viernes, 15 de agosto de 2014

PSICOPATÍA,/SOCIOPATÍA Y NARCISISMO EN UNA SOCIEDAD PSICOPÁTICA


Por Daniel Pérez

Como vengo repitiendo, la Psicopatía no es una enfermedad, ni tampoco es algo ajeno a todos nosotros.
Por mucho que algunas personas se ofendan, todos podemos tener algún rasgo, pensamiento o actitud psicopática. Solo diferimos de esas personas a las que llamamos "Psicópatas" o "Sociópatas" o "Narcisistas" en tres cosas: la intensidad, duración y número de rasgos desagradables y peligrosos para el bienestar de los demás.
Es sorprendente como mucha gente hoy día utiliza el término "Psicópata" como una categoría que define a alguien "aparte", pero nadie se para a pensar en qué influencia tiene en esa persona el ambiente en el que ha crecido y madurado.
En otras palabras, en esta era del individualismo a ultranza y el narcisismo, el individuo es lo único que importa.
Pero, la realidad es que la sociedad e ideología actual, así como el modo de vida, el trabajo, la cultura comercial, son una gran "organización psicopática" ....y el Psicópata es en nuestra sociedad actual, un villano o un héroe.....o una persona normal.

Una de las causas de que los comportamientos psicopáticos abunden en la era moderna es la falta de valores y de espiritualidad. Esto ha llegado de mano de dos monstruos:
El Capitalismo y la Ciencia.
El "Cientificismo" imperante ha calado tan hondo que a menudo, las personas cuando quieren reafirmar algo, dicen: "esto esta comprobado científicamente" ....dicho de otro modo todo lo que no sean hechos fríos y asépticos, desprovistos de simbolismo, ética  y "subjetividad", se considera no científico, lo cual es sinónimo de tontería.  Pero la "Ciencia" es en si misma subjetiva, en otras palabras, está basada sobre premisas hipotéticas y como sabemos hoy día por la Física Cuántica, es tan parcial y subjetiva como puedan ser las creencias religiosas y los valores. Y he aquí, el gran problema, se ha sustituido a Dios por la Ciencia, la Ciencia es el nuevo DIOS, y para este nuevo Dios, lo importante son los resultados fríos y las estadísticas. La especulación filosófica y los principios no importan. Exactamente igual que un Psicópata.  Este nuevo Dios ha impregnado todas las áreas de nuestra cultura, la Medicina y la Psiquiatría son dos buenos ejemplos.

