PSICÓPATAS Y SOCIÓPATAS

PSICÓPATAS Y SOCIÓPATAS
¡AVISO IMPORTANTE! CONTACTO, CONSEJO Y CONSULTAS:

*RESPONDO DE FORMA DESINTERESADA A TODAS LAS CONSULTAS, TESTIMONIOS, ETC...VÍA E-MAIL.

A PARTIR DE AHORA SOLO RESPONDERÉ A PERSONAS SERIAS QUE SE IDENTIFIQUEN.

LAS PERSONAS QUE QUIEREN CONSEJO POR TELÉFONO, SKYPE O EN PERSONA (GARANTIZO TOTAL PRIVACIDAD), DEBEN CUMPLIR 2 REQUISITOS:

1-ENVIARME UN E-MAIL EN EL QUE SE DECLARA QUE LA PERSONA INTERESADA ME PIDE CONSEJO (MI OPINIÓN SERÁ SUBJETIVA Y BASADA EN LOS HECHOS NARRADOS POR UNA PARTE), HACIENDO CONSTAR EL NOMBRE REAL Y DNI O Nª DE IDENTIFICACIÓN FISCAL..

2-SE ACEPTARÁ UNA PEQUEÑA DONACIÓN (DE OTRA FORMA, NO PUEDO DEDICARLE MÁS TIEMPO AL TEMA).




DANIEL PÉREZ

CONTACTO:
PARA CONTACTAR CON NOSOTROS, RECIBIR INFORMACIÓN SOBRE UNA CONSULTA PRIVADA O PARA EXPLICAR ALGUNA EXPERIENCIA (QUE MANTENEMOS DE NUESTROS ARCHIVOS PRIVADOS), PUEDEN ESCRIBIR A:

E-MAIL

NUEVO CORREO:

malicia-hostil@gmx.es

BASADO EN UNA PSICÓPATA REAL

BASADO EN UNA PSICÓPATA REAL


ESTE BLOG SE BASA EN MIS EXPERIENCIAS HABIENDO CONVIVIDO COMO PAREJA DE UNA PSICÓPATA REAL, EN FUENTES EXPERTAS Y EN CIENTOS DE CASOS QUE ME HAN PEDIDO CONSEJO. LA INFORMACIÓN QUE PRESENTO ES ÚNICA.



OBJETIVO DEL BLOG
Alertar de una amenaza seria para la salud emocional, financiera, e incluso física de todos, como individuos y como sociedad.
Hablamos de gente sin escrúpulos.
Informo con un lenguaje claro sobre cómo conocer un fenómeno que muchas personas se niegan a creer que existe, y en último término cómo salir del encuentro con un Psicópata o defenderse de él. Aunque se hablará también del Psicópata criminal, estos son la minoría, los Psicópatas integrados o cotidianos pueden llevar vidas aparentemente normales en todos los ámbitos de la sociedad y abusar de los demás de forma encubierta.
Me fundamento en una sólida base de conocimientos sobre el tema, recogid
a de numerosos cursos y de las obras de estudiosos de la Psicopatía y en mi experiencia personal, pero mis opiniones no son políticamente correctas, ni me importa.

domingo, 4 de septiembre de 2016

EL/LA PSICÓPATA CASI NUNCA SE MUESTRA SIN SU MÁSCARA




Por Daniel Pérez 


¿Porqué vengo repitiendo que es casi imposible identificar al Psicópata a nuestro alrededor?

El titular de este artículo es la razón.

El o la Psicópata casi nunca muestra cómo es realmente sin su disfraz social.

¿Porqué no quiere mostrarse tal y como es?

El Psicópata no es tonto y sabe que es lo que los demás en general, esperan de una persona en las relaciones cotidianas, dicho de otro manera, sabe cuáles son las normas sociales, las reglas del juego para la convivencia justa, responsable y considerada con los derechos de cada uno. Si, lo sabe, porque el Psicópata es una persona sin ningun problema mental que le impida entender y actuar a voluntad. Lo que ocurre es que el Psicópata es un tipo de persona distinta, y a este tipo de personas todas las normas sociales les importan una mierda, si se me permite ser un poco vulgar...

Entonces, el Psicópata, que a pesar de ser una persona bastante activa socialmente, es un introvertido en el fondo, tiene que usar un camuflaje de cara a los demás, que le haga parecer igual que el resto, porque de otra forma le sería muy difícil utilizar, manipular, parasitar y depredar a otros. Porque el Psicópata, es curioso, necesita a otros para vivir, los necesita como personajes accesorios en su propia película, para sentirse vivo, sentirse fuerte y matar su propio hastío, su propio aburrimiento debido a su vida de rata.

Después de estos años escribiendo sobre el Psicópata, no me malinterpretéis, no les tengo una antipatía especial, simplemente me parecen personas inútiles, patéticas, el nivel más bajo en la evolución humana. Tampoco siento pena por ellos, porque sé que son personas que pueden cambiar, por titánica que sea esta empresa,...pero no quieren ni les interesa.

Como se explica en el anterior artículo, del que soy co-autor junto a Eugenio Real, el Psicópata es una persona que en su fuero interno es sádica, desprecia a los demás seres humanos y desconfía de ellos, entiende las reglas del juego, pero no se puede poner en nuestro lugar para saber porqué actuamos de la forma en que la mayoría lo hacemos...además de carecer de la empatía para comprendernos, es esencial saber que carece de interés genuino en nadie que no sea él mismo, debido a su marcado narcisismo. Otra de sus señas de identidad es su personalidad histriónica, que precisamente es necesaria cuando quieres tratar con gente a la que desprecias pero no puedes evitar relacionarte con ellos porque necesitas engañar, dominar y destruirlos. De ahí sus rasgos de dramatismo, teatro, falsedad, exageración, fingimiento...

 

Aquí se plantea una cuestión importante si queremos proteger a la sociedad de estos sujetos, ¿entonces, no hay manera de descubrirlos antes de que sea tarde?

La respuesta es que no sé si la hay, pero al menos, no conozco a nadie que la haya puesto a prueba con éxito. Es muy, muy difícil detectar a un Psicópata a tiempo, pero no es imposible detectar sus actos a tiempo.

En otras palabras, El Psicópata, a primera vista puede llevar un disfraz de cualquier cosa, de ama de casa y madre abnegada, de profesional respetable y de aspecto impecable, de mujer maltratada por la vida, de hombre de éxito y fama, de chico con problemas de adaptación, de compañero de trabajo amable y cariñoso....

En este momento, aparte de la intuición, no hay manera de saberlo, mucho más cuando mucha gente, aún en la actualidad no sabe que existe el Psicópata, y si lo sabe, piensa que es un personaje como el típico maníaco homícida de las películas de Hollywood.

Cuando los problemas aparecen después de un tiempo, entonces, aunque no sepamos qué clase de persona y mentalidad tiene, si tenemos algo importante: LOS HECHOS. Los hechos no mienten, las opiniones, las excusas y las ideas, si.

