PSICÓPATAS Y SOCIÓPATAS

PSICÓPATAS Y SOCIÓPATAS
SI USTED CONOCIERA LAS INTENCIONES OCULTAS Y FORMA DEL PENSAR DEL PSICÓPATA COTIDIANO, TENDRÍA MOTIVOS PARA INQUIETARSE
CONTACTO, CONSEJO Y CONSULTAS:

*RESPONDO DE FORMA DESINTERESADA A TODAS LAS CONSULTAS, TESTIMONIOS, ETC...VÍA E-MAIL.

LAS PERSONAS QUE QUIEREN CONSEJO POR TELÉFONO, SKYPE O EN PERSONA (GARANTIZO TOTAL PRIVACIDAD), DEBEN CUMPLIR 2 REQUISITOS:

1-ENVIARME UN E-MAIL EN EL QUE SE DECLARA QUE LA PERSONA INTERESADA ME PIDE CONSEJO (MI OPINIÓN SERÁ SUBJETIVA Y BASADA EN LOS HECHOS NARRADOS POR UNA PARTE), HACIENDO CONSTAR EL NOMBRE REAL Y DNI O Nª DE IDENTIFICACIÓN FISCAL..

2-SE ACEPTARÁ UNA PEQUEÑA DONACIÓN (DE OTRA FORMA, NO PUEDO DEDICARLE MÁS TIEMPO AL TEMA).




DANIEL PÉREZ

CONTACTO:
PARA CONTACTAR CON NOSOTROS, RECIBIR INFORMACIÓN SOBRE UNA CONSULTA PRIVADA O PARA EXPLICAR ALGUNA EXPERIENCIA (QUE MANTENEMOS DE NUESTROS ARCHIVOS PRIVADOS), PUEDEN ESCRIBIR A:



BASADO EN UNA PSICÓPATA REAL

BASADO EN UNA PSICÓPATA REAL


ESTE BLOG SE BASA EN MIS EXPERIENCIAS HABIENDO CONVIVIDO COMO PAREJA DE UNA PSICÓPATA REAL, EN FUENTES EXPERTAS Y EN CIENTOS DE CASOS QUE ME HAN PEDIDO CONSEJO. LA INFORMACIÓN QUE PRESENTO ES ÚNICA.


PARÁSITOS ABURRIDOS, CARADURAS Y CRUELES.

ALGUNOS SIENTEN FASCINACIÓN POR ESTOS PERSONAJES...PERO MÁS BIEN SON DESCONCERTANTES,SUPERFICIALES, FALSOS Y VULGARES,...PERSONAS SIN CONCIENCIA, ESTA GENTE ES ASÍ, NO TIENE NINGÚN INTERÉS EN SER DE OTRA MANERA.
OBJETIVO DEL BLOG
Alertar de una amenaza seria para la salud emocional, financiera, e incluso física de todos, como individuos y como sociedad.
No hablamos de enfermos mentales, hablamos de gente sin escrúpulos.
Informo con un lenguaje claro sobre cómo conocer un fenómeno que muchas personas se niegan a creer que existe, y en último término cómo salir del encuentro con un Psicópata o defenderse de él. Aunque se hablará también del Psicópata criminal, estos son la minoría, los Psicópatas integrados o cotidianos pueden llevar vidas aparentemente normales en todos los ámbitos de la sociedad y abusar de los demás de forma encubierta.
Me fundamento en una sólida base de conocimientos sobre el tema, recogid
a de numerosos cursos y de las obras de estudiosos de la Psicopatía y en mi experiencia personal, pero mis opiniones no son políticamente correctas, ni me importa.

lunes, 21 de marzo de 2016

VÍCTIMAS REALES FALSAS VÍCTIMAS Y AGRESORES



Por Daniel Pérez.


En este corto artículo no pretendo crear polémicas, ni dar carnaza a personas fanáticas que no aceptan opiniones distintas a las suyas, mi intención es hacer notar dos cosas que no se tienen en cuenta en la mayoría de tratamientos que se hacen en los medios de comunicación y asociaciones de ayuda, más interesadas en el lavado de cerebro, el poder y el dinero.


1-No siempre es posible saber quién es la víctima y quién es el agresor.
Digamos que hay casos claros, pero también hay casos en los que una parte es atacada pero acaba siendo acusada. Un ejemplo ilustrará esto con más claridad, digamos que una noche un matón la toma contigo, intentas escapar a la provocación, pero por desgracia no te es posible, comienza una pelea y en ella tienes la suerte de ganar y te vas del lugar. Pues bien, para la ley, el ciudadano que no se metía con nadie y que tuvo que arreglárselas para salir del paso, es un agresor, ya que ha causado lesiones a otra persona.
Aunque es bien cierto que el caso contrario es mucho más frecuente, o sea, personas violentas agrediendo a personas pacíficas, esto no quita que también pueda darse el caso mencionado.
Otro ejemplo, una pareja mal avenida, en una fuerte discusión ambos se insultan, lanzan objetos contra la pared y se empujan. Pues bien, una parte (lo más habitual es que sea la mujer) llama a la policía...al cabo de un rato el hombre es detenido como acusado de "violencia de género". La mujer es oficialmente, la víctima, a pesar de que puede haber sido solo la provocadora o iniciadora de una disputa.
De nuevo, hay muchos casos, desgraciadamente, donde la mujer es agredida por hombres violentos, una lacra contra la que debemos luchar.


2-Las víctimas reales no suelen divulgarlo, las falsas víctimas siempre quieren mostrarlo ante los demás.
Esto lo digo desde la experiencia de muchos testimonios que conozco. Cuando una persona es agredida, especialmente por personas de su entorno, pareja, familia, compañeros de trabajo, no suele ir pregonándolo por ahí, por varios motivos, uno de los cuales es la intensa verguenza que se siente, la humillación de tener que explicarlo...y a veces, el miedo. La persona que ha sufrido una agresión está en un estado de shock, de ansiedad.