Así las cosas, todo se clasifica a partir de un criterio estadístico, todo lo que no hace la mayoría de gente, es una enfermedad,  aparecen patologías de todo tipo: síndrome de la mujer maltratada, onicofagia (morderse las uñas), síndrome de Peter Pan, etc...etc...clasificaciones que sirven para dos cosas: evitar la búsqueda del porqué del comportamiento y satisfacer el voraz apetito de las multinacionales farmacéuticas que estarán más que dispuestas a sacarse un nuevo fármaco de la manga para cada síndrome nuevo.
Para la Psicopatía, igual que la ciencia, lo que importa son los resultados y los medios para conseguirlos, ni importan los sentimientos subjetivos  ni los principios morales, que solo son obstáculos de los inútiles, débiles e ignorantes.
La Ciencia y la Psicopatía están en posesión de la Verdad Absoluta.
La Ciencia y la Psicopatía son una deshumanización razonada.
El monstruo del Capitalismo y el Consumismo ha convertido a la gran mayoría, no ya solo en esclavos del capital (de los poderosos)...más importante, los ha programado para sentirse bien siendo esclavos siempre y cuando puedan consumir los propios productos que fabrican. Esa programación ha ido directo a las necesidades más hedonistas, belleza, estatus, sexo y placer. Así la persona actual crece rodeada de estímulos y de creencias que modelan su propio sentido de existir: tener más, disfrutar más, estar mejor, ser más admirado... pero para tener todo eso hay que ganar dinero....para poder luego gastarlo y sentirte bien.
En esta sociedad se intenta hacer cada vez más tonto al trabajador, se le seduce para que consuma y consuma. Lo que importa es que satisfaga sus necesidades egoístas, las que vienen de serie y las que la sociedad le impone para ser una persona "decente".
La Ciencia y el Capitalismo intentan destruir el alma o el espíritu humano, hacer de las personas seres simples, tontos, egoístas, agresivos y narcisistas. 
Ya no es importante el bien  común, lo que importa es que YO me sienta bien y que cada cual espabile, es la ley de la jungla, la ley del más fuerte y del más listo.
No sin razón, algunos autores postulan que esta era es la "ERA DEL NARCISISMO".
En esta sociedad el Psicópata no es una anormalidad, es el prototipo del triunfador moderno.
Los medios de comunicación, el mundo empresarial, el mundo del deporte y la cultura están bien nutridos de psicópatas y narcisistas de éxito. También entre nuestros gobernantes.
Muchas personas de nuestro tiempo parecen seres espiritualmente vacíos, algunos incluso, parecen tener grandes déficits cognitivos, el pensamiento abstracto, simbólico, así como opinión crítica son muy deficientes. 
Muchas personas operan a un nivel mental de adolescente; son hedonistas, individualistas, hipernarcisistas (ven al resto de gente solo como un espejo de su propia existencia, por otro lado, vacía sin ese refuerzo narcisista), irresponsables, débiles (con poca tolerancia a la frustración), caprichosos, poco realistas, victimistas, vengativos, sin inquietudes profundas, se aburren con facilidad, sin capacidad crítica, infantiles, bajo el mandato de las modas, sin compromisos.....
La tecnología en la era de la información ha potenciado también el individualismo salvaje y la exhibición pública de nuestros "triunfos" (que esconden el fracaso en encontrar un sentido a la vida y el tremendo vacío existencial).
La Psicopatía pasa totalmente desapercibida, no solo por su gran capacidad de adaptación y engaño, si no porque en esencia, toda nuestra cultura es Psicopatía.
Los intentos de patologizar la Psicopatía, reduciéndola al individuo son otra muestra del control coercitivo de la ciencia y el capitalismo, se responsabiliza a la persona, se le busca un sustrato bio-fisio-patológico, se personaliza todo.....pero no se buscan los problemas sociales que han influido en esta forma de ser. Al igual que a la persona muy tímida, a la cual se le coloca la etiqueta de enfermo, se le medica, se le trata....

Pero la Psicopatía no es ningún trastorno mental, es una forma de ser que se manifiesta en lo social, o sea, el Psicópata manifiesta cómo es, cómo ve el mundo y cómo se relaciona con él, al entrar en contacto con otras personas. Por tanto, la proliferación de personas con esta forma de ser se debe también a la civilización en la que viven.
Dicho de otro modo, el Narcisismo y la Psicopatía son las mejores formas de vivir entre la tensión de la sociedad moderna y las condiciones sociales actuales animan el cultivo de la individualidad y la megalomanía. El éxito y el placer por encima de los valores humanos.
Para el Psicópata y el Narcisista, los demás son simplemente, objetos materiales para su satisfacción u obstáculos que deben eliminarse porque dificultan sus planes.
Si la definición de locura (que sigue siendo cambiante y controvertida) es la pérdida de contacto con la realidad de su contexto cultural, social y económico...entonces,  o el Psicópata es la persona más cuerda y sensata que existe, o bien, la sociedad está enferma.
Hoy día, curiosamente, las personas más sensibles, más inquietas, más profundas y más tolerantes son las "raras".
Resumiendo todo esto, quizá deberíamos preguntarnos si no está fallando algo en el proceso de socialización para que tantas personas muestren las características de la psicopatía.
¿Qué nos diferencia de, por ejemplo, una sociedad como la de Corea del Norte?, ...solo que aquella es una dictadura psicopática, la nuestra es una "Democracia" psicopática.

EL PSICÓPATA ES BÁSICAMENTE UN SER AMORAL Y UTILITARISTA, IGUAL QUE LA RELIGIÓN DE LA CIENCIA Y CONSUMISMO. AMBOS SON LA ANTÍTESIS DE LA UNIDAD Y DE LA ESPIRITUALIDAD.