Para dejar este punto más claro, usando un ejemplo gráfico y un poco absurdo, digamos que te encuentras a tu novia en la cama con el vecino. Tu novia se pone a llorar y te dice una de estas cosas: "es que no te comunicas conmigo, ya no me entiendes", "estoy avergonzada, yo no hago estas cosas", "el vecino me forzó, me sedujo", "estaba borracha, no sabía lo que hacía" o "la culpa es tuya", "sabes que estoy muy deprimida, estoy muy mal". Todo esto, si quieres detectar la conducta del Psicópata, es irrelevante, es un montón de mierda. Pero hay mucha gente que se traga las excusas, si estas van acompañadas de lágrimas y drama. Pero lo cierto, es que tu novia estaba en tu cama con el vecino.

Para que algunas feministas no se enfaden, aunque me da igual, vamos por otro ejemplo:

Ers una mujer sensible y comprensiva. Tu compañero en la empresa te pide un gran favor, tienes que ayudarle en secreto a terminar un proyecto importante que puede hacer que ascienda a un puesto alto y bien remunerado. Este hombre, lleva meses llevándote a casa en su coche tras trabajar, te sientes muy bien con él, hasta te ha confesado cosas muy íntimas porque te considera una gran persona. Te ha dicho que su hijo tiene cáncer, necesita costear su tratamiento y apenas puede dormir y rendir en el trabajo porque se pasa la noche cuidando de él. A pesar de lo fatigoso del trabajo, decides ayudarle, él te promete que está en deuda para toda la vida contigo.

Cuando vuelves de vacaciones, te encuentras que tu amigo ha presentado el proyecto en su nombre, ya no te acompaña a casa y además va diciendo por ahí que has intentado arruinar su trabajo. No solo eso, te enteras de que se ha pasado las vacaciones en un país tropical, y solo tiene una hija que vive con su ex mujer y de la que no se ocupa. Cuando le confrontas enfadada, te dice: "nadie te obligó a ayudarme", "yo nunca te dije que mi hijo tuviara cáncer", "eres un auténtica idiota", o "no seas pesada, no es para tanto, algún día te delvolveré el favor".

Una cosa son los hechos, otra cosa es la opinión o la interpretación que quieras hacer de ellos.

 

Pero antes de que sucedieran, en estos dos ejemplos, el Psicópata tenía dos disfraces, el de novia y el de compañero y amigo.

Vamos ahora, a la tercera posibilidad, ¿Existe algún momento es que el Psicópata salga a la calle sin la careta puesta, sin el personaje?

Pocas veces, pero si. Por lo menos yo he visto estos casos:

1-Cuando cree que nadie le observa o cuando la persona que le observa es indiferente para él/ella.

Es en ese momento en el que no tiene que fingir, bien por que no hay espectadores, o bien, porque hay algún transeunte anónimo que no pinta nada para él.

Por ejemplo, un chica vuelve a casa sola una noche, se le cruza un tipo, éste le dice algo obsceno, ella no le hace caso, él la mira con odio, hace un ademán de agredirle con la mano y le susurra: "puta asquerosa". Seguramente no lo habría hecho en otra situación.

2-Bajo un estrés abrumador o tras un shock repentino.

Por ejemplo, descubres que un simpático empleado que siempre está alardeando de lo honesto y buen trabajador que es, lleva tiempo robando fondos, tú y varias personas decidis tenderle una trampa y confrontarlo a los hechos, de repente, os mira con ojos de odio y dice "sois unos hijos de puta, a mi no me váis a joder".

Tienes una vecina muy agradable, siempre habláis y te explica sus problemas en el trabajo y con sus hijos. Te dice que eres un encanto por escucharla, los fines de semana te trae un poco de pastel que ha hecho ella. Un día, te lleva en coche a casa, cuando de repente, otra mujer pasa muy cerca con su coche y le rompe el retrovisor. De repente, oyes a tu vecina chillar "puta subnormal", coge el retrovisor que está colgando, lo arranca y se lo lanza a la otra conductora, que asustada, no se atreve a salir del coche.

3-Cuando ya está harto de fingir en la intimidad.

Esto sucede cuando su pareja ya le aburre, está buscando a otro/a, ya se ha cansado de destruir psicologicamente a la actual.

En estos casos, estos sujetos actúan de dos formas, con desprecio abierto, caprichos continuos, descalificaciones, ridiculizando y amenazando. Pero después salen a la calle y parecen una persona totalmente diferente, especialmente con ciertas personas son encantadores.

Eres testigo perplejo de dos personalidades distintas.

Otras veces, debido a su ensimismamiento, se callan durante horas con "cara de perro", como si les debieras algo, como si fueras muy aburrido o como si les hubieras ofendido.

Cuando se relacionan con otros, son todo lo contrario, son alegres, el alma de la fiesta.

4-Cuando su forma de ser encaja con la situación.

Esto es mucho más raro, pero está claro que el Psicópata en según que situación, puede mostrarse tal como es y hacer lo que le apetece porque no está tan mal visto. Por ejemplo, un torturador, un mafioso, etc...

5-Cuando le descubres o le hieres.

Cuando descubres a uno de estos tipejos, no suelen tomarlo bien, es de alguna forma, una de las pocas veces en que les interesa la opinión de otro que no sean ellos mismos.

Así, si finalmente, tras muchas dudas, confusión y penalidades, te enfrentas a ellos y le dices lo que sabes, es posible que monten en cólera. Verás en ese momento un odio puro, un odio que siempre ha estado, pero que ellos camuflaban para poder estar cerca.

El Psicópata, incluso cuando todo va bien, al principio de cualquier relación, y te dice tiernamente que te quiere, en realidad ya siente un profundo odio y desprecio por ti. Precisamente por eso, necesita ponerse la máscara, no sea que la víctima salga corriendo o responda de forma hostil.

Tengo un ejemplo real que ilustra este punto, vas paseando con tu mujer, ella siempre está haciendo mimos y carantoñas a los niños pequeños de sus conocidas, es muy sensible (según dice ella misma), siempre llora con las películas románticas. De repente, al doblar la calle, un niño pequeño de unos 3 o 4 años con una bicicleta de juguete choca contra su pierna, obviamente le ha dolido. De repente, en una décima de segundo, ves con horror que tu mujer mira con un odio asesino al niño, "puto niño de mierda" le oyes murmurar, está a punto de ¡soltarle un puñetazo!, al momento aparece la madre del niño corriendo y disculpándose....tu mujer, en una milésima de segundo, como un reflejo robótico, exhibe una sonrisa falsa a la madre y dice "no pasa nada, no pasa nada..."....continuáis el paseo, le miras todavía asombrado y preguntas "estás bien?"...ella te mira en silencio, con odio a ti también....

Vuelves a casa pensando, sin decir palabra, has visto a una persona distinta, malévola, rencorosa, falsa y sucia....tienes una sensación de desazón, perturbadora....sabes que en el fondo has visto a tu verdadera mujer...la que aparece de vez en cuando cuando se le cae el maquillaje...y es muy fea....¿quieres realmente saberlo o prefieres estar al lado del fantasma?

sábado, 20 de agosto de 2016

EL PSICÓPATA NO ES EL HIJO DEL DIABLO - Por Daniel Pérez y Eulogio Real


Por Daniel Pérez y Eulogio Real, Doctor en Psicología y jefe del proyecto MPLA de la Universidad de Santiago de Compostela.

Aquí comienza un artículo de colaboración entre yo mismo, Daniel Pérez, y Eulogio Real de la USC. En este escrito, vamos a presentar la otra cara de la moneda del Psicópata. Ya he escrito decenas de artículos sobre la conducta del psicópata, pero ahora, con el asesoramiento de Eugenio Real, vamos a tratar de asomarnos a la forma de ver el mundo desde el punto de vista del psicópata.

