martes, 25 de diciembre de 2012

TESTIMONIO: PARÁSITO SIN ESCRÚPULOS

Este es un testimonio literal al que hemos cambiado unos pocos datos personales o iniciales. Por tanto, aunque el modo de comenzar, el curso y el final se repite en casi todos las relaciones con psicópatas y otros miembros de la tríada oscura de la personalidad, (y por tanto a alguien le podría parecer conocido), es solo una adaptación ficticia de una caso verdadero:




Sobre su página de Psicópatia




Estimado Daniel, mi nombre es P y soy socióloga,le escribo porque al igual que usted vengó saliendo de una relación muy dolorosa con alguien que pienso es el mejor retrato de la maldad, déjeme decirle que aún siendo profesional del área caí en las redes de alguien muy perverso y tuve que llevar una terapia para superarlo, aunque a ciencia cierta no se sí está se supera o se aprende a vivir con las heridas que dejan.


Ingrese a su página porque como nos pasa a la mayoría tratamos de buscar respuestas para comprender no sólo a estos subhumanos ya que como usted bien lo dice están dominados por el instinto,sino también para comprender porque siendo yo una muchacha tan joven con la posibilidad de elegir, pues era una mujer muy bonita, me termine casando con el peor de los hombres que pudieron haberme pretendido. El saldo de mi relación; dejó una bebe muy hermosa (que el ni siquiera visita cuando esta enferma aunque es médico) un proceso de divorcio por adulterio (seguro que por una de muchas mujeres), un proceso de pensión alimentaria (ya que aunque gana alrededor de $8000 dólares mensuales y conduce un Audi). me estaba dando $300 mensuales para mi y mi pequeña hija después de que nos botó de la casa y se quedó con absolutamente todo.


Como verá, tengo pocas dudas de que sea un auténtico psicópata integrado y el grueso de la historia es mucho más increíble, me gustaría algún día tener la oportunidad de compartirsela a las personas que como yo buscan respuestas. Otra razón por la cual le escribo es para felicitarlo por su página porque el lenguaje y la sencillez con que expone sus ideas dan la posibilidad de comprender la esencia del contenido de porque debemos apartarnos de esas ratas vacías y demoniacas.

Daniel, le contaré mi historia, sino es mucha molestia me gustaría saber su opinión al respecto y sería un honor para mi compartirla en su blog. Dejo a su criterio la forma en que la publicará ya que es densa.

Para que se entienda mejor el contexto, le cuento que provengo de una familia desintegrada, crecí junto a mi madre y mis dos hermanos varones, ambos muy caballeros y de corazón noble, no tuve padre ya que era alcohólico y nos abandono cuando yo era una bebé.

Conocí a este psicópata a mis 20 años ( tengo 31), yo era una muchacha muy bonita y entraba recién a estudiar en la universidad la carrera de psicología, era muchacha de clase media con algunas limitaciones económicas y básicamente estudiaba con una beca. El era un médico general con buenos ingresos económicos y todo un ardid de artillería para la conquista. Desde el vehículo que conducía hasta la forma de hablar y de vestirse eran perfectos, su modo el de un hombre comprensivo y muy leal, sumamente espléndido y detallista, no perdía oportunidad de invitarme a cenar, de llevarme una rosa o comprarme algo que supiera que me gustaba. Su único problema era que estaba casado y su esposa era una mujer "loca" que lo había manipulado para que se casara con ella y luego le había "metido" un embarazo para tratar de amarrarlo, el sufría amargamente (lágrimas incluidas) porque se había enamorado de mi y no podía estar conmigo por su "obligación" como hombre correcto que era. A los meses resulto que la mujer lo había demandado por violencia, se había llevado todo lo de la casa y le había pedido el divorcio, llevándose a la bebé que tenían con ella. Yo entonces me convertí en su "novia oficial", la que presentaba con todo orgullo en los círculos médicos y por la que movía cielo y tierra si lo necesitaba.

¿Cuando se quebró el sueño?

No se bien explicarlo, a veces cuando entrábamos en algún desacuerdo el se ponía violento y conducía de forma temeraria o si yo le hablaba me subía el volumen del radio; luego me dejaba en casa, no me contestaba mis llamadas durante horas y luego aparecía al día siguiente diciendo que se había dormido. Si yo montaba en cólera por su actitud grosera y descortés o peor aún si lloraba me decía cosas como " ay no! que pereza ya vas a empezar, yo me largo" acto seguido me dejaba llorando sola y empujaba la puerta, arrancaba el carro y se iba. Esto sucedió de novios muchas veces pero yo lo justificaba al pensar que tenía mal carácter. Además después de un evento de este tipo siempre venía el típico regalo caro o la invitación a cenar o cualquier otro truco.

