lunes, 22 de diciembre de 2014

TODOS TENEMOS ALGÚN RASGO DE PSICOPATÍA Y ALGUNOS SON PSICÓPATAS FUNCIONALES



Ya sé que el título de este artículo puede despertar cierto recelo en mucha gente, al fin y al cabo, a todos, nos gusta ver al "malo"...y el "malo" suele ser otra persona.

Pero lo cierto, es que todo el mundo puede ser violento, todo el mundo puede ser falso y todo el mundo puede ser narcisista y egocéntrico.

El mero hecho de ver la maldad en otro, pero no verla  en uno mismo, es un rasgo de psicopatía. 

La verdad es que a casi nadie le gusta ver sus propios puntos oscuros, porque entran en conflicto con nuestra propia visión de nosotros mismos como personas pacíficas y tolerantes.
Por eso mismo, muchas personas operan en una "disonancia cognitiva", o sea, hacen cosas que reprobarían en los demás y que están en oposición a la imagen de ellos mismos como personas con principios. Por ello, y para evitar esta contradicción psicológica y el malestar que puede causar, "proyectan" en otros sus mismos vicios y defectos, a menudo con gran virulencia acusadora.

En ciertas situaciones como el Mobbing o acoso laboral, el Bullying o acoso infantil, etc...hay un psicópata o un narcisista envidioso dirigiendo el ataque a la víctima, esta persona siente envidia de la víctima porque es mejor que él....pero, lo curioso es que el acosador no actúa solo, tiene en el grupo a su gran aliado. Las personas del grupo también acosan, intimidan, aislan y devalúan a la víctima, pero lo racionalizan echando la culpa a esta última. A la víctima se la considera como una persona indigna, que no se somete como los demás, que está cometiendo una gran injusticia, por tanto, estan justificados a destruirla. Porque eso es el Mobbing, el intento de matar a otro sin dejar huella. En otras palabras, puede que no sean psicopáticas o perversas, pero en ese momento, en esa situación, se comportan de forma psicopática, o sea, inhumana, cruel y sin escrúpulos. Es más, llegan a trivializar, quitarle importancia al hecho, culpabilizando a la víctima.
Para ellos, la violencia está justificada, o más bien, no es violencia, es justicia. Es además, parte del sentido de pertenencia al grupo.  Cuando es una figura de autoridad la que impone el acoso, o lo tolera, entonces, los acosadores psicópatas funcionales, todavía tienen más excusas que contarse a si mismos para seguir con su despreciable actividad.
Esto es más que curioso, porque casi siempre, la víctima de Mobbing es una persona de mucha más fibra moral que el acosador principal (el Psicópata) y sus seguidores (los que se comportan como psicópatas). Estos últimos son basura y compañía.

Quizá hoy día esté "mal vista" la violencia física, pero lo cierto es que la violencia psicológica es epidémica y es considerada como algo normal. Quizá es en cierto modo un sustituto de la otra.
Es muy importante ser consciente de nuestros propios pensamientos, tener opinión propia y sentido crítico, intentar ser una persona de primera clase, no un mediocre envidioso o un pelota. Es sano revisar si aquello que odiamos en otros no es, en realidad, algo que odiamos en nosotros mismos.

No hay nada mejor que la indiferencia ante la gente maliciosa. No hay nada peor para esta gente que reconocer lo bajos, insignificantes y repulsivos que son.
Es bueno no participar en cuchicheos, linchamientos y campañas de acoso.
Una cosa es que el ser humano sea un animal social, otra cosa es ser un borrego como los demás.