En el presente estudio general, el objetivo es desmitificar la figura del Psicópata mediante una visión global de su personalidad y forma de pensar.
Conocer su visión del mundo nos permite dejar de temer a este tipo de personas como a unos seres misteriosos, librarnos de ese miedo atávico a lo desconocido, a lo que es totalmente ajeno a nuestra experiencia normal.
En resumen, en mi blog he escrito muchísimo sobre cómo se comporta el Psicópata pero no porqué actúa así....

Primero, parece ser que el Psicópata cuando interactúa con una persona normal no entiende lo que hace desde nuestro punto de vista sino desde el suyo (carece de empatía para comprendernos). A la persona normal le pasa exactamente lo mismo, no podemos comprender porqué el Psicópata actúa como actúa desde su visión del mundo, sino solo desde nuestro punto de vista y nuestra experiencia.

En su forma de ser, él Psicópata tiene características de varios tipos de personalidad:
-Narcisista, porque es tremendamente egocéntrico, se ve superior a los demás
-Sádico, porque tiene un odio y una cólera persistentes hacia la gente
-Histriónico, es una persona teatral, falsa, infantil, con una gran verborrea y fanfarrón
-Antisocial, es violento en su intención de dañar pero a diferencia del TAP (Trastorno Antisocial de la personalidad) no necesita ser abiertamente violento. El Psicópata, a diferencia del TAP, odia que los demás (a quienes considera sus enemigos) sean felices, pero vivir en ese odio no le causa amargura, amargura que si siente el TAP, que está resentido con la gente y necesita delinquir
-Paranoide, el Psicópata cree que los todos pueden ser sus enemigos y que son perversos y piensan como él
-Evitativo, así es, parece raro y sorprendente pero el Psicópata es introvertido, está aislado, aunque eso no se manifiesta exteriormente, ya que lleva una máscara social de persona abierta, desenvuelto y extrovertido. En realidad, el Psicópata está solo, detesta a la gente y detesta usar una máscara, pero es la única forma que tiene de relacionarse....porque la paradoja es que necesita a los otros para vivir la película de su propia vida, para sentirse poderoso engañando y despreciando a los demás. Me gustaría añadir aquí que está es la razón por la cual nadie identifica al Psicópata hasta que es tarde, ya que nunca interactúa socialmente sin su disfraz, o sea, nunca vemos su personalidad real. Al psicópata le disgusta la interacción social, se siente más cómodo solo, porque en la soledad no tiene que fingir...pero es activo socialmente porque le encanta engañar a los demás, sentir el placer del desprecio a otros. El Psicópata no es como la persona con Trastorno de la personalidad Evitativo que sufre por su falta de autoestima, timidez y escasas habilidades sociales....el Psicópata es Evitativo porque desprecia a los demás y le gusta estar solo.

Recordemos que el Psicópata no padece enfermedad mental alguna, es algo similar a comparar dos televisores, uno LG y otro SONY,  que sean distintos no significa que uno esté roto.
No debemos temer al psicópata como si fuera un “ente maligno”, al conocer cómo siente y piensa, podemos desmitificarlo..lo único que hay que temer de él, son sus acciones (que si son peligrosas).
Siendo francos, el Psicópata es un “don nadie”...  pero es importante saber cómo es y cómo actúa.
Ante la gente, el Psicópata sólo aparenta, no sabemos quién es realmente, pero el Psicópata tampoco sabe porqué nosotros actuamos como lo hacemos...pero si que sabe que le conviene ponerse un disfraz para imitarnos.
Precisamente por eso decimos que es introvertido, actúa tras un disfraz y nunca muestra su personalidad.
Por su falta de empatía, el Psicópata siente un odio extremo por los demás, pero al carecer de sentimientos, no necesita luchar contra el conflicto interior que ese odio provocaría en una persona normal que también es capaz de amar, etc...
Resumiendo, el Psicópata nos conoce desde su punto de vista pero no desde el nuestro.
Se siente atacado continuamente por la sociedad, cree que todos piensan como él, cree tener razón siempre, y si no estás de acuerdo con él, eres su enemigo.
Es curioso, el Psicópata, un hombre o mujer depredador, malicioso, que no sirve para nada, se considera a sí mismo como una víctima y por ello odia a la sociedad.
El Psicópata no es un “demonio”, es solo un ser vacío, lleno de odio hacia los demás, son personas que no son conscientes de cómo sus acciones son vistas por nosotros. Son ciudadanos inútiles, de tercera clase, con un mundo muy limitado.
En palabras textuales de Eulogio Real, “el Psicópata ha nacido así, igual que otros nacen listos o altos...él es malo, está hecho para destruir...ha sido, es y será un cabronazo”.

Vaya panorama, no? Sin duda, se trata de un tipo de persona, cuya forma de pensar, sentir y ver el mundo no aporta beneficio alguno para el prójimo, más bien al contrario, su vida consiste en tocar las pelotas a quienes tienen la desgracia de relacionarse con ellos sin saber qué clase de basura son.


domingo, 24 de julio de 2016

EL ABSURDO NARCISISMO Y PREPOTENCIA DEL PSICÓPATA



Por Daniel Pérez

Aunque he sabido de casos de Psicópatas integrados inteligentes y con cultura, es más común encontrarse con los del montón.
El o la Psicópata a veces dan una imagen impecable a primera vista, muchos son simpáticos superficialmente, pero si los tratas durante un tiempo, más temprano que tarde, meten la pata estrepitosamente debido a sus dos señas de identidad:
Arrogancia y Verborrea


Así es, estas personas hablan mucho, y de tanto hablar, se delatan ante el ojo experto.
Hay dos grandes temas en sus conversaciones, yo y los demás. Se puede resumir así, yo soy la hostia, he vivido mucho, las cosas me han ido mal por culpa de las circunstancias, soy muy buena persona, etc...etc...
Los demás me han intentado fastidiar, me han hecho daño, pero no van a poder conmigo, la gente no se entera de nada, etc...


En cuanto a su arrogancia y prepotencia, ésta se manifiesta con unas actitudes de tener derechos que los demás no tienen, simplemente porque si. Estas personas se sienten especiales, sin importar que sean unos "don nadie" objetivamente, por ejemplo, se quedan sin trabajo y con problemas con la ley, pero hablando con ellos, te darán la impresión de que solo es una mala racha por culpa de otros.

Puede que te hable de unos planes ridículos, como "voy a escribir mis memorias, sé mucho de mucha gente y he tenido experiencias increíbles, me voy a hacer rico".

Puede que sean totalmente ignorantes sobre un tema, pero van a dar su opinión, a menudo quedando como unos auténticos "mongos", ante los que si saben de ese tema en cuestión, pero ello no parece importarles.


Estas personas tienen planes grandiosos, pero nunca llegan a llevarse a cabo, no parece que estén dispuestos a hacer grandes esfuerzos para un logro, pero esperan conseguirlo por su patética creencia en su talento inexistente.


Cuando hablan, la mitad de lo que dicen son invenciones, la otra mitad exageraciones.


Bastante a menudo, hacen afirmaciones contradictorias pero que si no eres una persona acostumbrada a escuchar a este tipo de gentuza, pasan desapercibidas.