Sin embargo, cuando una persona se presenta a la primera como víctima, intenta aparecer ante los demás como una pobre buena persona agredida usando todos los medios a su alcance, tenemos que actuar con cautela. ¿Es lógico que una persona haga un espectáculo de su propia desgracia? ¿qué tipo de reparación busca con esta actitud?
Es necesaria la exageración, el teatro y el crear a un enemigo monstruoso?


Para acabar, las cosas no siempre son lo que parecen, hace falta objetividad y es necesario no meter a todas las personas y situaciones en el mismo saco, ya que no todos somos iguales.
No es fácil diferenciar el verdadero sufrimiento de la queja y la farsa egoísta.

PSICOLOGÍA DE LA VIOLENCIA EN GRUPO


Por Daniel Pérez.

Es motivo de preocupación para las fuerzas del orden, el control de tanto las bandas de delincuentes, como las bandas criminales más duras. Pero además, en cualquier situación en la que se reúne un grupo numeroso de personas, por ejemplo, acontecimientos deportivos, eventos musicales, etc...es imprescindible manejar la situación de tal manera que unos pocos no acaben causando problemas.

Ahora mismo recuerdo el caso de una chica que fue secuestrada por un grupo de jóvenes, brutalmente golpeada, violada y abandonada hasta morir. Esto naturalmente, es un suceso extremo y poco usual, pero el hecho de que algunos de los detenidos por los hechos, simplemente no mostraran pesar, al contrario, admitieran haberlo "pasado bien" o que simplemente se les "había ido de las manos", es causa de desazón, rabia y lógica indignación.
Lo mismo ocurre a gran escala, con bandas de cualquier ideología (que al contrario de lo que la gente cree, es lo de menos), organizaciones criminales, hooligans, etc...

¿Qué tienen en común un grupo más o menos grande que se divierten intimidando y agrediendo a sus enemigos o, a veces, a víctimas inocentes?
Para mi hay dos fenómenos involucrados:

1-La presencia de personalidades psicopáticas y personalidades antisociales.
Claro está, que en un grupo no todos son psicópatas o antisociales, el lector seguro que se hace esta pregunta. Correcto, pero si suele haber un cabecilla o varios que los son. Son los líderes porque suscitan temor y el resto son los borregos que admiran el respeto de los líderes y quieren sentirse parte del grupo. El grupo les hace sentir importantes.

2-La psicología del grupo.
En cualquier grupo de personas, estructurado o espontáneo, en poco tiempo va a emerger un líder. Esto no es ni bueno ni malo, a veces, hace falta alguien que lleve al grupo a algún sitio, que tome decisiones. Lo más curioso, es que el resto son seguidores, no solo porque son demasiado vagos, mediocres, tímidos o miedosos (razones ciertas), además es mucho más cómodo ser seguidor porque no tienes que pensar, equivocarte, imponerte o decidir.
En resumen, prefieren ser segundones.
Además el grupo diluye la responsabilidad personal, es fácil cometer actos ilícitos escondido en el grupo.
Otra razón, es que la banda a menudo, forma un enemigo común al que hay que odiar y despreciar. Por ejemplo, el grupo racista odia a los negros, el grupo elitista odia a los mendigos, el grupo odia a cualquiera que sea diferente o que quiera pensar por si mismo, porque así matan dos pájaros de un tiro, primero eso odio cohesiona, sostiene al grupo y lo une, segundo, así uno se ve moralmente superior  a sus  víctimas.


Entonces, ¿Porqué la violencia en grupo no suscita la resistencia de algunos de sus miembros ante la injusticia y la crueldad de los actos? ¿Porqué todos son perpetradores, todos participan en ella?

A partir de las dos ideas anteriores, se desprenden muchas causas:

-El líder o líderes suelen ser muy dotados para ejercer la violencia de forma despiadada.
-Los seguidores son ratas, siguen al líder o líderes por miedo.
-Unos a otros refuerzan su violencia, al ejercer sus abusos, están en cierta manera, demostrando su valor ante los demás.
-El grupo, como he mencionado antes, es un escudo ante la propia responsabilidad, si lo otros lo hacen, es más fácil esconder tus acciones.
-El grupo fomenta una excusa para despreciar los derechos de los demás, la ideología, si es que hay alguna, es solo una justificación. Cuando la violencia no es por rencillas ni ideologías, se culpa a la víctima por provocarla.
-El grupo mantiene su identidad a partir de su idea de que ellos son mejores, por tanto sus víctimas no son personas, son basura, son nenazas,...o sea, son sus cabezas de turco.
-El grupo, sigue a los líderes más violentos, que a su vez ven reforzadas sus actitudes al conseguir poder y libertad por ello.
-Todos los miembros sienten una especie de protección en el grupo, además de cierto orgullo en el hecho de intimidar a los débiles o las personas pacíficas.
-La actividad violenta se ve como algo normal, parte del estilo de vida del grupo para perpetuarse.
-La conducta antisocial actúa, en cierto modo, como válvula de escape ante la tensión y la frustración de llevar una vida de confusión o sentirse un "don nadie".
-El grupo alivia la soledad y da cierto sentido a una vida de fracaso.
-Es más fácil meterse con los demás cuando hay alguien para respaldarte si las cosas no salen bien.

Por tanto, una muy buena idea para atacar a estos grupos violentos es destruir a la cabeza (es importante señalar que la fuerza de estos lideres es su falta de escrúpulos para la violencia, no su inteligencia). Esta es una labor que en un estado de derecho debería ser coordinada por las fuerzas de seguridad. Otra buena idea es hacer ver a los seguidores que pueden ser personas más valientes pensando por si mismos.

miércoles, 2 de marzo de 2016

CARACTERÍSTICAS DE LA PERSONALIDAD MALICIOSA

Por Daniel Pérez

Aún siendo consciente del riesgo de usar el término "maldad", como no soy un "científico", ni me siento oprimido por la lacra de lo "políticamente correcto ", voy a trazar algunas características que son típicas de las malas personas.

