inteligencia emocional” (saber controlarse y comunicar). Sin embargo, cuando entre medio hay dogmas, incongruencias, emociones negativas, aislamiento, leyes incuestionables, poder y autoridad estamos ante un contexto de “manipulación”. 

Podemos darnos cuenta que estamos ante un gurú o falso líder:
⦁ No confiando en los dogmas que nos presentan.
⦁ Si vemos que es una persona que no tiene raíces estables en ningún país y nos parece algo extraño.
⦁ Si buscamos fuentes externas que confirman o no sus palabras e ideas.
⦁ Si nuestro instinto nos dice que “hay algo” que no cuadra es mejor profundizar posibles incongruencias (es como una alarma de supervivencia, está bien escucharla)
Ha sido demostrado científicamente, que el instinto de supervivencia genera diferentes emociones en todos los seres vivientes y que la manera de expresarlas es compartida por la mayoría de seres vivos, inclusos los humanos. Paul Ekman nos habla de emociones básicas: tristeza, miedo, ira, alegría, sorpresa, asco, desprecio, que hoy en día tienen la función de ayudarnos no solo a sobrevivir para reproducir la especie, sino también a un nivel emocional y social. Todos expresamos facialmente más conscientemente o menos, nuestras emociones básicas y todos lo hacemos de la misma manera. Detectar las emociones expresadas por nuestro líder durante sus discursos, también puede ayudarnos a entender si merece nuestra confianza.

En seguida vamos a ver un caso experimentado en primera persona. Lo que fue genial para el estudio y la aplicación práctica de todo lo dicho anteriormente.

Análisis de un caso práctico:
Cuándo: hace unos meses
Quién: una persona que se presentó como Monje Shaolin, acompañado por otras personas, sus alumnos y acompañantes.
Hechos: después de un primer encuentro de presentación de “su” arte Shaolin, decidió dar clases gratuitas y abiertas a cualquier persona interesada, para “compartir su conocimiento”. Con otro amigo decidimos hacer la clase de prueba y por lo tanto participamos en un par de ellas. Yo personalmente solo en una y hablé dos o tres veces con los chicos de ese grupo. Durante la clase, aunque mis alarmas interiores ya se habían encendido varias veces a causa de algunas frases, ejercicios y situaciones que no me cuadraban, decidí callarlas. Después de la misma clase, mantuve una conversación con el “monje” de una media horita hablando en general de sus proyectos, su vida, etc. y todavía confiaba en su persona. Hablé con amigos y compañeros de trabajo de la experiencia y todavía intentaba darle confianza. Al cabo de un día y medio, empecé a escuchar mis alarmas interiores y me puse a buscar informaciones sobre este hombre, sus colaboradores y sobre este arte oriental para mi desconocido.
Al final de mis investigaciones, encontré muchas incongruencias, más varias denuncias y condenas penales en otros países por ser gurú de una secta.
¿Cuáles fueron las incongruencias que había que verificar?
1. Proclamarse ser monje Shaolin: su edad biológica no cuadraba con ese título tan difícil de obtener y sobretodo ya no existen monjes de esa generación;
2. No tener suficiente preparación física correspondiente con su supuesto título;
3. Tener hijos: los monjes Shaolin no pueden tener hijos;
4. Definirse completamente ciego: en otros videos donde aparece él, afirma de poder ver algo, sombras;
5. Los mismos videos de su canal youtube: no son éticamente congruentes (en cuanto a contenidos y calidad) con la filosofía oriental y profesional;
6. Se encontraron congruencias con la identidad de un gurú condenado en otro país
7. Emociones presentadas: una vez enfrentado sobre algunas incomprensiones comunicativas, el nivel de agresividad expresado fue incongruente con la reacción esperada (al respecto existen estudios y bibliografías sobre emoción presentada y emoción esperada).

