lunes, 30 de junio de 2014

¿Tiene amigos el Psicópata?


Mucha de la inspiración para escribir mis artículos sobre el tema proviene de las preguntas que recibo por parte de personas que han sufrido en sus carnes a este personaje.

Una que me pareció interesante es la siguiente:

¿Tiene amigos el Psicópata?

Naturalmente, la respuesta es si.

¿Cómo es posible? se preguntarán muchos (la propia pregunta revela que no saben realmente quién es el psicópata).

Es posible porque como vengo repitiendo una y otra vez, el Psicópata es una persona normal y corriente, simplemente tiene unos rasgos negativos de personalidad más intensos que los demás y una forma de vivir especial.

Otra razón de que el Psicópata tenga amigos es que estos no saben que esa persona es psicópata o cualquier otro miembro de la Triada Oscura de la Personalidad. 

Sin embargo, vale la pena distinguir dos cosas; lo que dice el Psicópata y lo que ocurre realmente.

Por ejemplo, la mayoría de psicópatas son gente más bien extrovertida de cara a los demás (por más que en realidad, están ensimismados en ellos mismos, ya que solo tienen interés en sus propias necesidades).
Es habitual que el Psicópata integrado presuma de lo buena persona que es, de lo simpático y abierto que es y de cómo atrae a tantas personas. De cuantos favores hace a los demás y de cuantos amigos tiene en todas partes.

Pero eso es tan falso como ellos mismos, el Psicópata es amable y servicial de forma utilitaria, solo porque le conviene o porque quiere que los demás estén en deuda o se sientan moralmente obligados cuando sea necesaria su ayuda.

El Psicópata, hombre o mujer, conoce a mucha gente durante su vida, pero estas relaciones son casi siempre superficiales, no se trata de una amistad profunda basada en el cariño y el respeto mutuo. Si a este tipo de relación superflua y banal la llamas "amistad", entonces, el Psicópata tiene muchos amigos.

Pero la verdad es que tiene muy pocos amigos y suele tener bastantes detractores y algún que otro enemigo a muerte. Normalmente, muchas de sus "amistades" del pasado rehuyen de el/ella como de la peste.

Pero también ocurre que algunos de estos personajes poseen mayor autocontrol y una fachada social más perfeccionada. Estos psicópatas, tienen algunos amigos duraderos, y estos amigos no saben ni que el/ella es así ni tampoco qué es eso de la psicopatía.

Al contrario, estas pocas personas solo ven la cara amable del psicópata, por tanto lo van a defender a ultranza, ya que para ellos es una buena persona. Como mucho, algunos lo considerarán como una persona un poco caprichosa, problemática, con traumas o con mala suerte o que se deja llevar por los sentimientos.

El Psicópata cuida esas relaciones, siendo detallista, con regalos, o haciendo ver que tiene interés en los problemas de sus amigos, pero esto es solo por conveniencia, pues sabe, que tarde o temprano cuando alguno de sus tejemanejes salga mal, o como dice el Psicópata "cuando tenga mala suerte o algún cabrón me quiera fastidiar", tendrá a personas dispuestas a ayudarle o cubrirle las espaldas.

El Psicópata también se presentará ante sus amigos como una pobre víctima que necesita compasión y apoyo, un lugar para pasar unos días, dinero, o que sus amigos testifiquen a su favor en algún juicio.

Estos pocos amigos que tienen algunos psicópatas solo ven la "versión buena" de este, una versión cuidadosamente preparada, nunca imaginarían que el Psicópata tiene tanto interés en ellos como lo tiene en su ropa nueva o su coche.

El tener algún amigo también le sirve al Psicópata para que haya alguien que escucha sus interminables quejas e historias dramáticas de ficción y le hace sentir bien, alimentando su tremendo egocentrismo y narcisismo.

Por último, también le sirven para pasar el rato y divertirse.

Como venimos diciendo en este blog; "no hay peor ciego que quien no quiere ver". 

Daniel Pérez