1.conducta mantenida en el tiempo, que es desconsiderada y destructiva hacia otros y que puede ser aparente o muy sutil.
Por ejemplo, una conducta delictiva crónica sin signos sinceros de malestar por el daño a terceros sería una conducta constante y aparente. Una conducta destructiva constante sutil, podría ser la de personas cuya vida es totalmente normal pero buscan destruir psicologicamente a alguien cercano en la intimidad, como en el caso de padres que anulan, menosprecian o ponen en peligro el desarrollo de sus hijos.

2.proyección.
Esta defensa psicológica consiste en atribuir a otros tus propios defectos de carácter, así no tienes que ver tus propias miserias. Con la proyección, los malvados desprecian y catalogan a otros como maliciosos (justo lo que ellos mismos son).

3.ocultación.
Estas personas malévolas, casi nunca se muestran tal como son, saben que su configuración, pensamientos y actitudes son desagradables para los demás, lo cual iría en contra de sus intereses.

4.egocentrismo.
No parecen tener otro interés en nadie que no sean ellos mismos, a no ser que terceras personas les aporten algún beneficio. Muy preocupados por sus propias necesidades, apáticos ante el sufrimiento ajeno.

5.falta de introspección.
Estas personas poseen una escandalosa incapacidad de analizarse a si mismos o de entrar en su propia mente y forma de ser. Es difícil saber si es un hándicap involuntario, o bien, buscado a conciencia, o sea, rehuyen conocer su propia vida interior profunda.


6.negación total de su responsabilidad.
Esta gente, incluso cuando son confrontados con los hechos, o cuando son acusados por sus acciones, no entienden, ni parecen querer entender, cuál es su responsabilidad.

7.reacción exagerada y extraña ante un alto estrés.
La psicología de las personas malevolentes, resiste mejor el estrés que la mayoría, sin embargo, cuando la situación no sale como ellos quieren, la tensión acumulada hace que tomen decisiones ilógicas y extrañas, así como que utilicen un lenguaje un poco descarrilado, lleno de justificaciones, victimismo y acusaciones.

8.narcisismo maligno.
Estas personas se creen mejores que los demás, la aversión que suscitan en los demás, sirve como feedback, alimentando su auto-imagen de superioridad. Al tiempo,  su propia existencia se refleja en las reacciones extremas que provoca en otros.

9.intolerancia a la crítica.
Responden con odio a la crítica, para ellos solo son ataques a su persona por parte de detractores.

10.gran preocupación por su imagen pública.
Las personas maliciosas se preocupan mucho de dar una apariencia de normalidad y de bondad, honestidad y corrección.
Su mundo es el de "hacer ver lo que no es".

11.provocan sensaciones de repulsión y animosidad cuando empiezas a descubrir su juego.
Estas personas son desagradables cuando ves su tremenda falta de sensibilidad hacia los demás o cómo abusan sin escrúpulos de los más débiles, a veces hasta con orgullo, otras con indiferencia. Estar cerca de ellos puede despertar sentimientos de rabia, hostilidad o miedo, también reacciones físicas de estrés, cansancio, malestar o miedo...con ganas de alejarte de su presencia.

12.búsqueda de chivos expiatorios. 
Siempre buscan a alguien en quien descargar su veneno, alguien tiene que cargar con la culpa de su propia vida de fracaso real.

jueves, 18 de febrero de 2016

DELINCUENTES VIOLENTOS: VÍCTIMAS OLVIDADAS Y AGRESORES PREMIADOS



Por Daniel Pérez

Hay una característica molesta en estos días. 
Cuando se trata de perpetradores de violencia brutal, personas que pueden ser psicópatas o no, la mayoría son sociópatas y delincuentes violentos que encajan en esa categoría "cajón de sastre" llamada TAP (Trastorno Antisocial de la Personalidad), a menudo se tiene la impresión de que reciben más atención mediática que la víctima, por un lado, además de recibir un trato más humano por parte del sistema de justicia.

Pero, ¿qué ocurre con las víctimas de agresiones violentas?
Hay una rama de la Criminología, la Victimología,  que se ocupa de éste tema, en varias vertientes, desde cómo apoyar a las víctimas hasta comprender qué hace que algunas personas sean potenciales víctimas. etc...
En este artículo, quiero dedicar atención a las víctimas de agresiones violentas. Creo que son injustamente tratadas muy a menudo. 
Como sabéis por el resto de artículos que escribo, soy un firme defensor de que una persona deje el papel de víctima....pero, claro está, en algunas ocasiones una persona sufre un ataque cruel e injusto y esto requiere de una respuesta.

Primero, hay que apoyar al desafortunado sujeto que ha recibido el ataque, estoy hablando de casos claros, lo que no puede hacerse es victimizar o culpabilizar a la víctima...hacerla sentir peor de lo que ya está.
El objetivo, a parte de la recuperación de posibles secuelas físicas, es dejar salir la huella psicológica de miedo, rabia y obsesión que llega después. Esas emociones son normales, son lógicas después de una experiencia tan traumática y deben ser atendidas.
Pero volviendo la atención al agresor u agresores, ¿es necesario darles tanto protagonismo cuando muchas veces solo lo usan para culpabilizar a la víctima, reírse de ella y mentir descaradamente esperando sacar beneficios de ello?

