domingo, 4 de septiembre de 2016

EL/LA PSICÓPATA CASI NUNCA SE MUESTRA SIN SU MÁSCARA



Por Daniel Pérez 


¿Porqué vengo repitiendo que es casi imposible identificar al Psicópata a nuestro alrededor?

El titular de este artículo es la razón.

El o la Psicópata casi nunca muestra cómo es realmente sin su disfraz social.

¿Porqué no quiere mostrarse tal y como es?

El Psicópata no es tonto y sabe que es lo que los demás en general, esperan de una persona en las relaciones cotidianas, dicho de otro manera, sabe cuáles son las normas sociales, las reglas del juego para la convivencia justa, responsable y considerada con los derechos de cada uno. Si, lo sabe, porque el Psicópata es una persona sin ningun problema mental que le impida entender y actuar a voluntad. Lo que ocurre es que el Psicópata es un tipo de persona distinta, y a este tipo de personas todas las normas sociales les importan una mierda, si se me permite ser un poco vulgar...

Entonces, el Psicópata, que a pesar de ser una persona bastante activa socialmente, es un introvertido en el fondo, tiene que usar un camuflaje de cara a los demás, que le haga parecer igual que el resto, porque de otra forma le sería muy difícil utilizar, manipular, parasitar y depredar a otros. Porque el Psicópata, es curioso, necesita a otros para vivir, los necesita como personajes accesorios en su propia película, para sentirse vivo, sentirse fuerte y matar su propio hastío, su propio aburrimiento debido a su vida de rata.

Después de estos años escribiendo sobre el Psicópata, no me malinterpretéis, no les tengo una antipatía especial, simplemente me parecen personas inútiles, patéticas, el nivel más bajo en la evolución humana. Tampoco siento pena por ellos, porque sé que son personas que pueden cambiar, por titánica que sea esta empresa,...pero no quieren ni les interesa.

Como se explica en el anterior artículo, del que soy co-autor junto a Eugenio Real, el Psicópata es una persona que en su fuero interno es sádica, desprecia a los demás seres humanos y desconfía de ellos, entiende las reglas del juego, pero no se puede poner en nuestro lugar para saber porqué actuamos de la forma en que la mayoría lo hacemos...además de carecer de la empatía para comprendernos, es esencial saber que carece de interés genuino en nadie que no sea él mismo, debido a su marcado narcisismo. Otra de sus señas de identidad es su personalidad histriónica, que precisamente es necesaria cuando quieres tratar con gente a la que desprecias pero no puedes evitar relacionarte con ellos porque necesitas engañar, dominar y destruirlos. De ahí sus rasgos de dramatismo, teatro, falsedad, exageración, fingimiento...

 

Aquí se plantea una cuestión importante si queremos proteger a la sociedad de estos sujetos, ¿entonces, no hay manera de descubrirlos antes de que sea tarde?

La respuesta es que no sé si la hay, pero al menos, no conozco a nadie que la haya puesto a prueba con éxito. Es muy, muy difícil detectar a un Psicópata a tiempo, pero no es imposible detectar sus actos a tiempo.

En otras palabras, El Psicópata, a primera vista puede llevar un disfraz de cualquier cosa, de ama de casa y madre abnegada, de profesional respetable y de aspecto impecable, de mujer maltratada por la vida, de hombre de éxito y fama, de chico con problemas de adaptación, de compañero de trabajo amable y cariñoso....

En este momento, aparte de la intuición, no hay manera de saberlo, mucho más cuando mucha gente, aún en la actualidad no sabe que existe el Psicópata, y si lo sabe, piensa que es un personaje como el típico maníaco homícida de las películas de Hollywood.

Cuando los problemas aparecen después de un tiempo, entonces, aunque no sepamos qué clase de persona y mentalidad tiene, si tenemos algo importante: LOS HECHOS. Los hechos no mienten, las opiniones, las excusas y las ideas, si.

Para dejar este punto más claro, usando un ejemplo gráfico y un poco absurdo, digamos que te encuentras a tu novia en la cama con el vecino. Tu novia se pone a llorar y te dice una de estas cosas: "es que no te comunicas conmigo, ya no me entiendes", "estoy avergonzada, yo no hago estas cosas", "el vecino me forzó, me sedujo", "estaba borracha, no sabía lo que hacía" o "la culpa es tuya", "sabes que estoy muy deprimida, estoy muy mal". Todo esto, si quieres detectar la conducta del Psicópata, es irrelevante, es un montón de mierda. Pero hay mucha gente que se traga las excusas, si estas van acompañadas de lágrimas y drama. Pero lo cierto, es que tu novia estaba en tu cama con el vecino.

Para que algunas feministas no se enfaden, aunque me da igual, vamos por otro ejemplo:

Ers una mujer sensible y comprensiva. Tu compañero en la empresa te pide un gran favor, tienes que ayudarle en secreto a terminar un proyecto importante que puede hacer que ascienda a un puesto alto y bien remunerado. Este hombre, lleva meses llevándote a casa en su coche tras trabajar, te sientes muy bien con él, hasta te ha confesado cosas muy íntimas porque te considera una gran persona. Te ha dicho que su hijo tiene cáncer, necesita costear su tratamiento y apenas puede dormir y rendir en el trabajo porque se pasa la noche cuidando de él. A pesar de lo fatigoso del trabajo, decides ayudarle, él te promete que está en deuda para toda la vida contigo.

