jueves, 21 de agosto de 2014

CONTACTO CERO FÍSICO Y MENTAL CON EL PSICÓPATA

Por Daniel Pérez

Casi en todos los casos en los que me escriben, acaban con mi consejo (consejo que no es mío, es el que dan los mejores expertos en el tema) de que la persona debe cortar todo contacto con el sujeto que presenta rasgos psicopáticos.

A esta ruptura le llamamos "contacto cero"....el problema es que para algunas personas es extrañamente difícil cortar el contacto con el psicópata, incluso aunque este las haya abandonado en busca de otra víctima de sus planes. La razón, tal y como he venido explicando repetidas veces, es que uno ha establecido una vínculo afectivo de amistad, de pareja....o de odio, con el psicópata. Este lazo solo es de una vía, el psicópata, en cambio nunca estableció ningún vínculo ni lo hará nunca, pero si que hace Lo posible por ayudar a desarrollarlo en los demás. De esta forma, puede manipularlos mejor.
Este "enganche" es parecido a una adicción, que convierte tu vida en un infierno, adormece tus conciencia ,tu claridad mental, tu dignidad y  te hace desearlo aunque sabes, en el fondo de tu mente, que te está enfermando.... matando.
Cuando esas personas se quedan sin su "droga" dura, su "superadicción" a la ruleta rusa emocional, los dramas y la acción que forman parte del circo psicopático...se encuentran pérdidas, no encuentran sentido a la vida, confundidas, dolidas y rabiosas. 
Algunas personas reaccionan, buscan una explicación a algo que les ha llevado al límite de la locura. Otras, buscan encontrar un poco de humanidad en el psicópata que ha pasado por sus vidas, quieren ir y decirles a la cara lo malos que han sido, etc...etc... Todo esto, como ya saben los que visitan mi blog, es una tontería, una pérdida de tiempo.
Otras personas recuerdan los primeros tiempos, cuando el psicópata era perfecto (su personaje), cuando había pasión,...por desgracia, todavía no saben que ese inicio era solo una farsa para entrar en tu vida.
Algunas personas encuentran que tras la marcha del psicópata, la vida es más aburrida, les falta la pasión, el arrebato emocional en el que estaban con el psicópata, esa persona desinhibida, aventurera, sensual, etc...  De nuevo, ¡gran error! , lo que ocurre es que se han acostumbrado a lo malo, y prefieren algo malo pero vistoso, que no tener nada. Se han acostumbrado a vivir sin paz interior y fortaleza mental. Son junkies, sin su droga, se aburren. Lo curioso es que el psicópata nunca fue una gran cosa, pero supo proyectar en la mente de sus víctimas que era una gran hombre/mujer cuando en realidad era mediocre en todo.
Por otro lado, al haber estado con un psicópata, me atrevo a decir, que uno es responsable (todos somo mayorcitos) de haberse lanzado a un callejón sin salida, de alguna forma ha buscado la autodestrucción.
Aparte de las personas que han tenido hijos en común con el psicópata, que lo tienen un poco más difícil, pero no imposible.... HAY UNA SOLUCIÓN RADICAL Y EFICAZ PARA CORTAR CON EL PSICÓPATA:  CONTACTO CERO FÍSICO
¿Qué queremos decir por "contacto cero físico"?  No volver a verle, llamarle, establecer ningún tipo de comunicación, tirar todos los recuerdos, regalos, fotos...si es necesario, cambiar de trabajo y vivienda.
Es muy contraproducente mantener cualquier contacto con esta gentuza, por un motivo: si has sido una marioneta hace poco, puedes volver a serlo. Al menos, hasta que no haya pasado un tiempo para que te "desenganches" completamente de tu adicción a la droga del psicópata.

Pero he aquí que por lo que he visto por experiencia, se presenta otro problema, el contacto físico no es suficiente, hace falta poner en marcha tanto como sea posible el CONTACTO CERO MENTAL.
El "contacto cero mental" puede resultar más difícil de aplicar, sobre todo al principio, pero es crucial y muy efectivo si lo logras, aunque no sea completamente al principio. En poco tiempo, uno puede librarse de la droga, tanto, que acabará por aprender una buena lección de la vida y de repente, un día se da cuenta de que el psicópata ha salido completamente de su vida, ya no se acuerda para nada de él/ella.
El "contacto cero mental" consiste en invertir el menor tiempo posible en pensar en el psicópata, tanto echarle de menos como tener ganas de venganza son una forma de estar pensando en el psicópata. Para ello es necesario no buscar en Internet, no recordar los malos momentos ni los pocos buenos que pudo haber, no hablar de las cosas malas que te ha hecho, etc...mucho menos intentar crear asociaciones de damnificados por psicópatas para hablar de vuestras experiencias. Todo eso perpetúa el daño, pero esta vez no os lo hace el psicópata, si no que vosotros mismos sois los agresores, una agresión a vosotros mismos.

Tanto es así,  que en mi caso, el hecho de impartir esta información en mi blog y responder a muchos testimonios,  es más una cuestión de obligación, ya que es contraproducente.  Sin embargo, una vez que dejo de escribir en el teclado, olvido totalmente el tema de los psicópatas, porque esta gente, no está de más recordarlo, es muy, muy aburrida.