Voy a dar varios ejemplos reales:


PSICÓPATA: Si, estoy en la cárcel por agresión sexual, pero es una injusticia, yo siempre he respetado a las mujeres y soy muy cariñoso, lo que pasa es que hubo una puta guarra que fue a la policía con el cuento.
PSICÓPATA: A ver, puede que haya engañado a algunas personas en mi vida...no te lo niego...pero ahora he cambiado, te lo juro por Dios, que te estoy diciendo la verdad.
PSICÓPATA: Estoy muy mal, como puedes pensar eso de mi, no estoy liada con otros hombres...lo que pasa es que mi hijo menor me apuntó a una red de contactos, pero yo no lo sabía...
PSICÓPATA: Siempre cuidando de los demás, no se puede ser bueno en esta vida, ahora te pones enfermo y me estás fastidiando las vacaciones, qué asco de persona eres!
PSICÓPATA: Sabes, apenas nos conocemos pero me siento muy bien contigo, te voy a contar algo que nunca cuento en la primera cita....
PSICÓPATA: De pequeña me abusaron sexualmente, un hombre entró en el ascensor y se exhibió....me quedé traumatizada porque la tenía muy grande y con la punta muy roja...

PSICÓPATA: Es todo un montaje policial, son mentiras...yo nunca he hecho daño a nadie....ese testigo es un mentiroso porque no estaba cuando le pegué un tiro al tipo...
PSICÓPATA: Qué celoso e inseguro eres! Me estás agobiando....yo no soy infiel! cómo me voy a acostar con ese tío bueno....además, no podía,  yo iba sin depilar...

PSICÓPATA: Como puedes pensar eso de mi, eres un maltratador celoso, cuando me acosté con ese negro solo fue porque a todas las mujeres nos gusta probar con un negro, eres un guarro...
PSICÓPATA: He pensado que voy a ser abogado y defender a los débiles, tengo talento para ello, voy a ganar un montón de pasta....a ver si me va bien y me paso un día de estos por la universidad
PSICÓPATA: Tú me acusas de mentir? Tú que sabrás, si eres un mentiroso.
PSICÓPATA: Odio a mi ex-marido. Era un maltratador y un pervertido sexual, cuando vivía con él me llegó a violar (sollozos)...me obligaba a tener muchos orgasmos...
PSICÓPATA: Zorra! lo haces todo mal....tengo mucha paciencia y soy pacífico, no me obligues a darte una hostia...
PSICÓPATA: Sabes lo que dicen de Juan, no se lo digas a nadie, entre tú y yo que somos amigas, se folla a la secretaria del jefe en el despacho, es un oportunista....a mi no me gustan los rumores pero es que se va a acabar propagando por toda la empresa...
PSICÓPATA: He dicho que vinieras al despacho hace 5 minutos, eres una inútil en tu trabajo, no te entiendo cuando hablas, !habla alto joder! ...con lo subnormal que eres y no te he echado del trabajo, soy demasiado bueno.....
PSICÓPATA: Soy una persona muy atractiva, pero no me gusta fanfarronear....
PSICÓPATA: Estoy pasando por una depresión, sabes lo qué es eso? ...por eso no puedo trabajar, pero necesito salir de fiesta cada noche...
PSICÓPATA: Sr. Juez; yo no le tenía manía al perro, lo que pasa es que el perro de esta señora se metió debajo de la rueda de mi coche, pero yo no lo atropellé...fue un accidente, lo que pasa es que la dueña del chucho me quiere sacar la pasta...
PSICÓPATA: Siento mucho haberle agredido, estoy muy arrepentido,...pero yo si que estoy jodido aquí en prisión y él pronto estará fuera del hospital haciendo lo que le da la gana....

PSICÓPATA: Mis padres se creen que son los jefes, siempre me están jodiendo con que haga las cosas y les deje dormir por las noches y que no les pida dinero, por eso la lío...porque me provocan...
PSICÓPATA: A mi me afectan mucho estas tragedias, por eso, en cuanto pasó aquello, me hice unos  selfies en el mismo sitio...


¿Podéis ver las contradicciones en estos extractos reales de conversaciones?

LA ÚNICA ACTUACIÓN POSIBLE: INTERVENCIÓN PRIMARIA DE 2 TIPOS


Por Daniel Pérez

Aunque haya gente que ante la evidencia que nos muestran los medios de comunicación a diario (por cierto, el tema de los medios es motivo de otro artículo), siga pensando que los timos, abusos, crímenes, etc....son obra de personas con taras, desequilibrados, etc.. lo cierto es que no hay pruebas concluyentes de que ciertas personas estén predestinadas al crimen porque tienen fallos, lesiones, o mal funcionamiento a nivel fisio-neurológico.

En pocas palabras, las posiciones extremistas del tipo "la sociedad lo ha hecho malo" o "está mal de la cabeza" no son lógicas ni solucionan nada.
Ni todo el mundo es bueno ni todo el mundo es malo....la mayoría están en medio.


Dicho esto, es muy poco lo que hay hoy día para tratar a Psicópatas, "tratamiento" es una palabra engañosa, ya que da la idea de que hay qué tratar algo, o sea, hay alguna psicopatología...y no es el caso. Se trata más bien de modificar los pensamientos, actitudes y sobre todo, moderar las conductas del Psicópata. Para que se entienda, hacerle ver que hay otras formas de hacer las cosas para conseguir lo que quiere que le son más ventajosas y le evitan la desaprobación social y los problemas.


Aunque hay personas que dicen haber tratado con éxito a estos sujetos, sobre todo con intervenciones cognitivo-conductuales, los estudios, hoy por hoy, muestran un panorama desolador.
El Psicópata es bastante intratable y su forma de ser bastante inmune a ser modificada.
Esto no quiere decir que no se siga investigando y que no se intente todo lo posible, que remedio!


Pero, con los Psicópatas hasta ahora nos encontramos con 4 situaciones generales:
-La mayoría pasan desapercibidos en medio de la población
-Los pocos que se tratan es por otros problemas, adicciones, agresividad, desánimo cuando las cosas no le salen como quiere, etc...
-Los psicólogos clínicos se encuentran 2 escollos; el psicópata no quiere colaborar en cambiar algo de si mismo y además, es molesto, problemático y perturbador.
-Los Psicópatas criminales que siguen los tratamientos comunes en prisión, por ejemplo, para la conducta violenta, EMPEORAN su comportamiento, no mejoran, por tanto el tratamiento con ellos es contraproducente.


Dicho esto, hay una esperanza en la INTERVENCIÓN PRIMARIA, esto es, en la edad infantil y juvenil, cuando esta forma de ser comienza a manifestarse. Es el único momento donde se puede, quizá no modificar, pero si moderar esta nefasta forma de ser.
Para esto, claro está, hace falta una DETECCIÓN precoz de las actitudes que son predictores de la Psicopatía, tanto internas (frialdad emocional, dureza, egocentrismo, manipulación...), como externas (obstinación, violencia, engaño, indisciplina repetitiva y grave, insensibilidad al castigo, etc...).


Para mi, una manera de reducir la Psicopatía en la Intervención primaria es a través de dos factores que se influyen mutuamente:
1-Detectar los signos en el niño e intentar modificarlos con supervisión profesional, disciplina consistente, intentando crear un vínculo emocional con los padres y potenciando las virtudes del niño a través de medios prosociales.