Detectar un impostor en este caso, ha sido fácil porque jugaba con mi bagaje personal y de estudios de alguien que se dedica a esto. Esto no significa que sólo ojos y orejas expertas puedan darse cuenta. Es muy importante: informarse bien sobre la persona que nos proporciona su conocimiento y sobretodo sobre el conocimiento mismo que se nos proporciona. Comparar fuentes diferentes, y escuchar nuestro instinto en relación a un contexto determinado, es la clave para no caer fácilmente en un engaño, corriendo el riesgo de transformarnos en víctimas de la situación.

Emotions Revealed: Recognizing Faces and Feelings to Improve Communication and Emotional Life  (Times Books, 2003)
*www.aconve.org
*www.shaolinbcn.es
*https://juegosucio-psicopatia.blogspot.com

lunes, 29 de mayo de 2017

La fachada altruista del Psicópata integrado

Por Daniel Pérez

A menudo vemos a personas famosas que aparecen como abanderados de buenas causas y haciendo obras benéficas. También, hay personas de la calle que realizan labores altruistas.

Desde luego que todo esto es muy loable, pero el problema es cuando es un/una psicópata quien realiza estas acciones.

Podríais preguntar; ¿Qué tiene de malo que hagan algo por los demás?, ¿no es al fin y al cabo, la acción lo que importa?

Pues si, es mejor que estén haciendo algo bueno para los demás, que tocando las "pelotas", ahí no voy a discutir.

El problema no es la acción en si misma, que para el Psicópata no es más que otra herramienta. Si no, la intención que hay detrás y la estupidez del público en general a la hora de juzgar a una persona.

Pongamos a una persona famosa que lleva a cabo obras de caridad o colabora con organismos altruistas. Si tu ves a "fulanita" en la Tv o en Facebook realizando este tipo de evento o acción, ya das por hecho que es una "buena persona". Pero en el fondo NO CONOCES A ESA PERSONA, solo conoces una cara y solo te fías de unas fotos, un video, donde realiza una buena acción.

El Psicópata usa esas acciones para ganar en su proyección de una buena imagen social, una que, en realidad es incompatible, contrasta mucho con su verdadera forma de ser, pensar, sentir y con sus actitudes.

Cuando alguien le descubre, todos los borregos van a salir en su defensa, diciendo ¡Como va a ser un/una psicópata si colabora con la "Organización de ayuda a tal" o representa a la "Campaña internacional contra la violencia o el hambre"! o "Como puede ser una mala persona si es una madre que ha adoptado a tres niños pobres".

El Psicópata sabe qué es lo que conquista los corazones de la gente y también sabe que ES MEJOR APARENTAR QUE SER.

Lo mismo podríamos decir de los favores y las colaboraciones en causas justas que lleva a cabo el Psicópata Integrado de andar por casa, el que no es famoso. Lo hace, porque le sirve para proyectar una fachada social, una MÁSCARA de bondad, honestidad y respetabilidad, justamente lo que no tiene.

Por otro lado, el Psicópata casi nunca hace algo por nada, si alguna vez te hace un favor, ten por seguro que te va a recordar que estás en deuda con él/ella en el futuro. Ten por seguro también que todo el mundo se va a enterar de los favores que te ha hecho y de lo bueno que es y de lo desagradecido que tú eres.

A veces hay que mirar por debajo de la superficie y sin prejuicios, para ver lo que normalmente no vemos.
Tenemos que ver si una acción es sincera y desinteresada. Venga de quien venga.

miércoles, 24 de mayo de 2017

LOS BUENOS PROPÓSITOS Y PROMESAS DEL PSICÓPATA


Por Daniel Pérez

Cuando las cosas no le salen tal como esperaba, o quizá cuando tiene que enfrentarse a consecuencias legales, familiares, etc...el psicópata integrado siempre tiene excusas.
Las excusas siempre tienen que ver con alguna de estas tres razones:
1-Circunstancias. Son del tipo "me encontraba muy mal, no sabía qué hacer" o "la sociedad fomenta que pasen cosas como la mía"
2-Otras personas. Por ejemplo, "me han estado acosando/discriminando/ haciendo mobbing" o "siempre estáis en contra de mi, váis a por mi"
3-Fallos de carácter. Algo así como "Me he portado mal, porque no sabía lo qué hacía" o "soy una persona muy insegura, "lo intenti, pero nada me sale bien" o "soy demasiado sensible".