¿Cómo puede eso contribuir a la justicia social?
Se supone que en nuestra "sociedad civilizada", el estado se encarga de administrar justicia. Pero a menudo, -no voy a entrar en si la justicia es más o menos dura en según que casos-, la sensación es que el agresor tiene privilegios que no tiene el agredido.
Se supone que el estado y el sistema legal, impone una medida punitiva, "castiga" en cierto modo de forma civilizada al culpable...y que este castigo sirve al objeto de una cierta reparación de cara a la víctima. También, se supone, que imponiendo un correctivo al culpable, se protege al resto de la sociedad y se crea cierto efecto coercitivo, sacándolo de circulación durante un tiempo. Al mismo tiempo, la política es de que se debe "re-insertar" al criminal violento.

Hasta aquí nada que objetar. Pero. ¿qué ocurre con esos criminales ultra-violentos, antisociales crónicos que no solo no reconocen sinceramente el daño causado innecesariamente a otros, sino que se jactan de ello o se convierten en celebridades a costa de sus víctimas?

¿Que pasa cuando la víctima tiene que vivir con el resentimiento de ver que el criminal tiene todo tipo de beneficios penitenciarios, que pronto estará libre o que se trata de "ayudar" al agresor en lugar de a sus damnificados?

Sin duda, que ir a prisión no es agradable, de hecho, para cualquier persona es un hecho causante de un estrés muy considerable, pero, no nos equivoquemos, a mi lo de ser "políticamente correcto" me da igual, los criminales violentos y antisociales de carrera, los que cometen agresiones extremadamente crueles e injustas, sobre todo después de haber entrado en contacto varias veces con la ley en el pasado, ya no se asustan fácilmente de ir a prisión.

La cuestión de administrar justicia, claro está, es un función altamente normativa y tipificada, no puede ser una cuestión de percepción subjetiva sino basarse en hechos objetivos y probados. 
Desgraciadamente poco se puede hacer al respecto, sin sobrepasar los límites éticos, sin llegar a una especie de "control social" que puede vulnerar los derechos de inocentes.

Pero si que sería posible imponer medidas especiales a delincuentes especialmente violentos, también sería posible que los medios no buscaran tanto sensacionalismo encumbrando a delincuentes despreciables al nivel de estrellas famosas. 

¿Se quiere disminuir estos casos o reforzar estos comportamientos
¿Se tiene en cuenta el apoyar a la víctima o en victimizarla aún más?

No es la primera vez que el agresor se queja de trato injusto, menospreciando a la verdadera víctima.

Parte de la recuperación rápida de una víctima es ver que el agresor sufre una consecuencia por ello, la re-inserción o la rehabilitación está muy bien, pero no olvidemos que si dejamos que la justicia haga su trabajo en lugar de la "Ley del Ojo por Ojo", es por algo...no "castigar" de forma proporcionada solo aumenta el sufrimiento de las víctimas. 

Está muy bien buscar las causas de la personalidad violenta, pero no mimar al delincuente cruel por hacer algo malo.

miércoles, 17 de febrero de 2016

LO QUE HE APRENDIDO DE LA PSICOPATÍA


Por Daniel Pérez 

Descubrir que existen este tipo de personas, es más, descubrir que son numerosas y habituales, lo cual ha hecho que pueda explicarse la cantidad de crueldad, abusos y manipulación, a pequeña y gran escala, a lo largo de la historia, ha sido, tan decepcionante como bueno.
He aprendido mucho, supongo, como varios psicólogos me han comentado amablemente en privado, sé mucho más del Psicópata que ellos mismos:

1. El Psicópata es una persona con una falta de profundidad y de introspección muy remarcable, es una persona con “pobres raíces espirituales”...en cambio, es marcadamente más egocéntrico que la media, así se explica que no sienta ninguna conexión con otros seres, que para el Psicópata, son solo personajes secundarios en su vida, personajes que clasifica en 3 tipos: útiles, inútiles (indiferentes) y enemigos.
2. El Psicópata no tiene ningún hándicap a nivel neurológico que le impida llevar una vida noble…simplemente es el fruto de la interacción entre ambiente, temperamento y aprendizaje. Es una persona que no ve nada malo en su forma de ser.
3. “Psicópata” es solo una palabra para definir a una mala persona persistente en el tiempo…si esto le parece una categorización moralista, sí, lo es…
4. Las teorías de algunos de déficits neurológicos, funcionamientos cerebrales anormales, etc…NO explican la Psicopatía…son solo pequeñas características que impulsan el gran negocio de la patologización de la sociedad. Una excusa para exculpar por un lado a ciertas personas y por otro lado, para mantener el control social contra personas que no se tragan la gran mentira de la Psiquiatría moderna, las multinacionales farmacéuticas, etc…
5. El Psicópata no siente nada ante el dolor ajeno, de hecho, algunos sienten satisfacción ante la desgracia del otro.
6. El Psicópata pudre, corrompe todo lo que toca, en las relaciones personales, en la empresa, en el gobierno, etc…
7. Este personaje es responsable de al menos la mitad de las atrocidades que se han cometido a lo largo de la historia, en otras palabras, es responsable de una cantidad de abusos y desmanes desproporcionada en comparación al resto de personas.
8. Todos podemos comportarnos como el Psicópata en una situación excepcional, pero el Psicópata lo es, 24h al día,  365 días al año, durante toda su vida.
9. En la era de la información, muchas personas conocen el concepto de Psicopatía y sus rasgos definitorios, pero eso en la práctica, no te permite detectar a uno ni aunque lo tengas delante de tus ojos.
10. El Psicópata tiene dos ventajas que lo hacen invisible ante los ojos de la opinión pública, una ventaja es activa y la otra pasiva:
-Este personaje esconde continuamente sus verdaderas intenciones 
-La gente no entiende que alguien así sea real.
11.Es inútil y contraproducente cualquier tipo de acuerdo, negociación o mediación con el Psicópata, para este sujeto, solo existen sus propios derechos, las injusticias que imponga a los demás, ni le importan, ni las admite.




viernes, 12 de febrero de 2016

CÓMO TRATAR CON DELINCUENTES VIOLENTOS Y CON GRUPOS DE ANTISOCIALES

Soy de la firme convicción de que la mayoría de las veces, una persona se encuentra con episodios de violencia, simplemente porque, de alguna forma los ha estado buscando, activa o pasivamente (en la acción o en el pensamiento).
Por otro lado, después de haber dado unas cuantos cursos de defensa personal al público en general, estoy convencido de que la mayoría de encuentros con personas violentas, pueden evitarse, simplemente evitando lugares, momentos y situaciones, evaluando de forma correcta el ambiente, manteniendo la intuición y evitando las trampas del orgullo que te dice "¡no hay derecho a que me traten así!".