2-Detectar el estilo paterno de crianza, dicho de otro modo, si los padres no son cariñosos con sus bebés o tienen un estilo de vida antisocial, o son negligentes en los cuidados o en la disciplina a sus hijos, habría que orientarles...y en casos extremos quitarles la custodia de sus hijos.

ESTRÉS POST - TRAUMÁTICO TRAS LA CONVIVENCIA CON UN PSICÓPATA



Por Daniel Pérez

El caso de las relaciones con personas de la Tríada Oscura (Psicópatas, Narcisistas y Maquiavélicos) es del tipo "no puedo vivir sin ti pero tampoco contigo".
Por la experiencia sé que cuanto más ha durado la relación, más complicado es recuperarse una vez que eres libre (cuando debería ser más fácil).


Es posible que las personas sufran una especie de Síndrome de Estrés Post- Traumático complicado. Complicado porque, con frecuencia, las "víctimas" aún no saben muy bien qué diablos ha pasado.
Es bastante habitual que además se produzca una especie de Síndrome parecido al de una Adicción.
Es muy inquietante como el Psicópata crea esa especie de "Gancho psicopático".
Antes de enumerar algunos de los signos y síntomas que se aprecian con mayor frecuencia, debo decir que hay dos cosas que dificultan el proceso de superar la ruptura (recordemos, que una ruptura con una pareja así es un motivo de alegría):


1-La ignorancia del verdadero problema.
Desgraciadamente hay una serie de tópicos a nivel popular que no ayudan nada. La gente habla de lo que no tiene ni idea. Aquí no sirven tópicos como: "seguro que la otra parte también lo está pasando mal", "los dos tenéis culpa de que se acabe", "no es para tanto"....
El gran problema, el que, si podemos solucionar, resuelve el 50% del sufrimiento de golpe, es que la víctima no sabe porqué su ex se comporta así, no sabe que es un PSICÓPATA....y tampoco sabe que significa "Psicópata".
De ahí la gran desesperación, confusión, culpa, rabia y depresión.
Siendo franco, el ex Psicópata no está sintiendo ninguna pena por ti, al contrario, disfruta si llega a saber que lo pasas mal, de hecho, esa persona nunca tuvo ningún interés en tu felicidad, sino más bien en qué podías darle a él/ella. Es más, si acabas de pasar por el abandono de una persona así, puedes estar seguro de que ya hace tiempo que está con otra persona inocente y ya tiene una nueva relación.


2-La falta de medidas oportunas una vez identificado el problema.
Para mi estas medidas son muchas, pero se pueden resumir en: CONTACTO CERO, APOYO FAMILIAR/AMISTADES/PROFESIONAL (mejor si son psicólogos con experiencia en estos casos), ESTILO DE VIDA ACTIVO (cuidarse, hacer ejercicio, centrarse en aficiones, estudios interesantes, etc...)


Un medio de orden superior es la práctica de la Meditación, Chikung, Yoga que puede acelerar la recuperación de manera sorprendente...pero solo con un muy buen profesor, de lo contrario no ayudará mucho (buenos maestros hay pocos y hay que buscarlos).


Paso a enumerar algunos de los signos que aparecen tras la ruptura:
-Depresión, a veces puede llegar a ser grave, con ideación suicida.
-Ansiedad, incluyendo ataques de pánico diurnos y nocturnos.
-Falta de apetito
-Baja autoestima
-Obsesión, pensamientos que recuerdan detalles de la relación durante horas cada día
-Irritabilidad, a veces, puede llegar a ser rabia hostil
-Pensamientos de venganza
-Pesadillas frecuentes en las que aparece directamente o de forma simbólica el sujeto

Esto suele pasar con el tiempo, especialmente si se mantiene el contacto cero y se busca ayuda. Pero hay personas que no quieren soltar este peso, haciendo de este rencor el centro de su vida, su objetivo vital, en cierto modo se vuelven adictos a él. En estos casos, tristemente, se produce un cierto cambio de la personalidad, es triste y produce escalofríos pensar que algunas víctimas "adquieren" ciertos rasgos de dureza emocional, cinismo y egocentrismo que son similares a los de la Psicopatía.
Afortunadamente, este cambio no tiene porque ser estable, ya que son en cierto modo, reacciones defensivas, a no ser que la persona quiera.


miércoles, 6 de julio de 2016

ALGUNAS IDEAS PARA DISMINUIR EL AUMENTO DE PERSONAS CON UN “CARÁCTER AMORAL”


Por Daniel Pérez

Como vengo diciendo, todavía hay muchos que piensan que los psicólogos lo solucionan todo, que las personas con mala conducta o que causan problemas a otros necesitan un tratamiento, que seguro que son defectuosas de alguna manera.
Todo esto también lo sabe el Psicópata y otras personalidades con poca conciencia moral. Y se aprovechan de ello. Estas personas no son los ciudadanos típicos, neuróticos y estresados ...de hecho, son una minoría responsable de la mitad de fraudes, engaños y crímenes que se cometen en todas partes. En realidad, no son ellos los que necesitan ayuda, es el resto de la sociedad la que necesita ayuda!
Por ahora, no hay tratamiento efectivo para cambiar un poco la peculiar psicología de estos individuos, pero si sabemos 2 cosas que tienen que ver con la prevención primaria:

1-es necesario identificarlos temprano, o sea, detectar los signos tempranos de esta forma de ser y ver el mundo desde la niñez o la adolescencia

2-intervenir a esa edad para encauzar en lo posible a esa persona, y evitar, en lo posible que en la edad adulta se convierta en un personaje malicioso, puede que no sea un santo, pero al menos, que tenga cierta consideración hacia los demás

Qué pueden hacer padres (sobre todo) y educadores:

-Recompensar los valores prosociales,  por ejemplo, el esfuerzo, altruismo o generosidad. No reforzar cosas que no tienen mérito, la belleza o la inteligencia  (cosas con las que se nace), o sea, no reforzar el narcisismo o el egoísmo

-Menos reglas rígidas y forzadas. Más responsabilidad.

-Castigo. El castigo no es la mejor manera de educar, pero usado correctamente es un buen inhibidor del comportamiento si cumple 3 condiciones: debe ser inmediato, inevitable y con suficiente poder aversivo

-Enseñanza de unas reglas básicas de decencia. Respeto y consideración por los demás

-Promover la responsabilidad individual. Aquí los padres deben proporcionar: afecto, esfuerzo, disciplina correcta y actuar como un modelo adecuado. Aquí podríamos hablar del problema de muchos miembros de nuestra sociedad que no están capacitados moralmente para esta responsabilidad. Aunque suene políticamente incorrecto, la falta de una figura paterna en muchos hogares contribuye al desarrollo de tantos jóvenes con caracteres defectuosos.