Pues bien, en general se trata de EXCUSAS. Justificaciones, como hacemos casi todos, para no responsabilizarnos de nuestros actos. La única diferencia, es que el Psicópata comete más tropelías, más fuertes, más continuas y menos justificadas, llevando en algunos casos a consecuencias y posibles castigos contundentes.

Cuando el Psicópata, ya sea adolescente, adulto, hombre, mujer, rico o pobre, tiene que defenderse en los tribunales, en mediaciones con psicólogos o ante su familia, no duda en utilizar estas excusas y añadir algo importante: PROMESAS DE RECTIFICACIÓN Y BUENOS PROPÓSITOS.

Las palabras y la actitud que usa en esos momentos son técnicamente correctas y convincentes, dando una buena impresión de INOCENCIA Y SINCERIDAD, puede llegar a admitir que ha hecho algo mal, que está arrepentido y que va a intentar con todas sus fuerzas comportarse bien.
Es fácil que casi todo el mundo le crea, porque a veces, el Psicópata de explicaciones maduras, sensatas y profundas. Por ejemplo, puede decir "lo siento mucho, necesito ayuda, me doy cuenta de que estoy haciendo daño y ya es hora de madurar" o "siempre he sido una persona problemática, pero quiero cambiar, necesito hacerme responsable de mi vida y trabajar para triunfar en la vida", o "no quiero hacer daño a mi familia y amigos, estoy dispuesto a hacer lo que se necesario a partir de ahora, sé que no será fácil, pero prometo que haré lo máximo".

Pues bien, todos estos loables propósitos de enmedar su conducta y actitudes, NO SIRVEN PARA NADA en estas personas. Puesto que NUNCA SE TRADUCEN EN HECHOS REALES.

El Psicópata o bien dice lo que queremos oír para "salvar su culo" o, en ocasiones, está siendo sincero, pero carece de la voluntad de pasar a la acción para cambiar o de refrenar sus instintos y caprichos para no cometer atropellos sobe los derechos de los demás.

En resumen, el Psicópata TIENE BUENOS PLANES Y PROPÓSITOS PERO NUNCA LOS LLEVA A CABO.

domingo, 14 de mayo de 2017

Daniel Pérez: Ejercicios para momentos de crisis

Si se encuentra en un momento de confusión y caos en relación a alguna persona de su entorno, quizá sea adecuado que lea este artículo y lo ponga en práctica (sin comentarlo con la persona con la que mantiene una relación conflictiva).

Lo ideal es que le ayude a sentir con mayor claridad qué es lo debe hacer con su vida y recupere la responsabilidad de su camino.

Haga clic en la imagen para ir al artículo:


martes, 28 de febrero de 2017

MINANDO TU AUTOESTIMA


He escogido publicar este excelente artículo de colaboración de Abel Taraborrelli, ya que describe de forma clara y precisa cómo actúa el/la psicópata en las relaciones íntimas, esperamos sirva de ayuda  para abrir los ojos a muchos:

 Minando tú autoestima.
A mi parecer la falta de autoestima es la puerta de entrada para cualquier psicópata, el quererse poco o ponerse siempre en último lugar hace que recurrentemente atraigamos a este tipo de personalidades que están ávidas de conocer y abusar de alguien así. Si además le sumamos otras vulnerabilidades como la soledad, depresión, inconformidad con mi vida o creer que para ser feliz necesito a otra persona que me muestre ese camino, esto hace que toleremos y aceptemos al psicópata en nuestra vida como alguien que posee errores pero que con el tiempo cambiará o aprenderá a ser mejor. El desconocimiento sobre estos seres extraños también hace su parte y lo terminamos por englobar en una normalidad de persona cuando es justamente lo contrario, es por eso que luchamos por entenderlo y comprenderlo, pero siempre nos chocamos con la frustración de no conseguir nada y caemos en un desgaste emocional peligroso para nuestras vidas.
El/ la  psicópata  ya vio que eres una persona con la autoestima erosionada, que te quieres y valoras poco y que estas más acostumbrada a perder que a ganar.
No le importan las causas por las cuales tu eres así, pero si ve el blanco perfecto para sacar provecho de tu persona por lo cual ira minando y erosionando aún más tu autoestima lesionada, poco a poco y gradualmente hasta que ya no poseas ni un mínimo de ella.
Como lo hace:
No reconocerá ningún logro o meta cumplida de tu parte, por el contrario, lo atribuirá a tu suerte, tu fortuna, tu destino o cualquier otra cosa que te haya llevado a cumplimentar el objetivo, pero nunca jamás a tu esfuerzo, dedicación o trabajo realizado de tu parte.
Se esforzará en que te sientas feo, apático, poca cosa, aburrido, todo esto producto del desprecio que prodiga de forma constante  (a veces camuflada) y hacia tu persona.
Dignidad cero: Se encargará de hacerte ver que no eres digno de su admiración y respeto, en el proceso puedes llegar a pedir perdón por cosas que no hiciste o fallos que no cometiste (o simplemente tapando ciertos abusos de su parte) con tal de no liarla aún más.
Los aliados del psicópata  refuerzan aún más la erosión de tu autoestima, como bien sabemos, los que están de su lado son generalmente personas manipuladas por el psicópata,  que vive contándoles barbaridades sobre ti, razón por la cual  ellos tendrán también  una mirada de desprecio para contigo y hasta muchas veces acusadora.
Confundirte respecto de tu persona:
Puede ponerte en un pedestal estando en público para luego en la intimidad hacerte sentir menos que un gusano.
Nunca sabes si te quiere, si le agradas o si eres importante para el o ella.
Te rebaja al punto de mendigar amor, respeto, cariño o simplemente que te tenga en cuenta.
Todo parece girar en torno a sus propios deseos y demandas, nunca a lo que tu desees o demandes.
Compites siempre con terceras personas por su atención.
Corta el dialogo contigo como forma de represalia.
Inicia una conversación, o pregunta algo y rápidamente la desvía o se distrae con otra cosa, haciéndote ver lo poco importante que es tu opinión.
Te hace ver que para él o ella tu opinión, sentimientos, tu palabra, tus decisiones, tus anhelos, tus emociones, no cuentan ni importan absolutamente nada.
Preferirá ante terceras personas darle la razón a cualquiera menos a ti.
Te dejara en ridículo o avergonzara ante otras personas (familiares, amigos, conocidos etc).
Te obligara a estar a la defensiva y en un stress constante.
No hace mención de ningún atributo o cosa buena tuya, salvo que le convenga por alguna razón, pero nunca lo hará de corazón o porque lo siente.
Ante terceras personas te deja como un ser pasivo y sin carácter.
Puede hacer comentarios ante otros del tipo sexual refiriéndose a la escasa frecuencia o tu pobre desempeño o falta de deseo, dejándote en un lugar más que incómodo y molesto.
Cuando le cuestionas si te quiere, te responde que eres muy sensible o que lo/a agobias y termina quejándose de tu inseguridad.
Hace caras o gestos de fastidio para contigo.
Si insistes en algo que no quedó claro te propone “cortar con ese temita” sin importarle su resolución o cómo te sientes.
Te amenaza de manera sutil o se victimiza con cosas tales como: "si haces esto atente a las consecuencias" o "después no vengas a pedirme perdón", o "eres muy cruel conmigo, me has herido".