Aún así, a veces la vida nos pone pruebas muy desagradables, momentos en los que las personas pacíficas se encuentran en territorio hostil, un terreno desconocido que provoca un miedo físico, visceral e intenso. 
En estas situaciones que suscitan una gran ansiedad, pocas personas están preparadas para tratar con personajes acostumbrados a intimidar, agredir y pisar los derechos de los demás sin el menor escrúpulo.
Yo mismo, llevo casi 20 años practicando mis ejercicios de meditación y kungfu en parques públicos, he tenido varios encuentros con esta clase de gente; yo los llamo "caras de rata" y "retardados", que describen respectivamente a los dos tipos de tipos. 
Los "cara de rata" son los sociópatas, suelen ser los líderes, los que apenas muestran miedo en su lenguaje corporal y los que llevan el mando a la hora de hacerse los graciosos e iniciar sus ataques. Los "retardados", son el grupo de seguidores que admiran o temen a los primeros y siguen sus fechorías, son el grupo de "borregos".
Estos suelen ir unidos en un grupo, raras veces me he encontrado solo con uno, y esas veces, era un "cara de rata".

Veamos como se define normalmente a estos sujetos:

Lista de rasgos del Sociópata
Egocentrismo; 
Dureza; 
Impulsividad; 
Poca conciencia; 
Sexualidad exagerada; 
Presumen en exceso; 
Les gusta el riesgo; 
Incapaces de resistir la tentación; 
Antagónicos, desprecian al sexo opuesto; 
Poco interés en formar vínculos

Lista de características del Trastorno Antisocial de Personalidad
1. Fracaso a la hora de adaptarse a las normas; 
2. Falso, mentiroso; 
3. Impulsivo, fracasa al hacer planes a largo plazo; 
4. Irritable, agresivo; 
5. Desconsideración por la seguridad de los demás; 
6. Irresponsabilidad constante; 
7. Falta de remordimientos cuando han hecho daño, robado o maltratado a otra persona 

Por cierto, la mayoría son hombres, aunque a menudo, hay seguidoras mujeres que siguen a estos sociópatas, habría que preguntarse el porqué de esta fascinación por los hombres violentos...
La experiencia y mi filosofía, me ha enseñado que es mejor evitar caer en provocaciones e irse. 
Si, puedes indignarte, etc...pero es inútil intentar enseñar una lección a estas personas.
En mi caso, ya desde la escuela fui el "tonto" al que esta gentuza acosa, viviendo en el miedo, en un infierno de intimidación...por tanto, no es extraño que más adelante tuviese tendencia a explotar....pero ahora, como maestro de kungfu, a menudo, me veo más que capaz de dar una lección pero prefiero no hacerlo. Las consecuencias de causar graves lesiones a otro, de tener que estar a la espera de represalias, de tener problemas con la justicia, etc...son mucho mayores que la "satisfacción" de aplastar al "matón".
Sin duda, las fuerzas de seguridad son las que deben tratar con estas bandas de delincuentes molestos, pero a menudo, la policía no aparece hasta que ya es tarde.
Otra cosa a tener en cuenta, si se encuentra en alguna de las situaciones que voy a relatar a continuación, es la cuestión de arriesgar la salud por una ofensa, o la de la legítima defensa, pues es bastante probable que a la hora de responder a un sociópata con agresividad, un tribunal lo vea más como una agresión que una cuestión de defensa propia.
Mi opinión personal es que en una situación al límite, de vida o muerte (que afortunadamente, no suele darse en nuestro país), la defensa nunca va a ser proporcionada, sino que tiene que ser lo suficientemente letal como para huir (asumiendo las consecuencias legales que puedan o no, producirse por ello).

¿Porqué escribo éste artículo?
Varias personas me han escrito, porque se encuentran en estas incómodas situaciones con grupos de personas antisociales:

-Tener vecinos en tu edificio que no solo no tienen consideración por los demás (ruidos por la noche, lanzar la basura al piso de abajo, amenazas e insultos cada vez que se los encuentran, etc...etc...
-Un grupo de hombres cerca de dónde vives o trabajas, la han tomado contigo, haces todo lo que puedes por evitar encontrártelos, pero cada vez te enfrentas a provocaciones, insultos e intimidación.

Aquí hay dos problemas:
*el líder del grupo o el sujeto que es más activo y agresivo suele ser un psicópata, o al menos, un TAP (trastorno antisocial de la personalidad). Ésta o estas personas, son los "gallitos", los que cada vez se van "creciendo" más al comprobar como comportándose así, cada vez son más temidos y consiguen lo que desean. Se caracterizan por dos cosas: 
-tienen poco miedo o ninguno (las amenazas no sirven, ni las intente)
-no tienen vergüenza ni consideración alguna por los derechos ajenos (se indignan diciendo que les tratas sin respeto, pero no entienden que ellos te han tratado peor primero)
*Dos, el grupo. Cuando hay varios hombres, a menudo bajo el efecto de algunas drogas, se refuerzan unos a otros, el valor que cada uno tiene a los ojos de su grupo depende de lo "duro" que sea uno. Suelen ser cobardes y bastante tontos.