-Honestidad social. Desde luego, la cultura y los medios actuales contribuyen a que la Psicopatía no sólo aumente, sino que sea el modelo deseable, el hombre moderno amoral, infantil y ultra egocéntrico.

jueves, 9 de junio de 2016

ENTREVISTA A DANIEL PÉREZ SOBRE LA CONDUCTA DEL PSICÓPATA

ENTREVISTA: LA CONDUCTA DEL  PSICÓPATA. Por L. Arrey

¿Podrías hacer una breve descripción de tus estudios y cuál y cómo has llegado hasta tu posición actual?
La mitad de mi vida me he dedicado al Chikung y Kungfu, esta es mi profesión, también soy Acupuntor. El interés por la Psicopatía me vino de una experiencia personal, después,  a través de varios cursos con un gran experto, Manuel Pozueco Romero, aprendí mucho sobre el tema, en los últimos 4 años mi blog sobre Psicópatas se ha hecho uno de los más importantes y poseo cientos de testimonios de víctimas de este tipo de gente. 
¿Qué crees que es lo que hizo que la población distinguiera el concepto de asesino del de psicópata? 
La población todavía no lo distingue, incluso entre psicólogos clínicos, sociólogos, psicólogos forenses y criminólogos hay variedad de opiniones y controversia. El estudio del sujeto que llamamos “Psicópata” ya tiene más de 200 años, en este tiempo se han usado varios términos, desde “idiota moral”,  o “manía sin delirio”...a “sociópata”  y “perverso”.  Asesino y psicópata son dos conceptos distintos, muchos asesinos no son psicópatas y la mayoría de psicópatas no son asesinos. La población normal todavía tiene dos creencias erróneas: 1- que el psicópata es un asesino. No es así, la mayoría viven entre nosotros sin llegar a matar, pero son igualmente peligrosos. 2-que el psicópata es un enfermo. Tampoco es así, el psicópata es una persona normal pero mucho más ególatra, manipuladora, narcisista y desconsiderada con los derechos de los demás que el resto.



¿Crees que la conducta del psicópata es siempre la misma, que siempre tiene las mismas características dependiendo de las causas que la ha provocado, o que dependiendo de la persona, actuará diferente que otra, aunque los desencadenantes sean iguales o similares?
La conducta del psicópata siempre es parecida pero no igual, el psicópata es un camaleón, se adapta al ambiente para engañar y conseguir lo que quiere. También depende de la inteligencia, posibilidades y cultura del sujeto. Nadie sabe las causas de la psicopatía, aunque hay gente que quiere darle más importancia a ciertos factores adjudicando una base de pseudo-ciencia a algo que no se ha probado ni es suficiente para explicar esta forma de ser. Solo sabemos que esta forma de ser tan tóxica para los demás, se desarrolla por un conjunto de factores; biológicos, ambientales, del desarrollo y de la propia dinámica psicológica del sujeto. No hay desencadenantes, el psicópata no es un enfermo mental.
¿A qué se enfrenta un psicópata delante del poder legislativo?
 El Psicópata, por suerte, en la mayoría de países desarrollados, es tratado como cualquier otra persona que cometa un delito, repito, no es ningún enfermo. Lo que si ocurre es, que a veces, algunos son muy hábiles en simular que están perturbados para no ir a prisión.

¿Es por falta de conocimiento y concienciación en la gente, el que los psicópatas ante el poder legislativo acaben en la cárcel y no en un centro psiquiátrico?
Estás confundiendo al verdadero enfermo mental que realmente puede tener una psicopatología con el psicópata, que NO es un enfermo y por tanto, no responde a ningún tratamiento (que por otra parte, como es lógico, no hace ningún efecto a alguien que no tiene ningún trastorno). El psicópata en un centro psiquiátrico, lo único que hace es causar problemas al personal y al resto de pacientes.

¿Es una realidad actual que los psicópatas en las cárceles no reciban tratamiento?
La mayoría de psicópatas no están en la cárcel, están en todas partes, son médicos, abogados, futbolistas, artistas, obreros, políticos, vendedores, delincuentes, amas de casa, etc..etc...solo los que cometen algún delito y son detenidos y condenados están en prisión...y aún así, poca gente sabe que son psicópatas. Por tanto, tu pregunta, aunque es comprensible ya que no conoces el tema, no tiene sentido.  Vuelvo a insistir, el Psicópata no es un trastornado, además pocas veces son detectados. Por último decirte, que en el caso de algunos psicópatas evaluados en prisión, varios estudios con criminales psicopáticos violentos que se sometieron a terapia, han dado un resultado inquietante; los Psicópatas empeoran con el tratamiento, reinciden más, lo cual quiere decir que solo se tratan para tener beneficios penitenciarios y para aprender a engañar mejor a los demás.

¿Crees que el tipo de seguimiento que llevan dentro de prisión es adecuado?
Es un error pensar que el Psicópata está en prisión! En prisión solo están un 5% de ellos, por decir algo. Criminal y Psicópata son cosas distintas, aunque a veces vayan juntas. Lo que si sería importante es la aplicación de programas de evaluación y seguimiento de criminales con rasgos de psicopatía, porque este tipo de criminales rara vez dejan de ser una amenaza para la sociedad. El problema es que no suele haber dinero, y a veces, intención de poner estos programas en práctica ya que requieren a un personal muy bien formado.

Las causas de la psicopatía, son o innatas, por anomalías al cerebro o a causa de traumas infantiles y carencias emocionales. Pero no todas las personas que han pasado por dificultades en su infancia en el ámbito familiar o en cualquier otro, serán psicópatas. ¿La personalidad psicopática podría suceder por un híbrido de los dos? ¿O por causas diferentes a estas?
Las causas de la psicopatía todavía no se conocen, para empezar, hay controversia sobre si la psicopatía es un trastorno o no, yo creo que no. Esas dos causas que mencionas influyen, pero no explican todo el conjunto de rasgos de personalidad y actitudes del psicópata. La mayoría de psicópatas no tienen anomalías ni lesiones cerebrales, muchos de ellos, han crecido en familias normales y cariñosas...La teoría más plausible, es que la Psicopatía se desarrolla a partir de un temperamento duro, insensible y audaz, combinado con una educación y afecto familiar poco consistente y cristalizado por una sociedad con valores desviados y un actitud psicológica depredadora que se va reforzando.  O sea, una combinación de factores múltiples.

¿Sería posible que una persona con un cerebro “correcto” y con una etapa infantil buena, se convierta en psicópata? Si es así, ¿en qué casos ocurriría?
 Es más difícil, pero es posible. Por ejemplo, se me ocurre este caso; un niño puede ser querido y tener un cerebro normal, pero si los padres no saben imponer una disciplina correcta y además, la cultura en la que vive refuerza el egoísmo y el hedonismo, poco a poco ese niño aprenderá a ser “más listo que los demás”, a usar “lo que sea necesario” para conseguir lo que quiere, si tiene éxito, esta identidad ira haciéndose más sólida, esa será su visión del mundo

¿En qué grupos organizarías las personalidades de los psicópatas?
En ninguno. Estas personas son normales, yo tuve una pareja así, tengo una tía así y he conocido a varios en mis actividades.  La única categoría arbitraria que se me ocurre es la de “no te fíes de las buenas intenciones de esta persona”. Si la pregunta es más “académica” (que no quiere decir más acertada), se suele decir que la psicopatía es parte de los TP (Trastornos de la Personalidad).


¿La esquizofrenia y la psicopatía son conceptos paralelos?
De ninguna manera. Nada que ver. La esquizofrenia si es un trastorno mental, que hay que tratar (aunque también hay polémica sobre cómo tratarla). La psicopatía, y siento repetirme, NO es ningún trastorno mental. El psicópata no tiene problemas cognitivos ni delirios ni pensamiento irracional, tampoco es un depresivo, neurótico o ansioso, no sufre ni es un inadaptado....el psicópata es NORMAL. El esquizofrénico, a menudo, está injustamente “estigmatizado” por su problema mental.


