viernes, 28 de marzo de 2014

ASESINOS EN SERIE



Todos los lectores de mi blog ya saben que la gran mayoría de psicópatas no matan, afortunadamente. De hecho, se las arreglan para aprovecharse de los demás y hacerle la vida difícil a las personas que tienen cerca y punto.


En este artículo no voy a hablar de psicópatas integrados si no de los criminales.


Hoy día hay mucha información disponible para todo el mundo sobre asesinos en serie, asesinos en masa, asesinos itinerantes y otros tipos de homicidas múltiples: serial killers, mass murderers, spree killers, "ángeles de la muerte" (cuidadores que matan a sus pacientes y después se justifican diciendo que lo hacen por compasión), etc...
Aunque parezca mentira hay mucha fascinación por estos personajes, que hasta tienen seguidores y seguidoras, ya que en el mundo no faltan idiotas.


Para la gente de la calle, estos asesinos que en ocasiones son violadores y torturadores, son enfermos. Pero como vengo afirmando una  y otra vez en mi blog, la psicópatas no son enfermos mentales...y la mayoría de asesinos seriales son psicópatas.




Esto no quiere decir que también haya asesinos que no son psicópatas o que también haya enfermos mentales que puedan matar.


Ya hace aproximadamente 40 años que el fenómeno del asesino en serie se estudia en EEUU  y después en otros países. De hecho, las series de TV han contribuido mucho a darle fama a este fenómeno, que dicho sea de paso, no es nada nuevo.


Un asesino en serie es aquel que mata a más de dos personas con pausas temporales entre los asesinatos. Un asesino en masa es el que mata a un montón de gente de golpe.


Los asesinos en serie han existido siempre, ejemplos como la Condesa Bathory son famosos....pero a veces el asesino en serie psicópata pasa desapercibido, por ejemplo, en tiempo de guerra puede ser simplemente un francotirador que se divierte matando a civiles (hay ejemplos recientes en Europa), más a menudo, el psicópata asesino puede hacer de ello su profesión , y hasta estar bien considerado, por ejemplo, un asesino a sueldo.


Según algunas de las clasificaciones más populares, para no entrar en detalles, podemos categorizar al asesino en serie en:


-asesino organizado (normalmente un psicópata). El que es cuidadoso a la hora de cazar, matar y vigilar de no dejar rastros que puedan ponerlo en evidencia.
-asesino desorganizado (normalmente un psicótico). El que mata en un estado de alteración tal que no se preocupa de ocultar su crimen.
-asesino mixto (no se puede descartar que pueda haber psicópatas descompensados, o sea una comorbilidad en la que un psicópata también tiene algún problema mental). En mi opinión el asesino en serie siempre está un poco "pasado de vueltas", pero aún así no creo probable que el psicópata padezca ninguna enfermedad mental a no ser que la busque de forma activa con drogas....



Esta clasificación se basa en el modus operandi del asesino, en cómo mata y en la investigación de la victimología y la escena del crimen.


Conocer  al asesino a través de ello es lo que se llama Perfilación Criminal, o sea, hacer un perfil psicológico, sociológico y geográfico a través de la conducta del criminal.


Los asesinos en serie tienen su "firma" y su "modus operandi". En palabras simples, su forma personal de matar y los actos que lleva a cabo para que hacerlo sin problemas, o sea su logística.


A través de los datos de la escena del crimen, víctimas, etc,..podemos saber varias cosas:
-a quién mata
-como se aproxima, ataca y controla a sus víctimas
-dónde actúa
-su preparación, planificación
-su logística
-cómo mata
-qué le gusta
-su modus operandi
-su firma
-su motivación


El asesino en serie psicópata suele ser frío, planifica bien el cómo hacerlo y cómo no ser descubierto. Suele llevar su "kit" de trabajo (cuerdas, cuchillos, cinta adhesiva, instrumental de tortura, etc...). Esta persona no está loca.


El asesino en serie desorganizado o bien esta loco (por ejemplo, un esquizofrénico o un delirante paranoide) o actúa en un arrebato emocional muy intenso. Actúa a "sangre caliente", no se preocupa de si deja rastros en la escena del crimen, por ejemplo, el organizado limpiará tranquilamente restos de sangre o se deshará del cadáver de forma meticulosa....mientras que el psicótico lo dejará todo hecho un asco...


No hace falta mencionar nombres o ejemplos de asesinos en serie, porque hay muchísimos. He escogido a dos en las fotos porque representan muy bien a ambos tipos: Ed Gein (desorganizado) y Ted Bundy (organizado). Un ejemplo de asesina que había empezado una escalada frenética de robos causando varias muertes a ancianas en Barcelona es el de la mujer de la foto, una asesina oportunista y sin escrúpulos.




¿Porqué mata el asesino?
Para mucha gente estos asesinatos no tienen sentido, especialmente cuando hay un ensañamiento y crueldad grotescos y además no hay ningún motivo aparente.
Repito, la mayor parte de estos asesinos son psicópatas, algunos llevan una vida normal con su familia, pero tienen otra vida en donde llevan a cabo lo que más les gusta, matar.


El asesino en serie enfermo mental es menos numeroso, es esa persona que quizá piensa que estaba salvando a la humanidad, vive un delirio.
Por contra el más frecuente, el psicópata, mata con plena consciencia e intentando ocultarlo, mata porque le encanta, por muy repulsivo que pueda parecernos esto.


Sin embargo, como hemos dicho, la mayoría de psicópatas no van por ahí matando, por mucho que tengan una forma de ser parecida.
Entonces, tiene que haber algo más.


Lo hay, el psicópata cuando tortura o mata está llevando a cabo un acto que tiene un fin  para él, o en otras ocasiones su asesinato es simbólico.


Las razones:


-dejar de sentirse un "don nadie"
-vengarse por una ofensa anterior real o percibida por él
-sentirse vivo y excitado
-sentirse poderoso, controlar la vida de otra persona
-restituir su autoestima
-cumplir sus fantasías de dominación
-cumplir sus fantasías sexuales


Estas razones no parecen suficientes para matar a nadie...pero el psicópata no tiene los miramientos morales del resto de personas, para ellos es simplemente lo que les apetece hacer y los demás no importan.

Daniel Pérez