jueves, 4 de diciembre de 2014

¿CÓMO CAZA EL PSICÓPATA A SUS POSIBLES PAREJAS?

Por Daniel Pérez.

Estas personas, al contrario de lo que se cree, no son solo hombres, de hecho, las mujeres de la Triada Oscura de la Personalidad, se comportan de igual forma que los hombres, con la única diferencia de que suelen usar métodos más sibilinos para seducir.

Recuerdo que hablo de Psicópatas Integrados, entre los Psicópatas/Antisociales, el número de hombres es muy superior (aunque también hay mujeres Psicópatas Antisociales).

Cuando el Psicópata sale de caza hay que tener en cuenta dos cosas:

-NO TODOS LO HACEN IGUAL

El Psicópata más directo, más burdo, suele ser dominador el "macho alfa", decidido, el "gallito", transgresor, imprevisible. No es ninguna sorpresa que muchas mujeres que buscan sensaciones y emociones fuertes, los encuentran irresistibles. La actitud infantiloide no es solo propia de los psicópatas. Las mujeres psicópatas, por su parte, con frecuencia se muestran como una "mujer fatal", usando una coquetería bien dirigida a su meta.

El Psicópata Integrado parece más normal y se adapta a su presa como un camaleón. Esta persona sabe lo peligroso que puede ser, pero su víctima, no. Su presa piensa que es una persona perfecta, maravillosa....y sin saberlo se acerca al foso de la serpiente.

-EL PSICÓPATA ACECHA

Estas personas son maquiavélicas, siempre tienen un plan de acción, un guión aprendido que ya han usado muchas veces antes.

Saben donde encontrar víctimas propiciatorias.

El plan comienza por una especie de acecho, buscan a conciencia una víctima vulnerable.

Son expertos en detectar las debilidades de los demás. Estas debilidades no les suscitan compasión o simpatía, si no que las van a utilizar de forma despiadada.

Por ejemplo, una persona en un momento bajo, necesita cariño....y el psicópata sabe darlo.

-SEDUCCIÓN

Las psicópatas saben que las personas se seducen más fácilmente en ambientes distendidos, fiestas, vacaciones, cursos, discotecas....

El Psicópata aparece en el momento justo, con todas las conductas, gestos y palabrería necesarias...

Emplea todo su potencial seductor; labia, encanto superficial, etc...

No tienen problema en mentir e inventarse un personaje que ellos piensen que puede ser atractivo en la situación actual.