Cuando vuelves de vacaciones, te encuentras que tu amigo ha presentado el proyecto en su nombre, ya no te acompaña a casa y además va diciendo por ahí que has intentado arruinar su trabajo. No solo eso, te enteras de que se ha pasado las vacaciones en un país tropical, y solo tiene una hija que vive con su ex mujer y de la que no se ocupa. Cuando le confrontas enfadada, te dice: "nadie te obligó a ayudarme", "yo nunca te dije que mi hijo tuviara cáncer", "eres un auténtica idiota", o "no seas pesada, no es para tanto, algún día te delvolveré el favor".

Una cosa son los hechos, otra cosa es la opinión o la interpretación que quieras hacer de ellos.

 

Pero antes de que sucedieran, en estos dos ejemplos, el Psicópata tenía dos disfraces, el de novia y el de compañero y amigo.

Vamos ahora, a la tercera posibilidad, ¿Existe algún momento es que el Psicópata salga a la calle sin la careta puesta, sin el personaje?

Pocas veces, pero si. Por lo menos yo he visto estos casos:

1-Cuando cree que nadie le observa o cuando la persona que le observa es indiferente para él/ella.

Es en ese momento en el que no tiene que fingir, bien por que no hay espectadores, o bien, porque hay algún transeunte anónimo que no pinta nada para él.

Por ejemplo, un chica vuelve a casa sola una noche, se le cruza un tipo, éste le dice algo obsceno, ella no le hace caso, él la mira con odio, hace un ademán de agredirle con la mano y le susurra: "puta asquerosa". Seguramente no lo habría hecho en otra situación.

2-Bajo un estrés abrumador o tras un shock repentino.

Por ejemplo, descubres que un simpático empleado que siempre está alardeando de lo honesto y buen trabajador que es, lleva tiempo robando fondos, tú y varias personas decidis tenderle una trampa y confrontarlo a los hechos, de repente, os mira con ojos de odio y dice "sois unos hijos de puta, a mi no me váis a joder".

Tienes una vecina muy agradable, siempre habláis y te explica sus problemas en el trabajo y con sus hijos. Te dice que eres un encanto por escucharla, los fines de semana te trae un poco de pastel que ha hecho ella. Un día, te lleva en coche a casa, cuando de repente, otra mujer pasa muy cerca con su coche y le rompe el retrovisor. De repente, oyes a tu vecina chillar "puta subnormal", coge el retrovisor que está colgando, lo arranca y se lo lanza a la otra conductora, que asustada, no se atreve a salir del coche.

3-Cuando ya está harto de fingir en la intimidad.

Esto sucede cuando su pareja ya le aburre, está buscando a otro/a, ya se ha cansado de destruir psicologicamente a la actual.

En estos casos, estos sujetos actúan de dos formas, con desprecio abierto, caprichos continuos, descalificaciones, ridiculizando y amenazando. Pero después salen a la calle y parecen una persona totalmente diferente, especialmente con ciertas personas son encantadores.

Eres testigo perplejo de dos personalidades distintas.

Otras veces, debido a su ensimismamiento, se callan durante horas con "cara de perro", como si les debieras algo, como si fueras muy aburrido o como si les hubieras ofendido.

Cuando se relacionan con otros, son todo lo contrario, son alegres, el alma de la fiesta.

4-Cuando su forma de ser encaja con la situación.

Esto es mucho más raro, pero está claro que el Psicópata en según que situación, puede mostrarse tal como es y hacer lo que le apetece porque no está tan mal visto. Por ejemplo, un torturador, un mafioso, etc...

5-Cuando le descubres o le hieres.

Cuando descubres a uno de estos tipejos, no suelen tomarlo bien, es de alguna forma, una de las pocas veces en que les interesa la opinión de otro que no sean ellos mismos.

Así, si finalmente, tras muchas dudas, confusión y penalidades, te enfrentas a ellos y le dices lo que sabes, es posible que monten en cólera. Verás en ese momento un odio puro, un odio que siempre ha estado, pero que ellos camuflaban para poder estar cerca.

El Psicópata, incluso cuando todo va bien, al principio de cualquier relación, y te dice tiernamente que te quiere, en realidad ya siente un profundo odio y desprecio por ti. Precisamente por eso, necesita ponerse la máscara, no sea que la víctima salga corriendo o responda de forma hostil.

Tengo un ejemplo real que ilustra este punto, vas paseando con tu mujer, ella siempre está haciendo mimos y carantoñas a los niños pequeños de sus conocidas, es muy sensible (según dice ella misma), siempre llora con las películas románticas. De repente, al doblar la calle, un niño pequeño de unos 3 o 4 años con una bicicleta de juguete choca contra su pierna, obviamente le ha dolido. De repente, en una décima de segundo, ves con horror que tu mujer mira con un odio asesino al niño, "puto niño de mierda" le oyes murmurar, está a punto de ¡soltarle un puñetazo!, al momento aparece la madre del niño corriendo y disculpándose....tu mujer, en una milésima de segundo, como un reflejo robótico, exhibe una sonrisa falsa a la madre y dice "no pasa nada, no pasa nada..."....continuáis el paseo, le miras todavía asombrado y preguntas "estás bien?"...ella te mira en silencio, con odio a ti también....

Vuelves a casa pensando, sin decir palabra, has visto a una persona distinta, malévola, rencorosa, falsa y sucia....tienes una sensación de desazón, perturbadora....sabes que en el fondo has visto a tu verdadera mujer...la que aparece de vez en cuando cuando se le cae el maquillaje...y es muy fea....¿quieres realmente saberlo o prefieres estar al lado del fantasma?