A los años de relación a él se le ocurrió que fundáramos una empresa, la cual el financiaría, y yo pondría mi trabajo, sobra decirte que el tenía más acciones de la empresa (aplastante 60% y único poder de decisión, no me dejaba tener empleados hombres y siempre iba por mi para almorzar y luego para irnos para la casa en este punto ya estábamos casados).

Mi vida de matrimonio fue un infierno, vivíamos en un apartamento muy pequeño en la misma propiedad de los padres, y su madre es una auténtica psicópata que podría inclusive ser peor que el (la mujer vive de explotar muchachas jóvenes en salas de masajes) es una mujer prepotente, de un trato dominante y manipuladora patológica. Dicha mujer es la matriarca de la casa, su esposo un títere, y sus hijos la continuación de su maldad, sobra decir que no respetó mi matrimonio pues mi esposo vivía metido en la casa de sus padres y alababa frecuentemente lo bien que cocinaba su señora madre. Yo ilusamente por complacerlo trataba de buscar recetas similares y hacer lo que a él le agradaba sin embargo pocas veces conseguí apenas un halago.

Yo trabajaba intensamente para sacar además mi empresa a flote, era una bolsa de empleo y desgraciadamente habia iniciado la crisis económica mundial, él me reclamaba que no pasaba tiempo en la casa y también que la empresa no estaba produciendo "lo suficiente" sobra decirte que yo no tenía control sobre las cuentas bancarias, él lo manejaba absolutamente todo. Yo confiaba ciegamente en él.

En ese tiempo quedé embarazada y dejé la empresa, durante ese tiempo el se portó indiferente, algunas veces regular, me dejaba mucho sola y luego si salíamos, tenía que ser con sus padres, no teníamos una vida de pareja porque mis suegros siempre venían incluidos en el paquete. Como era de esperarse con semejante vida, me deprimí, mi hija tenía 3 meses y caí en una terrible depresión de la cual no pude precisar el motivo, no tenía ganas de levantarme, menos de atender a mi bebé, me había convertido en una mujer que yo nunca había sido. ¿Como actuó el al verme así? Fácil de adivinar, no contestaba el teléfono si mi amiga lo llamaba porque me veía muy mal, se iba para el gimnasio o me decía que yo necesitaba "pastillitas" (con esas palabras) me compró la caja de pastillas y siguió su vida como si nada

Para resumirte, el final en julio pasado al yo reclamarle que porque llegaba tan tarde a la casa y porque no contestaba mis llamadas, me contesto que estaba harto de la rutina y que estaba muy confundido porque no sabía que sentía por mi, fue entonces que ya no pude más, todo lo yo había pasado era porque en el fondo yo estúpidamente siempre creí en su bondad, en sus buenas intenciones, decidí tomar lo mínimo de la casa, mi hija y me marche. No hubo llamadas, todo lo contrario, me hablo por teléfono para decirme que ya para el todo había terminado, que él no sentía nada por mi y que no lo llamara para preguntarle donde estaba porque yo no tenía porque meterme en lo que no me importaba. Luego vino la restricción económica al máximo posible, y las desatenciones con las necesidades de mi hija. Llamaba a la muchacha del servicio doméstico para decirle que se acordará que él era quién le pagaba, en fin toda una parafernalia de estrategias para hacerme sufrir.

El día de hoy no le hablo del todo, las visitas de mi hija las coordina con mi madre, yo fundé mi propia empresa porque después de todo lo que había pasado, trato de convencerme de seguir con "los negocios" ya que nos producía dinero y además nos convenía. Le dije que si y luego seguí con lo mío.