¿A qué otras enfermedades mentales puede estar ligada la psicopatía?
A ninguna. Otra cosa, es que el psicópata, como cualquier persona normal, puede tener algún problema mental, por ejemplo, adicción a las drogas, sadomasoquismo, etc....pero suele ser más fuerte mentalmente que la media de la gente.

Vi un documental de una niña psicópata adoptada, a la cual sus padres habían agredido sexualmente. Luego, ingresó en un centro especializado y se curó, al tiempo. Volvía a sentir y a tener la necesidad humana de relacionarse. ¿Crees que es una historia poco común?  ¿Qué factores crees que tendrían que intervenir para que sucediera este caso de recuperación?  Sabemos que en los primeros meses y años de vida, la falta de afecto por parte de los padres o el maltrato, puede destruir al niño. Por ejemplo, el “síndrome del apego”, esos niños, de adultos son incapaces de amar y son muy desagradables. Es una lástima. Pero hay 4 puntos importantes: 1- un niño puede ser psicópata en una familia normal 2-un niño puede comportarse como un psicópata por haber sido herido, pero no serlo...y por tanto, con mucha paciencia, puede volver a sentir vínculos con los demás 3-el psicópata no tiene ningún problema para relacionarse con los demás, simplemente no siente consideración ni afecto por nadie. 4-solo hay un momento, por lo que sabemos hasta ahora, en que la psicopatía se puede suavizar un poco, es en la niñez, antes de que la personalidad se forme completamente.

¿Cuál es el primer paso para el tratamiento y curación de la Psicopatía?
No hay curación para algo que no es una enfermedad. Si te refieres a rectificar un poco esta forma de ser, el primer paso es identificar los rasgos precursores de la psicopatía a temprana edad y hacer lo posible por animar al sujeto a llevar una vida más pro-social. En la edad adulta, el tratamiento es mantenerte alejado de esta gente, el problema es que uno no sabe quién es psicópata.

¿Cómo afecta a las familias del psicópata las acciones de este?
Imagínate, es una persona egoísta al máximo, mentirosa, marrullera, cruel, falsa y superficial....las consecuencias no suelen ser agradables.

¿Crees que el número de psicópatas aumenta o aumentará? ¿Por qué? ¿Qué harías para reducirlo?
Creo que aumenta, porque la sociedad moderna es psicopática, en otras palabras, la cultura, medios, etc...tienen valores propios de la psicopatía, por tanto, el psicópata es visto como un triunfador en muchos casos, admirado e imitado. De hecho, incluso en los gobiernos y en los puestos más altos del poder económico, se encuentran un porcentaje alto de los psicópatas. Para reducirlo, haría falta cambiar la educación, cultura popular e incluso, como dice un experto, “habría que dar permiso para ser padres”. La educación tendría que fomentar la inteligencia emocional y  respetar las necesidades y talentos individuales de cada niño, ya que hay niños que serán “poetas” y otros “guerreros”, no pueden hacer todos lo mismo. La cultura debería mostrar más ejemplos de solidaridad y compasión y menos violencia y bienes materiales...los padres deberían saber dar cariño y disciplina a sus hijos, y ser un ejemplo para ellos con su comportamiento.

miércoles, 8 de junio de 2016

EL HOMBRE MODERNO PSICOPÁTICO

 Por Daniel Pérez 

Venimos repitiendo que el Psicópata y otras personas tóxicas como Sádicos, Maquiavélicos, Narcisistas, Histriónicos, TAP (Antisociales o Sociópatas), etc…no son enfermos mentales sino personas normales. En otras palabras, estamos hablando del perfil psicológico de esta gente  (su forma de sentir, pensar, ser y relacionarse), no de un perfil psicopatológico que no existe.
Las Caracteropatías o Trastornos de la  Personalidad, son casi una epidemia, tanto que estas personas son, a veces, percibidas como ejemplos y modelos sociales!
Hay 3 problemas entre la población en general:
-mitos y estereotipos erróneos propiciados por los medios de comunicación sensacionalistas y por ciertos “expertos” que buscan notoriedad. Los llamados periodistas de investigación y psicólogos de TV,  entre otros…
-la creencia de que no hay personas “malas”, sino perturbadas….que traen fallos de serie en su cerebro o bien, que han sufrido abusos y privaciones.
-el tratamiento psicológico y psiquiátrico puede curar a estas personas.

Pues bien, TODO ESTO ES FALSO, NO TIENE BASE ALGUNA Y ADEMÁS, DEJA VULNERABLE E INDEFENSA A LA MAYORÍA DE PERSONAS DECENTES.
La verdad es que:
-mucho de lo que se explica en debates televisivos sobre crímenes que causan alarma social, etc…no suele ser la opinión de los verdaderos expertos que saben de lo que hablan.
-hay individuos con mucha maldad, lo queramos ver o no. No existe un gen defectuoso de la maldad, tampoco el agresor o el manipulador son fruto del ambiente….las personas forman su carácter a partir de múltiples factores, biológicos, ambientales y de su propia experiencia en interacción con el mundo.
-la Psiquiatría no debería meterse donde no pinta mucho, por ejemplo, en el mundo de la delincuencia. La Psicología Forense o Criminal tiene mucho que decir, pero precisamente y hasta hoy, no hay evidencia alguna de que el Psicópata y el resto de personas nocivas padezcan ningún tipo de trastorno, ni de que haya nada que curar, puesto que no puedes curar lo que no existe. Parece que hay dos opiniones sobre tratar a estos sujetos, si es que alguna vez acuden a un profesional:
1-buscar en su mente supuestos conflictos interiores (que no existen), usando tratamientos pasados de moda e ineficaces.
2-pensar en cómo deshacerse de estos pacientes que solo traen problemas, son unos liantes y vuelven loco o engañan al propio terapeuta.

Que el Psicópata integrado o con éxito sea admirado es terrible, porque es el ser humano más peligroso.
Todavía hay muchos conceptos pasados de moda. Si hace 100 años, muchas personas eran Neuróticos,  con complejos, traumas, defensas psicológicas, inhibiciones, conflictos inconscientes y culpa…hoy, es al revés, las personalidades psicopáticas:
-están libres de frenos éticos, morales
-no sufren de complejos, ansiedad, angustia, ni otros síntomas psiconeuróticos 
-no sienten culpa ni vergüenza por sus acciones
-son egocéntricos y solo buscan su propio placer
-son superficiales, no tienen vida interior, introspección ni intereses profundos
-son desinhibidos y tienen una conciencia subdesarrollada

lunes, 21 de marzo de 2016

VÍCTIMAS REALES FALSAS VÍCTIMAS Y AGRESORES



Por Daniel Pérez.


En este corto artículo no pretendo crear polémicas, ni dar carnaza a personas fanáticas que no aceptan opiniones distintas a las suyas, mi intención es hacer notar dos cosas que no se tienen en cuenta en la mayoría de tratamientos que se hacen en los medios de comunicación y asociaciones de ayuda, más interesadas en el lavado de cerebro, el poder y el dinero.


