miércoles, 4 de junio de 2014

PSICÓPATA: LA PERSONALIDAD ENERVANTE


El título de este artículo habla por si mismo y en mi opinión, basada en cientos de testimonios y mi propia experiencia, además de los conocimientos de verdaderos expertos en el tema (hoy día mucha gente habla de la psicopatía, pero pocos podrían decir exactamente quién lo es, porqué y dónde).

El psicópata es una persona ENERVANTE. No hay otro tipo de persona que pueda sacar de quicio a los demás como él, nadie te hace perder los nervios, ni te provoca tanto estrés. Nadie es capaz de llevarte a hacer cosas que uno cree que nunca haría.

A menudo, el Psicópata te confunde, te hace sentir mal, culpable, apático, resentido, violento, ninguneado y triste.

Pero, naturalmente, el Psicópata NO siempre se comporta así, solo lo hace en el momento justo y con las personas que él elije. Por eso mismo, con frecuencia, esa persona maliciosa, manipuladora, falsa y provocadora, esa persona que te lleva al agotamiento físico y psíquico, ese vampiro, esa persona que te lleva al límite de la locura, aparece ante terceras personas como una persona buena, simpática....y hasta como una víctima!

En ocasiones, hasta sus víctimas son los que parecen desequilibrados, violentos, maltratadores y locos.

El gran problema es que la gente que tiene que sufrirlos en la intimidad, en la distancia corta, no saben que se enfrentan a un Psicópata, tampoco saben que esta persona es un peligro muy real para su vida psíquica, económica, social...e incluso para su salud física!

Cuando lo descubren, suele ser ya tarde, al fin y al cabo, nadie sospecha que haya gente tan utilitaria, ni tan egoísta, ni tan malintencionada....sobre todo, nadie quiere creer que haya personas que hacen todo lo que hace el Psicópata habitualmente, una vez tras otra durante toda su vida, de forma planificada, sin remordimientos y con verdadero desprecio por las personas abusadas que van dejando atrás.

Sin embargo, gracias a mi blog y a algunas pocas fuentes de información certeras, cada vez hay más personas que están aprendiendo qué es lo que hay qué hacer y lo que no hay qué hacer para evitar al máximo el peligro de convivir, tener amistad, relaciones o negocios con esta gentuza.

Como decíamos, el Psicópata intenta volverte loco, hacerte dudar de ti mismo, enfermarte y hacerte "saltar"...pero todo esto no es inconsciente, no es fruto de una persona traumatizada o enferma, si no que es parte de un intento consciente de hacerte perder tu identidad, principios y destruir tu autoestima y tu salud mental. Al fin y al cabo, es más fácil aprovecharse de alguien cuya mente está debilitada y confundida.
Y como he dicho antes, el Psicópata no es así todo el tiempo, de vez en cuando, si está de buen humor o le conviene, será cariñoso o se disculpará contigo. Esto es porque si no sería difícil que nadie aguantara tal trato, de vez en cuando simulan tener sentimientos hacia ti, pero es solo una táctica para evitar riesgos en su juego, en realidad, aparte de excitación y desprecio, ellos no sienten absolutamente nada. Si hay un vínculo afectivo es solo de la víctima hacia ellos...y es precisamente ese vínculo o "enganche" lo que se debe romper para ganar la guerra contra el Psicópata.

Además, el Psicópata se muestra amable  con terceras personas, habla mal de ti a tu espalda de forma muy sutil, de manera que la víctima se encuentra cada vez más aislada.

Cuando la persona comienza a darse cuenta de que algo no va bien, aunque no sepa bien qué es, o quizá cuando comienza a rebelarse contra el abuso, se encuentra que casi todos aquellos en los que busca apoyo, la ven como una persona histérica, exagerada, con "los nervios fuera de si"...y así es, porque el Psicópata la mantiene al borde de una crisis nerviosa.

Unos cuantos consejos de mi cosecha para identificar que esa persona puede ser ENERVANTE:

1-Te hace sentir mal sin motivo.
2-No puedes razonar con ella, parece no tener interés alguno en ti (y no lo tiene).
3-Cuando intentas discutir o aclarar las cosas, acabas más confundido, con la impresión de que esa persona ha hablado "pero no ha dicho absolutamente nada relevante".
4-Te sientes al límite, con emociones que van desde el miedo hasta la rabia extrema.
5-Hay contradicciones entre lo que hace, lo que dice y lo que dice que hace.
6-Parece no importarle tu dolor.
7-Es superficial y da impresión de falsedad ante terceras personas.
8-Solo parece quejarse todo el tiempo, sus problemas son siempre por tu culpa y la culpa de otros.
9-Se muestra indiferente cuando debería estar cercana, inicia discusiones y te critica cuando estás tranquilo.
10- Es egoísta, superficial, banal e hipócrita.

Si una persona, de forma continuada cumple con alguna de las actitudes anteriores, ¡cuidado!...quizá no valga la pena mantener una relación estrecha con ella. Pero si una persona cumple con más de tres de estas actitudes habitualmente, ya puede largarse inmediatamente!...antes de que acabe con su salud.

Como vengo comentando desde hace poco a las personas que me envían sus testimonios, una vez conoces al Psicópata, sabes que es una persona mediocre, inútil e indigna, basura humana.

Cuando llegas a ese punto, es fácil encontrar una solución: fortalecer tu carácter, tener principios y dignidad. El Psicópata siente aversión por una persona así, porque sabe que esta conoce su verdadera cara, o al menos, aunque todavía no está seguro, desconfía del psicópata y lo ignora.
En otras palabras, puede intentar "ponerte de los nervios" pero pronto se da cuenta de que no te fías de él/ella y de que es considerado una persona de baja categoría, cosa que es cierta.
Y esto es lo que el Psicópata teme, la INDIFERENCIA y el DESPRECIO hacia su propia existencia de fracaso.

Las víctimas, a posteriori, no se dan cuenta, hasta que alguien como yo se lo menciona, de que esa persona (el Psicópata) era tonto y ridículo, vulgar y cómico....en medio de la crisis nerviosa inducida que fue su vida en común, no se enteraban de lo evidente que tenían delante de sus narices!

Que hará el Psicópata la próxima vez, con la nueva víctima: se quejará de que su familia lo trataba mal, que lo violaron de pequeño, que sus anteriores amantes estaban desequilibrados, que su exmarido era un maltratador, etc...etc...

El secreto de que estas mentiras le funcionen al principio, es que son tácticas tan tontas que nadie cree que alguien las pueda usar.

El Psicópata es más bien idiota, pero las personas le facilitan el trabajo al ser demasiado inocentes, de otra manera sería raro que pudiesen ganar.

Daniel Pérez