Una vez que me separé de la piraña, decidi irme desligando de él poco a poco pero con tacto, ya que no me convenia que notara que lo habia descubierto; yo tenia dependencia economica de él y la empresa con la que yo generaba ingresos tambien estaba bajo su poder (como lo habia dispuesto desde el inicio) él controlaba economicamente mi vida por lo que empecé por facturar a nombre de otra empresa de un amigo y con el dinero que podía ganar fui armando desde cero la mia, mi ventaja era que yo era la cara ante mis clientes, como bien lo explicas en tu blog, él nunca trabajó y nunca se involucró en la parte intelectual por lo que los contratos y todos los documentos eran solo míos. Despues hable con un amigo que era curiosamente Juez de Familia y me recomendo un abogado excelente, empece entonces el proceso de recabar pruebas para lo de la pension alimentaria, ya que como te comenté al inicio el me daba muy poco dinero, logicamente para controlarme, además le pagaba directamente a la cuidadora de mi hija para estarla amenazando y probablemente para averiguar informacion de que estaba yo haciendo. Yo tenia que aguantarme las humillaciones con el dinero y hasta el hecho de que un día me dijera que se quedaba con la cédula jurídica de la sociedad y que me apañara con lo mío (ya lo habia previsto de antemano) asi que le dije que se la dejaba, que estaba bien. A ciencia cierta aún con sinceridad te digo no entiendo para que me jodia la vida si él era precisamente el que habia roto todo, pero bueno ya se que no debo buscarle lógica a lo ilógico.

Bueno una vez que logré recabar la prueba y despues de haberme traido en mi mudanza la contabilidad de la rata inmunda, presenté los papeles a la corte y no sabes la bendición, le impusieron una pensión provisional altísima y de no hacerlo va derechito para la cárcel, en otras palabras empiezo a ver la justicia. Me quedé con la empresa (que valga decir siempre fue mia, él solo ayudaba a gastar el dinero) y le impusé una pensión justa.


Te cuento de que me enteré después de meses de separada, resulta que después de la parte de la ruptura, de mis apuros economicos y mis líos en general, un dia mi madre se sentó a hablar conmigo y me contó una tremenda historia que jamas podria haberme imaginado, me contó que cuando yo tenia aproximadamente 4 meses de embarazo una mujer la contactó para decirle que ella andaba con mi esposo, que eran amantes desde antes de que yo me casara y que lo había conocido en consulta en donde él le habia dicho que él no me amaba pero que se veria en la obligación de casarse conmigo debido a que teniamos muchisimos años de novios y era una muestra de "caballerosidad" conmigo (me imagino que su caballerosidad consistia en que teniamos una empresa en la que yo era la que producía), la mujer sin embargo siguió con él, después de que nos casamos, iban al cine, a comer e inclusive fueron con mis suegros a escoger el AUDI que se compró, que belleza no! o sea toda la adorable familia sabia el asunto, y mi adorable familia tambien y lo encubrió. La mujer buscó a mi madre precisamente porque él la dejó para seguir con su "esposita", ella le rogó y el la trató como un perro (ella no entendía que una mujer que pierde a un hombre como ese, no sabe lo que GANA!), ella quería desesperadamente separarnos, pero no contaba con que mi querida madre y mis hermanos lo encubrirían y peor aín ni siquiera se comportaban indiferentes ante él. Como podia yo sospechar, el teatro estaba montado perfecto! Mi madre se justificó de mil formas del porqué lo habia hecho y en lugar de decirme las cosas fue a él al que le dijo que esa mujer lo habia buscado y ÉL sin mÁs ni mÁs simplemente lo admitió y le dijo que después se arreglaria conmigo, y mi madre tranquila, seguro me lo dijo por si acaso yo me llegaba a enterar. Que suerte la mía no?

En fin Daniel, yo hoy por hoy me he levantado, no tengo rencor hacia él porque es una persona a la que ni vale la pena depositarle algun tipo de sentimiento, no le hablaré mal a mi hija de él, porque él se encargará de arruinarlo todo, siempre será así con todo, un fracasado, lleno de rupturas, de deudas, de mentiras y de apariencias. Yo por mi parte aun puedo rehacer mi vida y con la experiencia que tengo, espero encontrar a un hombre que me ame y me de mi lugar porque dejame decirte que no abundan, aunque eso no me preocupa, vivo con mi hija y mi madre (a la que tampoco le guardo rencor aunque si me resintió mucho) y soy plenamente feliz porque ahora trabajo para mi, no espero quedarle bien a un patán que solo hizo que criticarme y además, ¿sabes? le debo algo muy importante, el haberme dado cuenta que soy fuerte, que nada me derriba facilmente y que después de ser picada por ese alacrán asqueroso y haber sobrevivido; volví a renacer.


Bueno Daniel, me alegra haberte conocido, siempre he pensado que Dios acomoda las cosas y el escribirte es como una terapia para mi, espero te sirva mi historia no solo por la parte dolorosa sino por la parte de liberación, porque muchas veces pensamos que no saldremos adelante y creo que es todo lo contrario. Saludos hasta España y espero sigamos en contacto.

P