domingo, 5 de julio de 2015

ENCUENTRO CON UN PSICÓPATA: ¿CUÁL FUE LA CAUSA Y QUÉ PUEDES APRENDER?


Por Daniel Pérez.

Tratar con una persona así, no es nada especial ni raro. De hecho, todo el mundo, cada año, habla o interactúa con personas con esta manera de ser. 
El problema es cuando el Psicópata se fija en ti. Hay algo que quiere de ti o simplemente, hay algo que desprecia en ti...o algo que envidia en ti y quiere destruirlo.

Ya he hablado hasta el aburrimiento de cómo funcionan esas relaciones, primero no sabes qué persona es realmente (algunos no saben ni siquiera de la existencia de tales tipos de personas, los piscópatas), segundo estableces una relación afectiva con esa persona (o mejor dicho, con la máscara que esa persona se ha puesto para conquistarte), después empiezan los problemas, que te pueden llevar al borde de la locura, a la bancarrota o a, ser incapaz de disfrutar de la vida con dignidad, finalmente el Psicópata se va (normalmente se ha cansado, y ya tiene a otra víctima de su plan en juego)....por último, algunos, bastante después de la marcha del Psicópata, descubren qué había algo oscuro y malvado en esa persona....pero ya es tarde.

Lo normal, es que esta experiencia, igual que otras en la vida, se supere, se aprenda de ella. 
Pero, como he visto en muchos casos, en estas situaciones que la gente que no ha pasado por esta experiencia no conoce, las cosas no suelen ser muy normales. Muchas personas se quedan, "enganchadas" al Psicópata, se sienten vacías y tristes (aunque parezca mentira)...en otras ocasiones, viven con rencor pensando en la venganza.

Pero en realidad, si ya sabes quién era esa persona, ya sabes que lo único que hay que hacer es quitarla de tu vida y de tu mente para siempre...y eso no tiene que ser tan difícil.

Sería bueno, plantearse porqué el Psicópata llegó a tu vida y porqué te dejaste llevar por él/ella.
Esta es la causa. Puede haber innumerables factores intermedios, pero uno que personalmente, encuentro crucial es el siguiente:
Quizá a tu vida la faltaba algo, (en realidad esa falta no existía, pero creías que si). Quizá estabas trabajando toda la semana, aburrido con tu vida, llegaba el fin de semana y estabas solo, eras incapaz de soportar tu rutina. Necesitabas a alguien que te comprendiera, alguien romántico....compartir cosas con él, etc, etc...
Quizá, al revés, tenías amigos, éxito relativo, estudios, actividades...pero necesitabas algo nuevo (porque te has acostumbrado a esos estímulos exteriores, negando que la verdadera libertad está en tu mente, no fuera). Necesitabas a alguien que te de un "subidón", a alguien divertido y extrovertido como tu. Enamorarte, vivir aventuras distintas.
Quizá, eras una persona muy sensible, tímida, estabas escondida en tu mundo seguro, pero todo cansa y la vida fluye....y te dejas llevar por alguien que sabe cómo tratarte, que te hace sentir cosas fuertes....
Quizá te sentías fea, estúpida, poca cosa, necesitabas halagos, necesitabas atención....
O quizá eras una persona muy atractiva, estabas un poco "malcriada", y te encontraste con el único Psicópata inteligente que había, y supo cómo ponerte la zanahoria delante de las narices...
Quizá eras demasiado inocente y no muy listo, quizá no habías crecido, tu vida era irresponsable y te dejaste llevar...
En fin, creo que ya veis por dónde voy....

El/la Psicópata no es tan distinto a vosotros. Aunque no necesita a nadie, ni siente ningún apego real por nada ni nadie....si que comparte una cosas con todas sus presas: su vida está totalmente vacía, espiritualmente es una persona pobre, su vida es un fracaso y la cotidianidad le resulta insoportablemente aburrida....por suerte para el Psicópata, hay gente dispuesta a dejarse engañar y darle un poco de "emoción" al asunto, el Psicópata necesita acción de algún tipo, necesita saber que existe a través del reflejo en las reacciones de los demás, necesita sentirse fuerte al ver cómo manipula, necesita sentirse eufórico al ver como la gente cae en su juego engañoso, necesita sentirse vivo al alimentarse del miedo, tristeza, odio y sufrimiento que suscita en los demás.

Por otro lado, queda la cuestión de aprender a posteriori, ¿cuáles fueron tus puntos débiles por los que entró el Psicópata en tu vida? Te sentías solo, tenías fantasías románticas que tapaban la insatisfacción de tu estilo de vida....te aburrías o creías que eras una persona mediocre...en fin, muchas razones vas a encontrar si  tienes la capacidad y la introspección para analizarlo con calma y sin temor a la vergüenza.

No haya nada de que avergonzarse, el Psicópata te usó de forma cruel...y tú colaboraste o lo permitiste...pero ya pasó, y no importa absolutamente nada. No importa si el Psicópata ha ido por ahí diciendo que eres un pedófilo, un maltratador, una puta o que eres retardada....todo el mundo que lee mi blog debería saber esto: "lo que piensen los demás no es tan importante", cuando es un Psicópata, no tiene valor alguno, la opinión de un Psicópata no importa nada.

Puedes preguntarte; ¿Cómo he sido tan tonto? o tan superficial, o tan irresponsable....
¿Porqué al principio, a pesar de que la intuición te dijo que había algo raro, te dejaste llevar?
¿Porqué permitiste ese trato injusto?
¿Porqué estabas tan ciego para no ver lo evidente?
¿Porqué te uniste a una persona tan vulgar?

Es precisamente este tipo de debilidades, las que dan fuerza a la forma de actuar del Psicópata.
Por eso, es importante, crecer,  madurar mentalmente  para que esos depredadores no tengan por dónde entrar en tu vida.

La verdadera libertad, satisfacción y paz mental no las podéis encontrar fuera de vuestra mente. Y al revés, vuestra inseguridad, vergüenza, temor, etc...solo está en vuestros pensamientos.
Al final, si sabéis aprovechar ese suceso, aún tendréis que agradecerle cosas al Psicópata....porque os digo por experiencia, que puede ser una buena cosa para llevar una vida con sentido, exitosa y feliz...todo esto, está en vuestra mano,  el Psicópata, por su parte, seguirá su vida de decadencia hacia su desastre final.