1-No siempre es posible saber quién es la víctima y quién es el agresor.
Digamos que hay casos claros, pero también hay casos en los que una parte es atacada pero acaba siendo acusada. Un ejemplo ilustrará esto con más claridad, digamos que una noche un matón la toma contigo, intentas escapar a la provocación, pero por desgracia no te es posible, comienza una pelea y en ella tienes la suerte de ganar y te vas del lugar. Pues bien, para la ley, el ciudadano que no se metía con nadie y que tuvo que arreglárselas para salir del paso, es un agresor, ya que ha causado lesiones a otra persona.
Aunque es bien cierto que el caso contrario es mucho más frecuente, o sea, personas violentas agrediendo a personas pacíficas, esto no quita que también pueda darse el caso mencionado.
Otro ejemplo, una pareja mal avenida, en una fuerte discusión ambos se insultan, lanzan objetos contra la pared y se empujan. Pues bien, una parte (lo más habitual es que sea la mujer) llama a la policía...al cabo de un rato el hombre es detenido como acusado de "violencia de género". La mujer es oficialmente, la víctima, a pesar de que puede haber sido solo la provocadora o iniciadora de una disputa.
De nuevo, hay muchos casos, desgraciadamente, donde la mujer es agredida por hombres violentos, una lacra contra la que debemos luchar.


2-Las víctimas reales no suelen divulgarlo, las falsas víctimas siempre quieren mostrarlo ante los demás.
Esto lo digo desde la experiencia de muchos testimonios que conozco. Cuando una persona es agredida, especialmente por personas de su entorno, pareja, familia, compañeros de trabajo, no suele ir pregonándolo por ahí, por varios motivos, uno de los cuales es la intensa verguenza que se siente, la humillación de tener que explicarlo...y a veces, el miedo. La persona que ha sufrido una agresión está en un estado de shock, de ansiedad.


Sin embargo, cuando una persona se presenta a la primera como víctima, intenta aparecer ante los demás como una pobre buena persona agredida usando todos los medios a su alcance, tenemos que actuar con cautela. ¿Es lógico que una persona haga un espectáculo de su propia desgracia? ¿qué tipo de reparación busca con esta actitud?
Es necesaria la exageración, el teatro y el crear a un enemigo monstruoso?


Para acabar, las cosas no siempre son lo que parecen, hace falta objetividad y es necesario no meter a todas las personas y situaciones en el mismo saco, ya que no todos somos iguales.
No es fácil diferenciar el verdadero sufrimiento de la queja y la farsa egoísta.

PSICOLOGÍA DE LA VIOLENCIA EN GRUPO


Por Daniel Pérez.

Es motivo de preocupación para las fuerzas del orden, el control de tanto las bandas de delincuentes, como las bandas criminales más duras. Pero además, en cualquier situación en la que se reúne un grupo numeroso de personas, por ejemplo, acontecimientos deportivos, eventos musicales, etc...es imprescindible manejar la situación de tal manera que unos pocos no acaben causando problemas.

Ahora mismo recuerdo el caso de una chica que fue secuestrada por un grupo de jóvenes, brutalmente golpeada, violada y abandonada hasta morir. Esto naturalmente, es un suceso extremo y poco usual, pero el hecho de que algunos de los detenidos por los hechos, simplemente no mostraran pesar, al contrario, admitieran haberlo "pasado bien" o que simplemente se les "había ido de las manos", es causa de desazón, rabia y lógica indignación.
Lo mismo ocurre a gran escala, con bandas de cualquier ideología (que al contrario de lo que la gente cree, es lo de menos), organizaciones criminales, hooligans, etc...

¿Qué tienen en común un grupo más o menos grande que se divierten intimidando y agrediendo a sus enemigos o, a veces, a víctimas inocentes?
Para mi hay dos fenómenos involucrados:

1-La presencia de personalidades psicopáticas y personalidades antisociales.
Claro está, que en un grupo no todos son psicópatas o antisociales, el lector seguro que se hace esta pregunta. Correcto, pero si suele haber un cabecilla o varios que los son. Son los líderes porque suscitan temor y el resto son los borregos que admiran el respeto de los líderes y quieren sentirse parte del grupo. El grupo les hace sentir importantes.

2-La psicología del grupo.
En cualquier grupo de personas, estructurado o espontáneo, en poco tiempo va a emerger un líder. Esto no es ni bueno ni malo, a veces, hace falta alguien que lleve al grupo a algún sitio, que tome decisiones. Lo más curioso, es que el resto son seguidores, no solo porque son demasiado vagos, mediocres, tímidos o miedosos (razones ciertas), además es mucho más cómodo ser seguidor porque no tienes que pensar, equivocarte, imponerte o decidir.
En resumen, prefieren ser segundones.
Además el grupo diluye la responsabilidad personal, es fácil cometer actos ilícitos escondido en el grupo.
Otra razón, es que la banda a menudo, forma un enemigo común al que hay que odiar y despreciar. Por ejemplo, el grupo racista odia a los negros, el grupo elitista odia a los mendigos, el grupo odia a cualquiera que sea diferente o que quiera pensar por si mismo, porque así matan dos pájaros de un tiro, primero eso odio cohesiona, sostiene al grupo y lo une, segundo, así uno se ve moralmente superior  a sus  víctimas.


Entonces, ¿Porqué la violencia en grupo no suscita la resistencia de algunos de sus miembros ante la injusticia y la crueldad de los actos? ¿Porqué todos son perpetradores, todos participan en ella?

A partir de las dos ideas anteriores, se desprenden muchas causas:

-El líder o líderes suelen ser muy dotados para ejercer la violencia de forma despiadada.
-Los seguidores son ratas, siguen al líder o líderes por miedo.
-Unos a otros refuerzan su violencia, al ejercer sus abusos, están en cierta manera, demostrando su valor ante los demás.
-El grupo, como he mencionado antes, es un escudo ante la propia responsabilidad, si lo otros lo hacen, es más fácil esconder tus acciones.
-El grupo fomenta una excusa para despreciar los derechos de los demás, la ideología, si es que hay alguna, es solo una justificación. Cuando la violencia no es por rencillas ni ideologías, se culpa a la víctima por provocarla.
-El grupo mantiene su identidad a partir de su idea de que ellos son mejores, por tanto sus víctimas no son personas, son basura, son nenazas,...o sea, son sus cabezas de turco.
-El grupo, sigue a los líderes más violentos, que a su vez ven reforzadas sus actitudes al conseguir poder y libertad por ello.
-Todos los miembros sienten una especie de protección en el grupo, además de cierto orgullo en el hecho de intimidar a los débiles o las personas pacíficas.
-La actividad violenta se ve como algo normal, parte del estilo de vida del grupo para perpetuarse.
-La conducta antisocial actúa, en cierto modo, como válvula de escape ante la tensión y la frustración de llevar una vida de confusión o sentirse un "don nadie".
-El grupo alivia la soledad y da cierto sentido a una vida de fracaso.
-Es más fácil meterse con los demás cuando hay alguien para respaldarte si las cosas no salen bien.

Por tanto, una muy buena idea para atacar a estos grupos violentos es destruir a la cabeza (es importante señalar que la fuerza de estos lideres es su falta de escrúpulos para la violencia, no su inteligencia). Esta es una labor que en un estado de derecho debería ser coordinada por las fuerzas de seguridad. Otra buena idea es hacer ver a los seguidores que pueden ser personas más valientes pensando por si mismos.