Por tanto, mi consejo en el primer caso, el de los vecinos, es esta respuesta que no es quizá la que se espera; lo mejor es cambiar de domicilio. 
No sirve de mucho, por lo que he podido ver por casos reales, denunciar ante la ley.

En el segundo caso, lo mejor es ignorar las provocaciones e intentar evitarlos...de nada sirve hablar, tampoco entrar en una guerra desigual. A no ser que haya motivos serios, las denuncias no ayudan, mucho menos si son adolescentes menores de edad...es así de injusto.
Esto no quiere decir que no haya opciones para casos más extremos, las hay...pero las consecuencias son demasiado drásticas y acaban por ponerte en una situación peor de la que estabas.
Tenga en cuenta, que estas personas, con el paso del tiempo, acaban teniendo problemas, con la ley, con otros criminales, etc...y sus "seguidores retardados mentales", acaban entrando en el grupo de borregos social y dejando de ser basura molesta.

miércoles, 10 de febrero de 2016

ACECHANDO EN INTERNET



Por Daniel Pérez.

Hace tiempo me pidieron que hablara del tema de los psicópatas que operan desde el ordenador.

Desde luego, que la nuevas tecnologías de la información y la comunicación han supuesto un avance impresionante, como pasa con todo, son una herramienta más que puede usarse de forma positiva o negativa.

No voy a entrar a comentar lo que debería ser obvio para todos. Internet no es anónimo para nadie y si piensa que hay libertad y privacidad, es que es usted demasiado cándido.

Para comenzar, sin querer sonar conspiranóico, al igual que las megacorporaciones y el poder (que a menudo se comportan como un ente psicopático), controlan los alimentos, los medios de comunicación, la cultura de masas, los medicamentos y la economía (y no porque se preocupen de nuestras finanzas, salud, nutrición o cultura)....también controlan a la población a través de estas tecnologías.

Por ejemplo, si usted tiene un smartphone (como la mayoría), un ordenador, o está en facebook, google o utiliza whatsapp...entonces su información personal, por ejemplo, fotos, dónde vive, dónde trabaja, número de cuenta bancaria, gustos, localización actual, búsquedas en Internet, gustos sexuales, etc...son de dominio de otros, e incluso, si hay alguien en concreto o alguna organización interesada, pueden ver todo lo que hay en su ordenador, leer su correo privado, escuchar todas sus conversaciones y ver todos sus mensajes.

Cualquier cosa que usted haya puesto en algún foro, no importa que lo elimine, nunca va a desaparecer...

¿Qué tiene esto que ver con el Psicópata online? 

Nada y todo.

Vivimos en una sociedad infantilizada, la gente solo quiere pasarlo bien y ser protagonista de su propia película, dicho de otro modo, hay un centro de referencia exterior que da sentido al vacío de la gente, son los demás. 
En esta situación, las personas son muy exhibicionistas, no tienen reparos en compartir su vida con desconocidos, por ejemplo, a través de las Redes Sociales.

A menudo, mirando la actividad en las Redes Sociales de una persona, sabes mucho más de su vida que si la tuvieras delante explicándotelo en persona. Sabes dónde vive, su estado civil, amigos, qué cosas le gusta hacer, sus opiniones políticas y demás...dónde está hoy o dónde estaba ayer, su nivel cultural y rasgos destacados de su forma de ser, si es más o menos superficial, si la gusta una actividad en concreto, su nivel de inteligencia, su vida sexual y mucho más....

¿Cómo es posible?
Fácil, las personas aman ser el centro de atención, quieren ser apoyadas, aceptadas o populares....o hacerse notar o presumir.

Veis, mis apreciados lectores, ¿adónde quiero ir a parar?

Si eres una persona medianamente inteligente, no necesitas mucho más para saber dónde están las víctimas perfectas, ya sea para que se enamoren de ti, para fines parasitarios o simplemente, por la emoción de engañarlos y utilizarlos.

El Psicópata tiene un campo para cazar mucho más amplio hoy día, añadido a ello, su gran capacidad de simulación, es la persona perfecta para engañar a incautos, empresas, etc...

Por cierto, los Pedófilos también utilizan este medio para sus contactos, chantajes y demás operaciones previas a su repugnante vicio.

Y no solo el Psicópata es el peligro....hay personas desequilibradas patológicamente que pueden acosar, vigilar, acechar y seguir de forma obsesiva y hacer de la vida de otra persona un infierno de complicada solución. Esto le sucede a menudo a personajes famosos.

Pensemos también en el Cyberstalking y el CyberBullying...o usando nuestra lengua, el Acoso online, ya sea en la escuela como por parte de un acechador adulto.


¿Cuál es la defensa ante este peligro de ser elegido por una persona con intenciones oscuras?

No voy a dar muchos detalles, porque para empezar a la gente le gusta hacerse el listo (alimentar su narcisismo en público)...y después hacerse el tonto (alimentar su papel de pobre víctima).

Baste dar unas pistas:.

-Utilice el sentido común, es responsabilidad de cada uno, cuánta información personal se comparte en la red.
-Desconfíe de halagos de desconocidos.
-Sea consciente de que todos queremos mostrar la mejor cara ante los demás..pero normalmente, no mostramos la peor.
-No crea en coincidencias maravillosas y en enamoramientos y afinidades perfectas.
-Sepa cuándo hay que cortar comunicación de forma abrupta, radical e irreversible.
-Sea consciente de la posibilidad de que un sujeto en concreto sea una "identidad falsa" virtual, en el cara a cara, intente comprobar la veracidad de lo que conoce.
-Se consecuente y adulto, si una persona envía una foto desnuda, no puede quejarse después si es chantajeada por ello, dejando de lado consideraciones legales, la única forma de desactivar esto es no darle más importancia (por mucha vergüenza que provoque) o no haberla enviado para comenzar...al fin y al cabo, lo que se muestra es algo que has hecho.
-Por mucho que alguien intente arruinar tu reputación online, es solo la opinión de un idiota que no tiene porque afectarte, mucho menos cuando son mentiras...

miércoles, 3 de febrero de 2016

LA PSICOPATÍA COTIDIANA PASA DESAPERCIBIDA ANTE LA MAYORÍA

Por Daniel Pérez.

