domingo, 30 de noviembre de 2014

PSICÓPATA: LA PAREJA FANTASMA

Por Daniel Pérez,

Muchas personas me han comentado desconcertadas, normalmente tras la marcha del psicópata, que han tenido la impresión de que ese hombre o mujer, era otra persona. O quizás, que nunca ha llegado a conocerla a pesar de las horas, meses y años que pasaron juntos.

En ocasiones, el Psicópata muestra aspectos de su verdadera mentalidad, en momentos en los que está con la guardia baja o simplemente, no le importa que lo vean. 
En estas pocas ocasiones, algunos allegados ven "cosas raras" en él/ella, pero como estas actitudes no concuerdan con la imagen que el/la psicópata mantiene de cara a los demás el resto del tiempo (su máscara), los observadores tienden a no darle importancia, pensando que se trata de pequeños fallos que todos cometemos en algún momento, o bien, se deben al estrés, situaciones anormales o problemas psicológicos.

En otras palabras, no vemos la verdadera motivación tras sus desmanes y desaires, o bien, no queremos verlas, en algunos casos....

Las personas que han tenido que sufrir a psicópatas como parejas, siempre en alguna ocasión se han encontrado con estas cinco situaciones:
1-Cuando intentan comunicarse con el/la psicópata de forma íntima, cuando quieren sincerarse, se encuentran con que el Psicópata está como desconectado, como si no tuviera ningún interés verdadero en los demás (y así es). El/la Psicópata aparece como alguien misterioso, insondable, una persona a la que nunca puedes llegar a entender, a la que nunca podrás conocer. 
Como consuelo, debo decir a mis lectores, que el Psicópata no tiene una profundidad psicológica que lo haga insondable, es justo al revés, su vida interior es tan árida, tan plana y superficial, que realmente no hay nada que comprender.
2-Cuando el Psicópata se muestra tal como es, cuando demuestra su extraordinario egocentrismo, su pareja queda asombrada y hasta en estado de shock ante el espectáculo que aparece ante sus ojos. Porque esa persona de la que están patológicamente enamorados, se desvela como cruel, insensible y déspota. No parece tener interés alguno en el bienestar de su pareja (no lo parece y no lo tiene...y si lo parece, es teatro, porque tampoco lo tiene). A menudo, la violencia psicológica que exhibe en la intimidad es tan brutal, que su pareja queda en un estado de confusión que le impide razonar con claridad. No es raro, que el/la Psicópata, se muestre especialmente agresivo, frío y cruel cuando su pareja está más débil, por ejemplo, cuando está enferma.

3-Cuando el Psicópata, de la noche a la mañana, desaparece de la vida de su pareja (normalmente cuando ya tiene pensado o quizá puesto en práctica un plan para captar a un sustituto), lo hace de una forma que la persona que queda abandonada siente que se trata de otra persona. Siente que el Psicópata no tiene sentimiento ni vínculo alguno, no hay sufrimiento genuino y que toda la culpa la tiene el otro. Es incapaz de procesar que sea tan duro.
4-Cuando el Psicópata es observado con terceras personas, cuando no está siendo consciente de ser observado por su círculo de allegados, se comporta de una forma totalmente distinta, como si fuera otra persona. De hecho, y dado que los psicópatas a veces son bastante tontos, es bastante habitual que sus parejas se queden anonadadas al ver que el Psicópata PARECE OTRA PERSONA, comparada con la que tratan cada día en casa o con la que duermen.
5-Cuando se tienen noticias del Psicópata tras su marcha, es habitual que se descubra que a pesar de que ha protagonizado el mismo papel en cada ocasión en que ha querido conquistar a alguien (los Psicópatas incluso repiten las mismas frases una y otra vez en cada una de sus "conquistas"), también ha sido capaz de adaptarse a su nueva "víctima", por ejemplo, fingiendo ser una persona interesada en ciertas cosas, o inventándose una historia pasada que encaje para crear intimidad con su nueva presa.

En resumen, como es lógico, solo descubrimos que esa persona era Psicópata cuando ya es tarde, entonces vemos que nuestra pareja siempre ha sido un fantasma. Como bien dijo el gran psicólogo Cleckley: el Psicópata parece como una maquina refleja que es capaz de imitar sentimientos y generar respuestas adecuadas y sensatas, pero estas no son más que un intento de adaptarse al ambiente, no son sinceras ni tienen ningún sentido para él.
De ahí, el título de este articulo, cuando has sido pareja de un/una Psicópata, sabes que detrás del rostro, las palabras y la aparente forma de ser de esa persona, no hay nada real....a veces, cabría preguntarse si hay algo.