Encuentra tus defectos y los remarca todo el tiempo o simplemente las expone ante terceros.
Puede referirse a ti como una persona muy buena, muy confiada, muy inocente, pero tu sabes que por lo bajo está tratando de mostrarles a todos que eres un perfecto idiota.
No considera ni respeta tus gustos y preferencias solo importan y valen los de el/ella.
Quejas y reproches constantes de prácticamente todo y donde siempre quedas mal parado.
No respeta tu espacio ni tus objetos personales, decide sobre ellos como que fueran de su propiedad.
Te culpabiliza de todas las peleas y discusiones, vas perdiendo la visión de lo que está bien y lo que está mal, normalizas hechos anormales aunque te hagan ruido en tu cabeza.
Vas perdiendo poco a poco tu capacidad de juicio y razonamiento ante los planteamientos del psicópata.
Tienes miedo a la próxima pelea, la ves cómo alguien que puede tomar represalias en tu contra.
Te conformas y resignas ante lo poco o casi nada que el/la psicópata  ofrece.
Dudas constantes sobre todo lo que viene del psicópata, pero aun así tú le promulgas una fidelidad sin igual.
Sientes miedo o incertidumbre sobre que actos o actitudes pueda tomar, sientes que no tienes control de nada.
Solo te pones bien si él o ella está bien.
Terminas viviendo por y para el psicópata.
Sientes que tu vida se derrumba si llegara a dejarte.
Tienes la percepción de que tu relación es ficticia pero no sabes bien a que atribuirlo.
Te esfuerzas en agradarle y mendigas atención de su parte.
El psicópata  ofrece todo a cuenta gotas y tu pareces conformarte con cada vez menos.
Luego de una pelea serás tú quien quiera recomponer la situación en la mayoría de los casos.
Tienes la percepción de que solo a ti te importa la relación que lleváis.
Ves que disfruta si algo te sale mal o cometes un error.
Hace propios los logros que conseguiste y son solo tuyos y donde él o ella jamás pusieron ningún esfuerzo o apoyo al respecto.
Busca salir airoso/a de ciertas  situaciones que la dejan mal parada/o mediante el humor, chistes o restándole importancia a tus reclamaciones.
Minimiza las cosas importantes y pone exagerada atención en las superficiales.
Quiebra o rompe pactos de pareja donde habéis llegado a un supuesto acuerdo (no revelar intimidades en público por ejemplo).
Te hace sentir en deuda constante con el /ella.
Denota mala gana o mala predisposición si te demandas algo, aunque él o ella demande mil veces más.
Si sabe que algo te fastidia o te hace saltar de bronca se encargara de repetirlo y pone énfasis en molestarte con eso.
El fantasma de su “ex” siempre sobrevuela la relación, marca lo malo o poco interesante que era dicho sujeto, esto hace que tú te esfuerces en diferenciarte de el para que el psicópata no tenga la misma opinión de ti.
A modo de reflexión podemos afirmar que el psicópata, como ser maligno y malintencionado que es, se valdrá de cualquier artimaña maliciosa para dejarte sin autoestima y así tomar el control total de la víctima a la cual está depredando. Tu autoestima erosionada le dejará libre el acceso a depredar y tomar el control total de tu vida y emociones. Por tal motivo es de vital importancia saber que nuestra autoestima debe ser sanada, aprender a priorizarnos y amarnos no es de egoístas (como muchos de nosotros alguna vez creímos). El sabernos como una persona y no un objeto de uso es el punto de partida, a mi parecer, cuando de sanar se trata. Aprender a darnos valor, aceptación tal cual somos, querernos y priorizarnos y sobre todo no permitir abuso de ninguna índole, poniendo límites y haciéndonos respetar,  tendrá como resultado dejar de ser un target o blanco para este tipo de personalidad abusiva y perniciosa.
Considero personalmente que recuperar nuestra autoestima es el punto de partida luego de pasar por cualquier relación toxica, llorar sobre la leche derramada no tiene mucho sentido y no nos llevará a una recuperación, si ya pasamos por uno de los peores traumas relacionales y tocamos fondo algún día, eso ya quedo atrás, hoy es hora de reinventarnos como una persona nueva, que volvió a nacer, ya pasamos por el lado oscuro ahora solo queda ver la luz.
FIN
Abel Taraborrelli