No sólo,  como opinan muchas personas que hablan de este tema, los Psicópatas “imitan” muy bien al resto de gente, mostrándose como personas serias, responsables y honestas ante el ojo público, en mi experiencia, el proceso también funciona al revés .
Voy a explicarlo como siempre, con palabras sencillas.

Como repito decenas de veces en mi blog, la Psicopatía no es una anormalidad, es solo una palabra para definir a un grupo de personas que están en un extremo del espectro humano, o sea, trazando una línea desde las “buenas personas” hacia las “malas personas”, todo lo que queda desde la mitad hacia la parte “mala” es una zona de Psicopatía, que va desde muy leve o moderada hasta grave y viciosa.

¿Adónde quiero ir a parar con esto?
Muchas actitudes que el Psicópata muestra y que dejan ver su verdadera cara, son actitudes normales para la sociedad. Actitudes ridículas que además promueven las series de TV y la cultura popular.
Por ejemplo:
1. Cometer pequeños fraudes e incumplir promesas es bastante habitual, tanto en las interacciones personales como laborales, es justificable porque los Poderosos roban más
2. El hombre que realiza pequeñas trampas para destacar en el mundo laboral y empresarial, desde hace tiempo se llama “competitivo”…el mundo es de los “listos”
3. La mujer que siempre se está quejando, culpando a su marido e insatisfecha, ahora es una “pobre mujer oprimida”
4. Los hombres están metidos en un mundo en el que destaca la persona más agresiva, el narcisismo es sinónimo de triunfo en la vida y atractivo para las mujeres 
5. Las mujeres están metidas en un mundo de superficialidad, infantilismo y adicción a la sexualidad, si no tienen aventuras, viajes, compras, sexo y seguidores en Facebook,  la están fastidiando la vida, la están llevando a la depresión!
6. Hombres y mujeres están acostumbrados a mirar a otro lado ante el sufrimiento ajeno, al fin y al cabo pueden auto justificarse, “yo no puedo hacer nada”,...de hecho, estamos tan insensibilizados por las imágenes violentas que nos muestran a diario los medios de comunicación, que preferimos que no nos compliquen la vida.
7. Casi todas las personas usan, en mayor o menor medida, las tácticas típicas del Psicópata o Sociópata, tales como; quejarte, hacerte la víctima, criticar a los demás por la espalda, malmeter, mentir, acusar a otros de nuestra incapacidad y fracasos, seducir para conseguir favores, etc…etc…
Siendo así las cosas, ¿qué nos diferencia de ellos?
A estas alturas, ya lo sabéis, nos diferencia el grado, la intensidad de nuestros defectos de carácter.
Por eso, el Psicópata integrado o leve, pasa desapercibido, por un lado es un camaleón, adaptándose bien al entorno según le conviene. Por otro lado, nosotros no somos capaces de ver (al menos, la mayoría de gente, la gente medio-honesta, los que nunca han conocido de cerca al Psicópata), nada en sus actitudes que no tenga cierta lógica, que sea extraño.

Cuando conoces al Psicópata, todo, sin querer sonar paranoico o alarmista, todo es un signo de aviso, por ejemplo:

-Puedes ver a la hija del vecino y observar claramente lo manipuladora y superficial que es…pero sus padres parece que no se dan cuenta o prefieren no verlo.
-Puedes observar a una pareja tomado algo en un bar y mientras observas oculto en el anonimato , la conversación y el lenguaje corporal, te das cuenta de que la mujer es una bruja que solo siente desprecio por su pareja…pero de nuevo, el otro no quiere verlo.
-Puedes observar la falsedad de una persona mientras finge que se preocupa por alguien, pero tú, como espectador neutral, sabes que no hay interés real por el bienestar del otro sino otros motivos, ya sean estratégicos o monetarios.
-Puedes ver, como tercera persona ajena al centro de la acción, como esa persona tan simpática es incapaz de sentir afecto o consideración por nadie, pero si tiene objetivos que requieren dar otra imagen.
-Puedes ver como tu amigo “seductor en serie”, no tiene ningún escrúpulo, ni en hacer daño a una mujer, ni seducir a la mujer de su mejor amigo…todo en nombre de los “sentimientos”.
-Ves claro como el agua, como ciertas personas son capaces de ser atroces y  cometer crímenes e injusticias, porque tú sabes que pueden hacerlo sin el menor remordimiento. 
-Ves como algunos se erigen como líderes antisistema o líderes espirituales, activistas, etc…pero su única meta es ser adorados en su megalomanía por el resto de borregos.
-Ves como algunas personas adoran a sus ídolos, harían cualquier cosa por estar con ellos, por ser famosos y vivir del cuento, incluido agredir a sus admirados referentes. 
-Mira las noticias y la TV,  los Psicópatas abundan en las primeras y adoran los programas sensacionalistas y los Reality Shows.
-Observa las declaraciones y las actitudes algunos empresarios,  políticos, artistas y deportistas…verás al psicópata integrado con suerte…y verás que es un referente, un héroe para muchos.

Podríamos decir que es una Psicopatía muy común, habitual, frecuente y de “baja intensidad” (que puede volverse grave de repente, pues ante circunstancias especiales o propicias, el Psicópata adaptado puede cometer cualquier tipo de crimen abominable)….una Psicopatía que si la conoces, se muestra ante tus ojos cada semana en todo su aspecto tragicómico, infantil y ridículo...y muy normal y anodino.

miércoles, 30 de diciembre de 2015

Una teoría sobre cómo ve el mundo el psicópata


Por Daniel Pérez 

Nadie que no sea un psicópata puede saber qué pasa realmente en su mente, en su mundo interior e íntimo.

