lunes, 12 de marzo de 2012

RELACIONES CON PSICÓPATAS INTEGRADOS




En este nuevo artículo veremos tres puntos cruciales en lo que se refiere a las personas que han mantenido relaciones sentimentales con personas con personalidad psicopática y otras parecidas, narcisistas, histriónicas, límites, etc...
Especialmente, cuando la relación está acabada o recién terminada, lo cual, como podrán deducir a partir del resto de información ofrecida en este blog, es lo mejor que puede pasarle a la víctima.
Normalmente la relación acaba por dos motivos principales, en la mayoría de los casos el/la Psicópata se ha aburrido de su víctima, la ha exprimido hasta que no puede sacar mucho más o quizá la encuentra molesta. Otras veces, aunque sucede menos, es la víctima la que ya no puede más y con gran esfuerzo, consigue librarse de su relación enfermiza con el/a Psicópata.
Para más información interesante sobre el tema, puede ser de ayuda consultar los excelentes artículos del Psicólogo Hugo Marietán.
Los tres puntos son los siguientes:
1-El desconcertante y soprendente "enganche" emocional que la víctima tiene hacia su pareja psicopática.
2-La incomprensión que a menudo sufre cuando trata de explicar a los demás lo que ha vivido.
3-El "contacto cero" y la "resurrección" como una persona mejor.
**********************************************************
1- Aunque después de una relación larga con un nefasto personaje de esta calaña, su pareja sabe intuitivamente que algo no va bien, a menudo las víctimas somatizan este malestar en forma de dolor y dolencias físicas, y casi siempre están sumidas en un estado de ansiedad y estrés constante. Lo curioso es que las víctimas creen que han hecho algo mal o que el Psicópata es víctima de las circunstancias o de algún problema psicológico.
A veces tienen ganas de volver con él/ella, recordando momentos románticos y excitantes, que creen que no volverán a sentir con nadie. De hecho, muchas víctimas pasan por una fase de desconcierto total y mezcla de sentimientos, y llegan a pensar que el Psicópata era alguien único y especial, hasta tal punto están manipulados que recuerdan un buen momento entre mil momentos infernales.
Lo cierto es que esto juega a favor del Psicópata, quien nunca les ha querido, pero que disfruta sintiendo que tiene ese poder sobre los demás. Es bueno, que las personas en esta fase tengan acceso a información que pueda abrirles lo ojos para ver la situación, que desde fuera es fácil de observar con claridad, pero no lo és tanto cuando es uno mismo el que está en el centro de la acción.
El/la Psicópata solo siente desprecio y deleíte ante una expareja que todavía piensa en él o intenta voler con él. El problema es que la víctima realmente todavía no cree o no quiere creer que su expareja es profundamente carente de amor y compasión. Tampoco ve con claridad la incongruencia de las palabras y hechos en el Psicópata, que por cierto, meses más tarde, podrá ver tan meridianamente que no podrá evitar preguntarse cómo ha podido estar tan ciegos?.
2- Pasadas semanas y meses de la separación, y si afortunadamente no ha habido contactos con su abusador/a. la persona puede sentir la necesidad de hablar con alguien para aliviar su dolor. Esta es una fase normal, en la que quiere hablar de sus sentimientos mezclados de desesperación, rabia, desconcierto al sentirse engañado/a, etc...(también en algunos casos hay sentimentos de euforia por momentos). El problema es que, aunque con buena voluntad, algunas personas le darán consejos que le harán sentir estúpido/a, debido a que estas personas no acaban de entender lo que la víctima ha llegado a soportar. Como es lógico, la cuestión es que NADIE que no tenga una experiencia personal similar puede comprender que es lo que ha pasado esa persona ni con que clase de sujeto ha convivido. Tendemos a pensar que todo el mundo es más o menos igual, con los mismos deseos, sentimentos y problemas. No se nos ocurre imaginar que hay algunas personas que carecen casi totalmente de humanidad o bondad.
En otras palabras, la víctima se encuentra con que pocas personas le pueden comprender de verdad, aunque algunas intenten ayudarla, escuchándola compasivamente.
De nuevo, este es uno de los objetivos de este blog, sin duda, muchas personas al tener acceso a información sobre este tema de repente comprenden lo hasta entonces incomprensible: que su expareja es por naturaleza una mala persona. Este descubrimiento y el saber que otras personas han tenido experiencias similares con personas que comparten rasgos que ellos conocen muy bien por su propia experiencia, es algo profundamente terapéutico y sanador.
3- Es de suma importancia, una vez la relación ha terminado cortar los lazos (especialmente los mentales) con el/la Psicópata. Esto es lo que llamamos "contacto cero". Aunque al principio pueden existir impulsos para volver atrás, mezclados con ganas de venganza, cualquier contacto físico con estas personas es contraproducente, ya que solo puede servir para perpetuar la esclavitud de la víctima, que durante años ha sido incapaz de ver claramente la manipulación y la mentira psicopática.
Este consejo es importante: Recuerde, el Psicópata siempre la he estado engañando y a él/ella le importa muy poco lo que le suceda a usted. No espere nada bueno y no crea en palabras o demostraciones de arrepentimiento o promesas de cambio.
Por otro lado, aunque parece inevitable dejar de pensar en estos sujetos (esto es parte del sorprendente "enganche" que según me confirmó el Psicólogo Manuel Pozueco Romero, ejercen sobre sus víctimas), lo ideal es hablar con alguien que te comprenda e intentar apartar de la mente los recuerdos e ideas que aparecen obsesivamente sobre ellos, casi como una adicción.
En cuanto a la "Resurrección", utilizo este término para explicar cual es el resultado de dejar atrás de forma correcta al Psicópata. Una vida nueva con más salud, vitalidad, calma, alegría y fortaleza. Una gran sensación de libertad. No olvidemos que el/la Psicópta es un vampiro, estar a su lado es pernicioso.
En definitiva, llega un momento en que finalmente el /la Psicópata dejan de tener importancia y puedes verlos con distancia y desapego tal como son: aburridos, simples, vulgares, farsantes, maliciosos e inútiles. En ese momento, la victoria es suya, el Psicópata es algo indigno de su atención. Para el Psicópata todo es un juego, cuando usted consigue romper el vínculo o "enganche", ha ganado la batalla.

Daniel Pérez