miércoles, 2 de marzo de 2016

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD MALICIOSA

Por Daniel Pérez

Aún siendo consciente del riesgo de usar el término "maldad", como no soy un "científico", ni me siento oprimido por la lacra de lo "políticamente correcto ", voy a trazar algunas características que son típicas de las malas personas.

1.conducta mantenida en el tiempo, que es desconsiderada y destructiva hacia otros y que puede ser aparente o muy sutil.
Por ejemplo, una conducta delictiva crónica sin signos sinceros de malestar por el daño a terceros sería una conducta constante y aparente. Una conducta destructiva constante sutil, podría ser la de personas cuya vida es totalmente normal pero buscan destruir psicologicamente a alguien cercano en la intimidad, como en el caso de padres que anulan, menosprecian o ponen en peligro el desarrollo de sus hijos.

2.proyección.
Esta defensa psicológica consiste en atribuir a otros tus propios defectos de carácter, así no tienes que ver tus propias miserias. Con la proyección, los malvados desprecian y catalogan a otros como maliciosos (justo lo que ellos mismos son).

3.ocultación.
Estas personas malévolas, casi nunca se muestran tal como son, saben que su configuración, pensamientos y actitudes son desagradables para los demás, lo cual iría en contra de sus intereses.

4.egocentrismo.
No parecen tener otro interés en nadie que no sean ellos mismos, a no ser que terceras personas les aporten algún beneficio. Muy preocupados por sus propias necesidades, apáticos ante el sufrimiento ajeno.

5.falta de introspección.
Estas personas poseen una escandalosa incapacidad de analizarse a si mismos o de entrar en su propia mente y forma de ser. Es difícil saber si es un hándicap involuntario, o bien, buscado a conciencia, o sea, rehuyen conocer su propia vida interior profunda.


6.negación total de su responsabilidad.
Esta gente, incluso cuando son confrontados con los hechos, o cuando son acusados por sus acciones, no entienden, ni parecen querer entender, cuál es su responsabilidad.

7.reacción exagerada y extraña ante un alto estrés.
La psicología de las personas malevolentes, resiste mejor el estrés que la mayoría, sin embargo, cuando la situación no sale como ellos quieren, la tensión acumulada hace que tomen decisiones ilógicas y extrañas, así como que utilicen un lenguaje un poco descarrilado, lleno de justificaciones, victimismo y acusaciones.

8.narcisismo maligno.
Estas personas se creen mejores que los demás, la aversión que suscitan en los demás, sirve como feedback, alimentando su auto-imagen de superioridad. Al tiempo,  su propia existencia se refleja en las reacciones extremas que provoca en otros.

9.intolerancia a la crítica.
Responden con odio a la crítica, para ellos solo son ataques a su persona por parte de detractores.

10.gran preocupación por su imagen pública.
Las personas maliciosas se preocupan mucho de dar una apariencia de normalidad y de bondad, honestidad y corrección.
Su mundo es el de "hacer ver lo que no es".

11.provocan sensaciones de repulsión y animosidad cuando empiezas a descubrir su juego.
Estas personas son desagradables cuando ves su tremenda falta de sensibilidad hacia los demás o cómo abusan sin escrúpulos de los más débiles, a veces hasta con orgullo, otras con indiferencia. Estar cerca de ellos puede despertar sentimientos de rabia, hostilidad o miedo, también reacciones físicas de estrés, cansancio, malestar o miedo...con ganas de alejarte de su presencia.

12.búsqueda de chivos expiatorios. 
Siempre buscan a alguien en quien descargar su veneno, alguien tiene que cargar con la culpa de su propia vida de fracaso real.