miércoles, 3 de febrero de 2016

LA PSICOPATÍA COTIDIANA PASA DESAPERCIBIDA ANTE LA MAYORÍA

Por Daniel Pérez.

No sólo,  como opinan muchas personas que hablan de este tema, los Psicópatas “imitan” muy bien al resto de gente, mostrándose como personas serias, responsables y honestas ante el ojo público, en mi experiencia, el proceso también funciona al revés .
Voy a explicarlo como siempre, con palabras sencillas.

Como repito decenas de veces en mi blog, la Psicopatía no es una anormalidad, es solo una palabra para definir a un grupo de personas que están en un extremo del espectro humano, o sea, trazando una línea desde las “buenas personas” hacia las “malas personas”, todo lo que queda desde la mitad hacia la parte “mala” es una zona de Psicopatía, que va desde muy leve o moderada hasta grave y viciosa.

¿Adónde quiero ir a parar con esto?
Muchas actitudes que el Psicópata muestra y que dejan ver su verdadera cara, son actitudes normales para la sociedad. Actitudes ridículas que además promueven las series de TV y la cultura popular.
Por ejemplo:
1. Cometer pequeños fraudes e incumplir promesas es bastante habitual, tanto en las interacciones personales como laborales, es justificable porque los Poderosos roban más
2. El hombre que realiza pequeñas trampas para destacar en el mundo laboral y empresarial, desde hace tiempo se llama “competitivo”…el mundo es de los “listos”
3. La mujer que siempre se está quejando, culpando a su marido e insatisfecha, ahora es una “pobre mujer oprimida”
4. Los hombres están metidos en un mundo en el que destaca la persona más agresiva, el narcisismo es sinónimo de triunfo en la vida y atractivo para las mujeres 
5. Las mujeres están metidas en un mundo de superficialidad, infantilismo y adicción a la sexualidad, si no tienen aventuras, viajes, compras, sexo y seguidores en Facebook,  la están fastidiando la vida, la están llevando a la depresión!
6. Hombres y mujeres están acostumbrados a mirar a otro lado ante el sufrimiento ajeno, al fin y al cabo pueden auto justificarse, “yo no puedo hacer nada”,...de hecho, estamos tan insensibilizados por las imágenes violentas que nos muestran a diario los medios de comunicación, que preferimos que no nos compliquen la vida.
7. Casi todas las personas usan, en mayor o menor medida, las tácticas típicas del Psicópata o Sociópata, tales como; quejarte, hacerte la víctima, criticar a los demás por la espalda, malmeter, mentir, acusar a otros de nuestra incapacidad y fracasos, seducir para conseguir favores, etc…etc…
Siendo así las cosas, ¿qué nos diferencia de ellos?
A estas alturas, ya lo sabéis, nos diferencia el grado, la intensidad de nuestros defectos de carácter.
Por eso, el Psicópata integrado o leve, pasa desapercibido, por un lado es un camaleón, adaptándose bien al entorno según le conviene. Por otro lado, nosotros no somos capaces de ver (al menos, la mayoría de gente, la gente medio-honesta, los que nunca han conocido de cerca al Psicópata), nada en sus actitudes que no tenga cierta lógica, que sea extraño.

Cuando conoces al Psicópata, todo, sin querer sonar paranoico o alarmista, todo es un signo de aviso, por ejemplo:

-Puedes ver a la hija del vecino y observar claramente lo manipuladora y superficial que es…pero sus padres parece que no se dan cuenta o prefieren no verlo.
-Puedes observar a una pareja tomado algo en un bar y mientras observas oculto en el anonimato , la conversación y el lenguaje corporal, te das cuenta de que la mujer es una bruja que solo siente desprecio por su pareja…pero de nuevo, el otro no quiere verlo.
-Puedes observar la falsedad de una persona mientras finge que se preocupa por alguien, pero tú, como espectador neutral, sabes que no hay interés real por el bienestar del otro sino otros motivos, ya sean estratégicos o monetarios.
-Puedes ver, como tercera persona ajena al centro de la acción, como esa persona tan simpática es incapaz de sentir afecto o consideración por nadie, pero si tiene objetivos que requieren dar otra imagen.
-Puedes ver como tu amigo “seductor en serie”, no tiene ningún escrúpulo, ni en hacer daño a una mujer, ni seducir a la mujer de su mejor amigo…todo en nombre de los “sentimientos”.
-Ves claro como el agua, como ciertas personas son capaces de ser atroces y  cometer crímenes e injusticias, porque tú sabes que pueden hacerlo sin el menor remordimiento. 
-Ves como algunos se erigen como líderes antisistema o líderes espirituales, activistas, etc…pero su única meta es ser adorados en su megalomanía por el resto de borregos.
-Ves como algunas personas adoran a sus ídolos, harían cualquier cosa por estar con ellos, por ser famosos y vivir del cuento, incluido agredir a sus admirados referentes. 
-Mira las noticias y la TV,  los Psicópatas abundan en las primeras y adoran los programas sensacionalistas y los Reality Shows.
-Observa las declaraciones y las actitudes algunos empresarios,  políticos, artistas y deportistas…verás al psicópata integrado con suerte…y verás que es un referente, un héroe para muchos.

Podríamos decir que es una Psicopatía muy común, habitual, frecuente y de “baja intensidad” (que puede volverse grave de repente, pues ante circunstancias especiales o propicias, el Psicópata adaptado puede cometer cualquier tipo de crimen abominable)….una Psicopatía que si la conoces, se muestra ante tus ojos cada semana en todo su aspecto tragicómico, infantil y ridículo...y muy normal y anodino.