Eso está claro, siendo así, cómo me atrevo a lanzar mi hipótesis sobre cómo ve el mundo el psicópata?

Ciertamente, mi visión se basa en los actos del psicópata  (que es lo único que podemos percibir desde fuera). Pero los actos, siempre tienen un origen, unas intenciones basadas en actitudes. Para que se entienda, ni tú ni yo ni nadie hacemos las cosas porque si, si no que las hacemos por algo. Primero está en la mente, luego se manifiesta en el mundo exterior.

No pretendo saber todo lo que piensan, de hecho, uno supuesto psicópata me escribió diciéndome algo así como: "sabes lo básico sobre nosotros pero te falta lo esencial, si quieres yo puedo explicártelo, pero date prisa, porque enseguida pierdo el interés"....como su tono me pareció demasiado exigente, le respondí con desgana....nunca más supe de él.

Quizá fue una oportunidad perdida, o tal vez, solo hubiera perdido el tiempo con un montón de palabrería y autobombo.

No importa, porque en lo práctico, sé lo que hay que saber del psicópata en su relación con los demás, lo sé a partir de mi análisis  de sus actos.

1. La Psicopatía se manifiesta en las relaciones sociales, en otras palabras, sin interacción social, no hay Psicópata 

2. El Psicópata, según se dice, no tiene vínculos afectivos profundos con nadie. Así es. Pero si tiene vínculos superficiales. Por tanto, es difícil decir si es introvertido o no. Mi experiencia es que el psicópata está ensimismado, absorto en sí mismo en ocasiones, pero su mundo interior debe ser tan árido, tan vacío, que necesita imperiosamente relacionarse con otros, necesita acción y reacción  ya sea positiva o negativa

3. El Psicópata es normalmente extrovertido, socialmente hábil. De hecho, la ironía es que a pesar de no tener vínculos estrechos con nadie, ni tampoco necesitarlo ...si que necesita a otras personas para que formen parte de la película de su vida de la que él es el único protagonista principal.

4. El Psicópata sufre un aburrimiento persistente cuando no hay acción en su vida....y en su vida no hay acción,  si no percibe la reacción que suscita en otros.

Ideas para prevenir el aumento de sociópatas y psicópatas


Por Daniel Pérez 

En este tema, a la hora observar un fenómeno tan delicado como controvertido y universal, no hay soluciones fáciles.

Para comenzar, hay disparidad de opiniones, para algunos,  la psicopatía no existe, es solo un concepto moralista. Para otros, estas personas tienen carencias, además de "fallos" neurológicos de serie, otros opinan que solo son el fruto de estilos de crianza defectuosos o del ambiente....en fin, todavía hay gente discutiendo si se trata de mala semilla, malos padres o ambos?

Yo creo, y no soy el único, que el psicópata y el sociópata no tienen fallo alguno, no padecen ninguna psicopatología y además, no siempre provienen de ambientes desfavorecidos, hostiles o familias incompetentes.

Estas personas son normales, lo que no significa que no puedan tener un sistema nervioso hipo reactivo,  poco sensible a estímulos aversivos o un procesamiento de la información extraño (hay que tener en cuenta que otras personas tienen un temperamento duro y no llegan a convertirse en psicópatas, al igual que hay gente que procesa la información emocional de forma distinta y no por ello despliega otros rasgos característicos de la psicopatía).

Lo mismo ocurre con los factores ambientales adversos, la mayoría de niños maltratados no son psicópatas cuando se hacen adultos, tampoco crecer en un ambiente marginal y criminógeno, aunque influya, convierte necesariamente al sujeto en un sociópata.

El psicópata es el resultado de un temperamento duro, una crianza mediocre y un estilo de moverse por el mundo que refleja su propia psicología, del aprendizaje de unos valores desviados y egocéntricos...todo ello junto, o sea, el resultado de múltiples factores.

Entonces, cuáles son mis ideas para reducir el número y el impacto de esta gente tan conflictiva?

No hay soluciones fáciles, pero ahí va:

1. Información.
Cuanta más gente conozca este tema y mayor sea la información veraz, más cerca de reducir el impacto nocivo.

2. Detección precoz.
No hay tratamiento para ellos, porque tratar una supuesta enfermedad que no existe, no tiene sentido. Sin embargo, sabemos que está gente no cambia de la noche a la mañana, su forma de ser ya da muestras de alarma en la niñez y en la adolescencia (por cierto, muchos adolescentes tienen comportamientos típicos de la psicopatía pero eso no significa que acaben siendo psicópatas)

3. Orientación a los padres.
Hay personas, por mal que suene esto, que no deberían ser padres. Como esto es difícil de controlar, sería bueno orientar a los padres sobre cómo educar a sus hijos, con la disciplina y el afecto necesarios y justos

4. Formación específica para profesionales.
La mayoría de psicólogos, pedagogos, etc...no están preparados para detectar y tratar con esta gente, se requiere una metodología y mucha información y sangre fría para ello

5. Educación 
El modelo educativo debería promover valores positivos como el compañerismo, compasión, esfuerzo y otros valores prosociales, en detrimento de la competición y el individualismo.
De igual forma, se debería educar de forma personalizada al niño, para entendernos, hay niños que son guerreros, otros son poetas, otros, artesanos (parafraseando a mi sabio amigo José Olivés Puig)

6. Medios de comunicación y cultura popular.
Sin duda, la imagen de éxito promovida hoy día por la tv, cine, redes sociales, etc...no ayuda mucho a ver a los demás como seres con derechos, en lugar de consideración, lo que las personas ven es superficialidad, búsqueda a toda costa de placer y diversión, narcisismo y egocentrismo, la ley del más fuerte, el valor de las apariencias y desprecio por lo espiritual en favor de posesiones materiales efímeras.